jueves, 27 de diciembre de 2012

Primera vez


                          

   Fue en un cuarto anónimo,
igual a tantos otros,
tu primera vez.
Tenías quince, veinte le dijiste,
y él te creyó:
alta, el desparpajo de una emperatriz,
te ostentaba como un trofeo.
Con ese amor de los quince,
lo mirabas y suspirabas,
él te calentó despacio
en esa tarde sin tiempo.
A la hora de los gatos bajo la luna
te arrastró al refugio
de encuentros clandestinos,
de sexo por hora
o de los solitarios
en su incesante búsqueda
de muerte y resurrección,
de resurrección y muerte.
La cama era generosa,
pensaste en cuántas células muertas y ADN
habría cobijado; también la tuya:
algún cabello cobrizo, escamas de piel;
gotas de sangre,
indicaron tu paso de adolescente
que simula ser mujer,
y algo ambiguo,
un pálido estupor
no te impidió que una lágrima,
sólo una, se derrame.
Y te olvidaste de mentir experiencia,
tu cuerpo se enfrió de golpe,
miedo y desilusión: ¿era apenas esto?
Él hundió la cara en tu cuello,
con mugidos de vaca satisfecha,
cayó boca arriba, no te tomó la mano,
se durmió enseguida.
Conociste el gusto de la manzana venenosa,
lo guardaste en la saliva,
en las encías,
en las papilas de la lengua,
               el sabor a decepción de lo prematuro.                  



©  Mirella S.   — 2011 —




La noche circular,
un río que en sí mismo desemboca.
Aquí los juegos,
simulacro y liturgia,
todo siendo y no siendo.


       Julio Cortázar

                                            

29 comentarios:

  1. Poema bien logrado con inicio, desarrollo y final. Dolor y poesía.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lapis, en realidad soy más narradora que poeta y siempre mantengo la estructura de un relato.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Gracias Mucha-cha porteña! Te visité y también me gustó leerte.
      Saludos

      Eliminar
  3. Al fin el feliz parto.
    Desgarradora descripción del paso de niña a mujer, con unas logradas metáforas:"...el desparpajo de una emperatriz"; "Conociste el gusto de la manzana venenosa", etc, y la técnica de un relato (inicio, nudo y desenlace), hacen de él un perfecto poema para ser cantado. No puede ser más real y trágico.
    Enhorabuena, Mirella, y sabes que espero aún el que tienes en el tintero.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Manuel, el tintero ha quedado vacío! Este era el texto que trabajaba incansablemente, hasta que me decidí y lo lancé antes de que me arrepintiera.
    Igualmente hay unas cositas en el "horno, cocinándose". No puedo estar sin escribir.
    Mantenete atento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Has expresado a la perfección todo ese trance que pasáis la mujeres " de niña a mujer", como dice esa canción de Julio Iglesias. Muy bien relatado y algo agridulce como suele suceder.

    Besos Mirella y gracias por pasarte por mi espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafa, es un trance complejo por un montón de cuestiones, pero en el que también está involucrado el "partenaire", que a veces no acompaña y se limita a lo suyo, como en el caso de este relato-poema.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Excelente poema como todo lo que escribes.
    Es un paso que a veces suele decepcionar a algunas mujeres, si no han elegido a alguien especial en un tiempo especial, justo y esperado.

    Un besito
    Feliz año!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, coincido, el momento y la persona son fundamentales para esta etapa de iniciación para la mujer.
      Gracias por venir siempre a visitarme.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Mirella Fabuloso poema que describe la transformación de niña a mujer gracias por su visita y su comentario.

    Feliz año 2013
    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, José Ramón por pasar y dejarme tu opinión.
      Saludos y felicidades

      Eliminar
  8. La experiencia de esta joven ha sido un completo desastre, esos "mugidos de vaca satisfecha" para finalizar la descripción del amante. ¿Seguirá saliendo? ¿Se casará con él? Me ha gustado tu poema relato.

    Saludos Mirella

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Jaal! ¡Nooooo! Ni seguir saliendo, ni hacer un segundo intento y menos que menos casarse...!!!!
    Gracias por leerme, un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho. Cómo en pocas líneas has sabido pasar del anhelo de la primera vez a la decepción, casi al dolor. Un Poema maravilloso Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Experimenté una sorpresa con la publicación de este poema, porque la poesía no es mi fuerte, pero veo que tuvo una buena aceptación y eso me estimula a seguir intentándolo.
      Muchos saludos y un feliz fin de año.

      Eliminar
  11. Nunca deja de admirarme la posibilidad de escribir un poema, pues yo soy un incapacitado para tan bella actividad. Me gustó, transmite ese algo que un hombre no podría describir.
    Te dejo un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me admiro ante la capacidad que tienen los poetas de transmitir emociones profundas. No soy poeta, me considero una narradora, pero un día dije ¿por qué no? y me largué a escribir un relato con la forma de un poema. Este fue el resultado, y por los comentarios, no salió tan mal.
      Si en alguna otra oportunidad te das una vuelta por aquí, me gustaría que leyeras uno de mis cuentos.
      Muchas gracias por la visita y felicidades.

      Eliminar
  12. me emocionas Mirella... un placer leerte ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marieta, el placer es mío por haber tenido la posibilidad de encontrarte en este inconmensurable mundo bloguero.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  13. El tren solo puede ir a la velocidad permitida. Un bello poema, como siempre un estilo incomparable.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos gracias por tus palabras siempre tan amables.
      Hay etapas que no se pueden quemar, sobre todo en edades tempranas, pueden dejar heridas que después hay que curar...
      ¡Mil felicidades!

      Eliminar
  14. Precioso poema a la ves que desgarrador, las primeras veces de casi todo suelen ser decepcionantes. Aunque lo normal es que lo guardemos en nuestra memoria con cariño y emisión.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Nieves, no siempre toda iniciación es catastrófica, pero a veces si se transita la experiencia con el compañero inadecuado, se torna más difícil ese paso tan importante.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  15. Un gran relato sobre esa primera vez, reflejo de tantas otras.
    Muy vívido y honesto.

    Recién me pude pasar por tu blog, tiene muy buena pinta.

    Seguiré al tanto.

    Un saludo y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
  16. ¡Gracias por pasar y por el comentario! Espero que pronto retomes la escritura y publiques algún microrrelato, para placer de quienes disfrutamos de ese género y te leemos.
    Aquí el nido está siempre disponible para cuando quieras volver...
    ¡Te deseo un excelente 2013!

    ResponderEliminar
  17. Gracias Darío, un tema delicado para la mujer, que veo fue bastante bien comprendido por los varones.
    Algún vez quisiera zafarme un poco (al estilo Darío, jaja!!!) y llamar a las cosas por su nombre, pero no me sale...
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar