jueves, 20 de diciembre de 2012

Los días

Fotografía de Albert Panin


Nunca escribí un diario ni compré un cuaderno que me indujera a volcar en su blancura emociones, actos cotidianos, mínimos o extraordinarios. Lo hice por primera vez aquel año, en uno encontrado en la oficina. Fue una escritura catártica, cada palabra rezumaba mi desconsuelo. Las páginas se cubrieron de letras, se salpicaron de exiguos globitos que, con su humedad, corrieron la tinta en una acuarela turbia. Un día lo abandoné en el banco de una plaza para que la intemperie lo destruyera o alguien se robara esas palabras.

*

Los domingos, cuando oscurece, caigo en algo que termina. Las cosas cambian de color, se cubren de una bruma que parece surgir de mis manos. Cuántos instantes desperdiciados en simulacros de caras contentas. 

*

Algunos días me envuelve el hálito de la nostalgia y me escabullo a la niñez, a los juegos en el recreo, a los claroscuros de mi madre: la boca adusta o su canto festivo.

En otros procedo como un robot; camino por las calles, tropiezo, me empujan, subo al tren, bajo en la estación habitual, doblo por la misma esquina, con mi corazón de lata a cuestas. 

Los mejores son aquellos cuando el amor por lo vivo me despierta, una mano amiga descansa en mi hombro, un niño me ofrece una sonrisa, un pájaro me roza con su ala.


©  Mirella S.   — 2012 —





No se puede escribir sin la fuerza del cuerpo.
Para abordar la escritura,
hay que ser más fuerte que uno mismo.

Marguerite Duras



43 comentarios:

  1. Respuestas
    1. En una nostalgia "positiva" se reviven recuerdos, sin quedar pegados a ellos.
      Te agradezco la visita y te deseo felicidades.

      Eliminar
  2. Es casi imposible escaparse a la nostalgia, porque la razón está siempre provista de recuerdos. Me ha gustado mucho tu relato porque deja sentir en él mucha melancolía y sobre todo nostalgia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, la melancolía es una emoción que me es bastante familiar y de la que no reniego y que viene de la mano de cierta introspección. Y la nostalgia, por suerte, me llega hasta cierto punto, porque también me gusta el presente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Mirella, las palabras no nos pertenecen, somos esclavos de ellas que nos utilizan para expresar lo que por sí mismas no pueden realizar, y se alían con la nostalgia y la alegría para hacernos creer que lo que escribimos es un reflejo de nuestro sentimiento, pero nada más alejado de la realidad.
    Días como el que describes dan cuerda a nuestro corazón y, aunque nos entristezcan, engrandecen nustros sentimientos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí y las palabras apenas pueden dar cuenta de la maraña de emociones que generalmente nos embargan. Pero no tenemos otro medio para transmitir vivencias y sentimientos y en un mismo días pasamos por la tristeza y la alegría, en toda su vasta gama.
      Cordiales saludos

      Eliminar
  4. Todo eso es lo que bulle en nuestro interior y nos hace cmbiantes a cada momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esa variedad de emociones es estar vivo.
      Gracias Tracy!!!

      Eliminar
  5. Siempre he pensado que el don de escribir es una especie de "Mediunnidad" que nos conecta con el subconciente colectivo y el universo,a partir de nuestro propio espíritu y mente individuales..Somos solo un canal para la Expresión de la Vida con todos sus matices....Brota a través de nosotros pero no es "nuestro",por eso nos sentimos identificados con las voces de los poetas y escritores de todos los tiempos,y a la vez cualquier ser humano sintiente puede identificarse con nuestra propia voz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo creo Ana, lo expresaste muy bien y sólo puedo agregar que a veces nos surgen ideas, imágenes que pensamos que no son nuestras, que no sabemos de dónde nos vienen.
      Gracias por el comentario, más que interesante.

      Eliminar
  6. Las cosas simples que nos hacen plenos. Y sin embargo, la razón, como lanza venenosa, eso que hurga en la herida...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así somos: un poco de miel y un poco de veneno (de eso vos sabés mucho ¿no?...jajaja!!!!)
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. el domingo siempre acaba... con el tiempo en familia, el descanso, la tranquilidad y en cierta forma la humanidad... el lunes empieza con el despertados y funcionamos como máquina!!!!
    pero siempre hay algo hermoso que nos devuelve y nos reconforta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pienso que esa sensación de los domingos por la tarde o ciertos recuerdos y nostalgias, son necesarios para disfrutar más los momentos bellos cuando se presentan.
      Abrazo desde el otro lado de la cordillera.

      Eliminar
  8. Al leerte he estado recordando todo el tiempo a mi amigo Javier, era y es un chico alegre y muy divertido pero cuando eramos jóvenes, en los veinti- tantos, los domingos por la tarde se ponía super triste, de echo con tono jocoso solíamos decir "estoy mas triste que Javier los Domingos por la tarde"

    Sin duda no hay nada mas reconfortante que el amor te despierte.

    Un beso Mirella :)

    ResponderEliminar
  9. Gracias Nieves!!! Qué forma cálida tenés de dcir las cosas. El domingo siempre me remitió a que lo bueno tiene un tiempo y que después hay que iniciar o reiniciarse (un lunes) en otro ciclo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. El día más feliz de la semana, para mí es el sábado, porque trabajando por la mañana, pienso que me queda la tarde y el domingo para disfrutar. Antes eran los viernes, pues por la tarde, pensaba en la noche y el finde de mambo. La jornada ahora más jodida (por cansancio) es el martes, ya que el lunes tengo tanto que resolver, que se me pasa volando. Años atrás me pasaba como a Garfield: odiaba la rutina del volver a empezar la semana, sin darme cuenta que comenzaba un día nuevo para trabajar y por ende, merecerme un descanso sabático y dominical.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y el comentario!!!
      Cada día tiene lo suyo, es bueno descubrirlo, inclusive dentro de la rutina siempre hay algo diferente,por mínimo que sea, que se puede rescatar.
      En una época disfrutaba mucho de los viernes por la tarde, pensando que el sábado podía dormir de más y a la noche salir. El tiempo vivido nos va modificando y está bien que así sea...
      Saludos y felicidades

      Eliminar
  11. Tus palabras me traen recuerdos de otras palabras, de otros momentos, tesoros de niña... Tu sensibilidad y tu forma de expresar me emocionan... Un verdadero placer conocer tu blog y a ti Mirella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marieta, nos seguiremos encontrando e intercambiando comentarios en este mundo tan especial y maravilloso de los bloggers, que acabo de descubrir.
      Abrazo

      Eliminar
  12. Que bella entrada!!! Cuanta sensibilidad en tus palabras. Me has hecho recordar mi infancia, y otros momentos vividos.

    Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en buena sintonía Marilyn, a vos te gustan mis textos y a mí los tuyos.
      Muchas felicidades y un fuerte abrazo

      Eliminar
  13. Hace tiempo escribí una aentrada en mi blog titulado "Tardes de domingo" y desgrané los sentimientos que me produce el dia.
    Ha sido un placer encontrarte un sábado por la tarde y dará igual el día para volver a leeerte porque ya estás entre mis blogs favoritos, con tu permiso sigo leyendo...
    saludos desde Tenerife y te dejo enlace para cuando gustes.
    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Gracias Gloria y bienvenida, espero que te sientas como en tu casa y des todas las vueltas que quieras.
    Ya estoy entrando en tu blog.
    Saludos y felicidades.

    ResponderEliminar
  15. Cuando mas vacía es la palabra mas hermosa.
    Que pases unas felices fiestas con alegría.
    Buen fin de semana,
    ¡Feliz Navidad!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo por la visita. Los textos cuanto más despojados, en muchos casos es mejor. A veces abusamos de las palabras, nos enroscamos en ellas, cuando puede prevalecer la sencillez.
      No siempre lo logro...
      Retribuyo tus saludos y buenos deseos. ¡Mil felicidades!
      Otro abrazo

      Eliminar
  16. Nada como el presente Mirella.

    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El presente es lo único cierto que tenemos, mientras el pasado nos guarda las espaldas y el futuro nos tiende la mano...
      ¡Felicidades con abrazo!

      Eliminar
  17. Como no sé si pasarás por mi blog, no quiero dejar pasar la ocasión para felicitarte las fiestas y animarte para que sigas escribiendo, veo que andas un poco "perezosa", así que manos a la obra.
    Lo dicho, Felices Fiestas Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en plena producción, acabo de publicar una nueva entrada y el "poema" va para antes de año nuevo.
      Manuel, muchos saludos.

      Eliminar
  18. Y hasta mi blog han volado tus palabras...
    que bien escribes. Me ha gustado mucho tu blog y si me permites te sigo.

    saludos
    carlos

    felices fiestas y un excelente nuevo año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido! Acabo de visitarte también, a través del blog de Manuel, y veo mucho material interesante para leer con más calma.
      Nos seguiremos leyendo y gracias por el comentario.
      ¡Saludos y muchas felicidades!

      Eliminar
  19. Hay días y días Mirella...Nuestro sentir y respuesta física y mental se adecuarán frente a: situaciones inesperadas, un beso inolvidable, un recuerdo siempre vivo, el sonido de un pájaro en la ventana, el estallido sonoro del agua en las rocas. Nuestro corazón entonces sabrá escoger a que emoción responder, si la gris nostalgia o la alegría de sentirnos vivos.
    Besitos y mis mejores deseos Navideños para ti.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Taty por la poesía que me regalas en tu comentario.
    Todo lo que nos pasa es importante, porque forma experiencia.
    ¡Un abrazo y mil felicidades!

    ResponderEliminar
  21. La nostalgia como excusa dominguera nos lleva a culpar al domingo… Me gusta mucho tu relato.
    Gracias por tu visita a mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por retribuir la visita y me alegra de el relato te haya gustado. La nostalgia es una emoción que está siempre presente en nuestras vidas y rescata recuerdos, nos conecta con cosas que fueron o no...
      Espero que nos sigamos encontrando.

      Eliminar
  22. Bueno, ya estoy aquí visitándote y me gusta lo que leo. Yo también esgrimo los pinceles a la vez que la pluma. Volveré por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar, y las puertas están abiertas.
      Muchos saludos y felicidades

      Eliminar
  23. Me encantó el relato "Los días" .Me transportó a épocas vividas, con sus alegrías sus sueños y
    sus frustraciones. Mirella, al leerlo me transformé en coautora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, Alicia, es una alegría para el que escribe que el lector sienta como propio lo propuesto en el texto.
      Gracias por pasar y un abrazo.

      Eliminar
  24. Elegí este relato para leer porque hoy es domingo, es un día gris, melancólico en el reloj porque falta poco para que termine y me gustó ese perfume de infancia que invadió tu nostalgia, como rebeldía a la tarde del domingo. Pasa como en los sueños, yo por ejemplo nunca me sueño con la edad actual, siempre soy joven, no sé si te pasa, es raro, el subconsciente me miente ¿Es piadoso? ¡Excelente tu poema, invita a la reflexión!!
    Bacio, MIR!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Perdón, Perdón!! Dije que hoy es domingo y no, es martes, cometí un error torpe, quizás porque el día es gris y está por terminar, terminé creyendo que era domingo!! Disculpas!!

      Eliminar
    2. Me gustan tus mensajes sorpresa en textos viejos, que fueron los primeros, casi.
      También me sueño joven, nunca me puse a pensar sobre ello, pero cuando aparecen conocidos en mis sueños, tampoco tienen la edad actual... Da para escribir algo al respecto, me diste la punta de una idea ¿no me cobrás derecho de autor, no, Edu?
      Debés ser el único que anda inspeccionando minuciosamente el blog y además deja comentarios.
      Te lo agradezco mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar