domingo, 23 de noviembre de 2014

Corpus



Alguien dice: el fuego hace sudar al que lo cuida. Por una asociación que aún no descifro, imagino la escena de una fogata en la playa y el lomo reluciente de un caballo de ébano que se confunde con la noche.

Pienso en el fuego, pienso en caballos y en mi cuerpo, aterido, débil. ¿No supe cuidar el fuego? Permití que se apagara o fue tan intenso que arrebató mi carne y solo dejó un esqueleto combusto, cubierto por lonjas de piel, como desgarrones de un vestido viejo.

Los músculos y los huesos duelen, siempre me duelen, hablan por lo que callo. No saben de palabras, se expresan en los latidos irregulares, acelerados; en los espasmos; en las diminutas contracciones repentinas. Gritan en las punzadas que me hacen apretar los dientes o los puños para no mostrar cobardía.

Pienso en el cuerpo y pienso en caballos salvajes que galopan en el ocaso. Las crines son cimitarras tajeando el carmín del aire. Las colas azotan las ancas, redondas, vibrantes, como si ellos mismos se fustigaran para correr más rápido y ganarle al sol, antes de que su lámpara roja se oculte en el horizonte. 

Los belfos les trepidan y veo sus siluetas contra la luna de cera, que emerge dúctil, morosa, en oposición al sol. El cuerpo es hostia profana o pan desacralizado y preferí remontarme con los pájaros almáticos.

Me doy cuenta de que se ha callado, no duele, como si no existiera. ¿Será así la muerte, un analgésico eterno?

Mis párpados se cierran, la fogata se extingue, los caballos se apartan del agua que les absorbe su vigor. El sueño llega.


©  Mirella S.   — 2014 —


El blog cumple dos años, que fueron muy enriquecedores para mí.
Agradezco a todos los que pasaron por el nido, a los que siguen viniendo,  
a los que me leen en silencio.
Un abrazo para todos.


Imágenes sacadas de la Web



54 comentarios:

  1. Caballos al galope bajo una luna siempre generosa, entre hogueras y delirios. Gotas de sudor de la vida que se deslizan por el cuerpo bajo ese agua, que como rocío, cada mañana, y tras la noche y sus tormentos nos ofrece una serenidad en los huesos, y en el alma. Sentí empatía una vez con este texto tuyo.
    Los caballos, la luna, las hogueras y el mar... y los huesos en un cuerpo que a veces ya ni responde ante los latidos de su propia voz.

    Felicidades por estos dos años, Bella dama.
    Leerte ya es una fiesta para mí.
    Y besos, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelo estar demasiado conforme con lo que escribo, pero con este relato lo estuve... no sé bien porqué, pero al intentar corregirlo, como hago siempre cuando termino un texto, salvo unas comas y un punto y aparte, quedó tal cual.
      Gracias por los saludos de cumpleaños del blog, me parece mentira que ya hayan pasado dos años. Fue un placer encontrarte en este mundo bloguero.
      Abrazo fuerte, linda Zarza Eva.

      Eliminar
  2. feliz cumpleblog Mirella!!! que sean muchos y tan fructíferos como lo han sido estos dos que celebras

    un relato onírico, los caballos con su fuerza, potencia , velocidad y sinónimo de libertad
    un vuelo casi , un estrepitoso viaje al más allá, donde los huesos pavimentan el camino
    al alma liberada

    abrazos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estuve fijando que tengo unas 145 entradas publicadas, que para mí es mucho, teniendo en cuenta que soy lenta para escribir y corrijo mucho.
      Contenta de que te haya gustado el texto de esta semana y lamento no poder visitarte con frecuencia, porque son tiempos complicados para mí y trato de leerlos a todos como puedo.
      Un gran abrazo, Elisa.

      Eliminar
  3. Y es que cabalgar en tus letras es un inmenso placer. Felicidades dobles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Oscar, es un gusto saber que disfrutás con mis letras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias, linda, por la visita y el saludo.
      Besos.

      Eliminar
  5. Dos años de lujo para los que te leemos.
    Gracias Mirella.
    Y que sean muchísimos más.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Xavi, por pasar siempre por el nido y dejar tu huella.
      Abracísimo.

      Eliminar
  6. Siempre el sueño llega. Muy bueno como siempre Mire.
    Feliz aniversario de tu blog.
    Saca una botella de vino y brinda, que lo merece.

    Abrazote y beeeeso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte el sueño, cuando llega, es muy reparador... especialmente con unas copas de más... jajaja... estuve brindando y me tomé también la tuya, Gildo.
      Muchas gracias por tu amistad.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  7. El fuego es difícil de mantener pero tú has sabido mantenerlo en estos dos años , te felicito a ti y al blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que me decís, Tracy, es siempre un placer tenerte por estas latitudes.
      Un besazo y gracias.

      Eliminar
  8. Felicidades por el blog, felicidades por esa forma especial de expresar tus sentimientos y felicidades por ese pájaro que son las palabras que escribes con tu mano. FELICIDADES Mirella y GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, querida Angelines, fue un gusto conocerte y seguirte en tu hermosa tierra y un placer que pases por el nido.
      Un enorme abrazo.

      Eliminar
  9. Feliz aniversario del blog, Mirella, que durante mucho tiempo más nos lleves a cabalgar con esos bellos caballos hacia los sueños. Gran relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Alfredo, lo seguiré haciendo mientras tenga palabras que enviar a los cuatro vientos.
      Un gusto haberte conocido y seguiremos leyéndonos.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  10. Los caballos, el fuego, la playa y el ocaso del día, el balance de pasiones vividas o perdidas; el ocaso: la trampa de la que nadie puede zafar... o quizás sí con las armas del arte; en este momento recuerdo a Picasso, un gladiador, zafó, su obra vive por él, como tantos otros artistas!!
    Me gustó lo leído pero me deja mustio.
    Otra cosa: cambiaste la imagen alegre de cabecera por una con fondo negro, luctuoso, da una impresión de clima con bajón melanco ¿Es así?
    Esta vez hubo crítica, para que no digas que siempre te elogio!!
    Bacio, querida MIR!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había olvidado felicitarte por el cumple del blog: ¡FELICITACIONES, MIR, GRATOS FUERON LOS MOMENTOS DE LECTURAS QUE PASÉ EN ESTE SITIO!!!

      Eliminar
    2. ¿Por qué mustio? En general no escribo textos alegres, este no me parece de los más oscuros.
      Me cansé del header colorido, que en realidad nunca me gustó demasiado. El actual va más acordo con mi estado de ánimo de los últimos tiempos.
      Gracias, Edu, por estar siempre y me alegra que lo pasaras bien con la lectura de mis textos.
      Abrazo.

      Eliminar

  11. Me seduce la muerte como analgésico eterno. Yo defino la vida como un instante entre dos nadas. Tendré que añadir ese componente analgésico pero... va a ser que no se puede.

    · un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría bueno que fuera así, ¿verdad, Bolo? Pero sigue siendo un misterio del que sólo podemos hacer conjeturas...
      Gracias, con un abrazo.

      Eliminar
  12. Bella Mirella.Me gustó tu disertación con el fuego.
    Pero el premio se lo lleva tu gratitud a quienes te leemos en silencio.
    Y no digo que no haya quien te lea a gritos.
    Soy un simplón perdona, pero me trajo risa el humor involuntario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mantené siempre tu humor, Carlos, prolonga la vida y alegra los días.
      No sos tan silencioso, de tanto en tanto asomás la cabeza por el nido y dejas el alpiste de tus palabras... Yo, muy agradecida y no olvides que este sitio está regido por la libertad, pasá cuando quieras y lo sientas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. No sabes cuánto te agradezco que pasases un día por mi isla y que de tu paso por ella, pudiese venir a conocerte y leer tus letras tan magistrales.
    Muchos años más deseo a tu blog un poco de manera egoísta, para así poder seguir introduciéndome en tus fantásticos relatos.
    Aquí, en éste, me has dejado a medio galopar entre brasas...como si ese vencer de los párpados, ese crujir del cuerpo como despidiéndose en la arena de su playa, hubiese traspasado la pantalla...
    Genial como siempre, Mirella.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me doy cuenta de que ha sido un gusto mutuo, Marinel. Seguramente fue una intuición, ya no suelo seguir otros blogs, porque después no me alcanza el tiempo para visitarlos, leer y comentar. Y en eso soy estricta, qué sentido tiene ponerse de seguidor y nunca dejar un comentario.
      Me alegro que te guste lo que encontrás en este espacio y mientras tenga cosas para decir, seguiré por aquí.
      Un beso enorme y buena semana.

      Eliminar
  14. Una historia que duele, es real, el cuerpo duela por las palabras no dichas, por las broncas tragadas, por ser cobarde.

    Me situé en esa playa, la imaginé en Gesell con sus fogatas, sus caballos recorriendo la playa y la protagonista respirando ese último aroma a sal. Bello y muy real.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me ocurrió Gesell, imaginé una playa anónima, vacía. Fue como si el mar, la fogatra y los caballos me dictaran cada palabra.
      Muchas gracias, Mariarosa, con un abrazo.

      Eliminar
  15. Feliz aniversario de blog, querida amiga! Como ya te he dicho, el placer ha sido mío de encontrarte. El fuego, ya veo, no se extingue...lo llevás con vos. Abraccio e bacio!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gusto correspondido, Patzy, también me alegro. Esperemos que el fuego de la escritura se mantenga siempre latente, habrá que alimentarlo con el combustible del entusiasmo.
      Gracias y muchos besos.

      Eliminar
  16. Tus escritos son como esos bellos caballos salvajes y libres que nadie los puede someter. Felicidades Mirella por estos dos años y que cumplas muchos, muchísimos más.

    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te estoy muy agradecida, Rafa, por estos dos años en los que no faltaste nunca, sólo por fuerza mayor. Sos de los primeros que me dejó comentarios, siempre dejando una sonrisa.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  17. El fuego debe ser alimentado continuamente, pero llegara un momento en el que levantaremos las manos para secarnos el sudor del alma y mirar alrededor y darnos cuenta de la desvastacion de nuestra realidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chaly, hoy te viniste filósofo y poeta... Te agradezco mucho que siempre te des una vuelta por el nido.
      Besos.

      Eliminar
  18. Cualquiera sabe Mirella. La muerte... ese umbral tan desconocido como temido. El caso que al no tener certeza de nada tu visión equina puede ser tan veraz como otra hipótesis cualquiera. De echo me encanta por su originalidad.
    FELICIDADES por tu segundo aniversario. Solo espero muchooooooos mas.

    Mil besos amiga!!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el gran enigma y hay que tomarlo así, a veces se necesita encontrarle una respuesta y acudimos a metáforas.
      Gracias, Nieves, por estar siempre.
      Un abrazote enorme.

      Eliminar
  19. Mantener la llama de un fuego dos años no es tarea fácil....tu lo conseguiste .

    Un abrazo y felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo momentos en los que me costó, pero cuando algo se hace con pasión, basta una chispa para volver a encender el fuego.
      Gracias, Esme, con un fuerte abrazo.

      Eliminar
  20. Todo éxito requiere de algún tipo de esfuerzo, de otro modo no tiene el mismo sabor...

    Felicitaciones por los dos años.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita, el comentario muy cierto, y los saludos.
      Un abrazo, José.

      Eliminar
  21. Y es como si uno, a veces, estuviese muerto antes de tiempo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay momentos en que no se siente nada y parece un adelanto de la muerte, pero después la sangre vuelve a circular.
      Gracias, Darío, un abrazo grandote.

      Eliminar
  22. En Demasiado jóvenes para morir 2 el personaje de Lou Diamond Phillips, antes de caer muerto, ve galopar a un caballo, blanco si mal no recuerdo. A esa escena me llevó tu escrito. Una bella imagen la que nos relatás para que el sueño llegue.
    ¡Feliz cumpleblogg!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vi esa peli, Raúl, aunque me encanta ese actor. Hay imágenes que a mí también me quedan grabadas.
      Gracias por los buenos deseos y muy contenta de que te vayas satisfecho.
      Abrazo.

      Eliminar
  23. Enhorabuena por tu blog, feliz aniversario, lo mereces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y los saludos, Amapola.
      Besos.

      Eliminar
  24. FAAAAAAAAAAAAAAAA Mirellísima, esta vez estás alquímica, en la perfecta fusión de poesía y prosa. Cómo me ha gustado verte escribir así, no puedo ponerte media pega ni buscándola a conciencia. (ríome).

    Preciosa también la nueva cabecera del blog. Esa foto también me enamoró a mí en su día y es perfecta para ti y tu sínodo de pájaros en el aire.

    Dos años ya de blog... cómo pasa el tiempo y qué buenos ratos he pasado aquí viéndote crecer día a día.

    Muchas felicidades, querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un placer conocerte y muchas gracias por la ayuda que siempre me diste, desde el corazón.
      Un abracísimo, Morg.

      Eliminar
  25. Primera vez que paso por tu blog y se me hace difícil opinar sobre esta entrada. Enrevesada, hábil y desbordante a la vez, que requiere de varias lecturas para captar todo su contenido. Me ha encantado. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alex, bienvenido.
      Debutaste en mi blog con un texto bastante hermético, que remite mucho a estados interiores.
      Pero también escribo historias de todo tipo, así que cuando gustes podés encontrar alguna lectura menos compleja.
      Agradezco mucho tu visita y el comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  26. El día que yo me anime a escribir prosa poética, me gustaría escribir, aunque sea, con una mínima proporción de la calidad y llegada de tus letras, Mirella.
    Muy, muy bueno.
    ¡Feliz cumpleaños! Como siempre, un gran gusto pasar por aquí.
    Saludos :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te animarás, Juanito, a mí también me costó bastante hacerlo. Sale más fácil cuando uno se conecta con la parte emocional y deja el intelecto para la corrección posterior.
      Gracias por todos los comentarios que me dejaste. Parece que este domingo caluroso te viniste a instalar en el nido y me alegro mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar