lunes, 3 de febrero de 2020

Encarcelada




Intento atrapar el infinito detrás de los barrotes, pero el azul es escaso, cubierto por nubarrones oscuros. La ciudad me confina entre sus muros bestiales.

La imagen refleja mi estado actual.

Este blog, que fue un rincón lleno de alas y trinos, se encuentra silencioso, melancólico. Todavía no me decido a soltarlo, aquí recibí mucho afecto, compañía y mi agradecimiento es enorme hacia todos los que pasaron -y pasan- dejándome sus cálidas palabras de estímulo.

Sin embargo, una voz interior me dice que se acabó, perdí el placer de escribir hace ya un tiempo. 

Me alejaré de a poco, porque me va a ser difícil. Fue mi nido, mi refugio, y como los pájaros, lo construí laboriosamente, con alegría. No quiero mantenerlo por obligación, a desgano. Cuando realmente sienta el impulso de publicar una foto, un texto, viejo o nuevo que surja espontáneo, no por la presión de mi autoexigencia, lo haré.

Mi espíritu y mi cuerpo están pasando malos momentos, necesito descansar. Más adelante los visitaré, nunca los voy a olvidar.

Gracias a todos y un abrazo inmenso, queridos amigos.


©  Mirella S.   (texto y fotos)  2020 




                  

58 comentarios:

  1. Ni se te ocurra, Mire.
    Que me planto en la Argentina, y te mando a los miles de pájaros que vuelan por este París hasta donde las gaviotas pernoctan hoy, de tan perdidas que andan transitando por Mares de un Sur sin cabeza.
    Blogger anda enfermo, es un hecho; y tu mirada, su definición y desgano, es la de muchos de nosotros ( no digo la mayoría, que sigue feliz, eufórica, pletórica, y como si la situación actual, les resbalase...) o - Dios me libre de juzgar a quien sea siguen y suman y p'alante!!

    Sin ti, sé que se me va un electron o el placton que me daba bien de comer...
    Leerte es un alimento.
    Nada qué ver con cuatro idioteces paridas ( en las que incluyo las mías, y te has dignado a leer... y te agradezco).

    No me dejes huérfana, de gente que como tú: escribe.
    Lo hace bien.
    Y además, se ha dignado, hasta a leerme.

    Un abrazo, Gran Mujer, y excelente escritora.

    Sabes dónde encontrarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Eva, mi Zarcita linda, esto es lo que me pasa desde hace un tiempo y no puedo evitarlo, lo estiré demasiado. No me gusta escribir por escribir, por eso dejo.
      Todo puede cambiar, lo que necesito en estos momentos es tomarme un descanso bloguero.
      Un enorme abrazo.

      Eliminar
  2. Pues a veces son etapas. Yo he estado, como tú, preguntándome el sentido de mantener abierto un blog si creí no tener nada que decir. Luego, un día, retomé, y con él sigo. Perdí lectores, por supuesto, pero como lo mantengo activo, he ido recuperando en parte a los lectores de otrora.

    Si decides seguir en él, con más o menos entradas, te seguiré leyendo gustosa. Pero no lo cierres, es mi opinión, porque en él guardas muchos post, que en parte, forman parte de tu vida. Un abrazo, amigo bloguero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me siento, que no tengo más nada que decir. El blog no lo voy a cerrar, quedará disponible, flotando por la web. Agradezco mucho tu comprensión y nos seguiremos encontrando cuando esté mejor.
      Gracias, Albada, un abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. Ahora que he encontrado estas pájaros, me quedo sin palabras cuando la escucho decirnos que nos dejará. No necesito repetir que tu escritura es poderosa. Puedes decirme que vendrán otros, pero no será lo mismo. Reconsidera tu decisión. ¡Cantan las bellas proporciones de un tango tan bien que será una pena extrañarte ahora!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, José Carlos, por dejar su opinión. En el blog hay casi 300 entradas, que puede leer cuando quiera. Esta decisión no es definitiva, no sé qué me pasará dentro de un mes, pero hoy es lo que siento.
      Un gusto haberlo conocido.
      Gracias y saludos.

      Eliminar
  4. Me sumo al pedido de que reconsideres esa idea de abandonar tu espacio.
    Un descanso podría ser, pero lo abandonés este espacio que fuiste construyendo con tus palabras.
    Puede ser para expresar estados de ánimo no tan propicios, para expresar la melancolía.

    Un abrazo emático y blogero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy una tana bastante dramática, Demi, además de que estoy agotada. Quizás lo expuse mal. Hoy tengo la absoluta necesidad de alejarme, lo debería haber hecho antes, pero la autoexigencia me mata.
      Muy agradecida por tu empatía.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. No importa lo que hagas ni a dónde vayas, mientras te mantengas fiel a ti misma serás feliz. O por lo menos estarás en paz. Te deseo lo mejor, Mirella. Y cuando vuelvas ya sabes dónde encontrarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este momento no sé si volveré al blog, pero sí que los visitaré, de eso estoy segura.
      Me alejo para sacarme cargas, en eso se ha convertido escribir para mí. Ya no me hace feliz, porque me obligo a hacerlo. Veremos si este alejamiento me sirve para que vuelvan las ganas.
      Muy agradecida por tus buenos deseos.
      Un abrazote, Julio.

      Eliminar
  6. Por mi parte, querida y admirada Mire, te ruego también que no abandones este nido, soy otro pájaro viajero y me encanta trinar en tu ventana.
    Si tengo que afilar mi pico para limar esos barrotes que lo están encarcelando todo, teniéndote de rehén de esa maldita apatía en la que naufragas, pues trataré de romperlos, para que la luz el viento y las estrellas vuelvan a acompañarte.
    Me encanta disfrutar de tu compañía, aunque tenga que conformarme que sea a miles de kilómetros. Tampoco ando yo para muchos trotes, pero las fuerzas que aún tengo quiero compartirlas con las tuyas.
    Escribe como quieras, sin puntos, sin comas, sin verbos discendi o discendis del todo, incluso escribe palabras que conjuren la tristeza o el desaliento, pero deja salir esa impotencia que te consume.
    Visita cuando puedas y si no puedes pues escribe únicamente, porque no se trata de compromisos ni prisas, escribe para quienes nos gusta leerte.
    Y ahora con el nudo en la garganta me toca despedirme...¡Ayyyy...qué difícil me lo pones!
    Me niego a despedirme, porque seguiré esperándote.
    Un beso o un abrazo inmenso, bueno lo que prefieras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enormemente agradecida por tus palabras tan afectuosas y cálidas. Estoy pasando un mal momento en varios órdenes de mi vida y la escritura se ha convertido en una frustración más.
      No es una despedida, Estrella, en algún momento los visitaré y en cuanto a escribir, será lo que deba ser. Hoy es no.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  7. Siempre hay que hacer lo que cuerpo y espíritu te pida. Un honor y placer leerte. Mujer de talento. Pero la prioridad es siempre el día a día. Te espera la calle, lejos de esos barrotes, y en lo que está fuera del alcance, te deseo lo mejor.

    Un beso muy fuerte y hasta el próximo vuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comprensión, Óscar. Hoy es esto... y mañana se verá por dónde me conduce la vida.
      Un afectuoso abrazo.

      Eliminar
  8. Venía contenta a leer otro de tus textos maravillosos y he recibido un jarro de agua fría, pero no desisto confío en que tomarás impulso y regresarás, a ratos, cuando te apetezca cuando se te ocurra cualquier cosa, cuando bajes once pisos y veas la calle, la gente la vida. Me he acostumbrado a ti, eres famosa entre mis amigos no blogueros , eres quien mejor escribe de todos. Descansa, o no, grita o canta. Yo volveré a tirar de ti. Un abrazo y lo que haga falta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es posible, Ester... nunca digas nunca, solo que hoy siento que se acabó, por lo menos la forma de manejarme con el blog, el querer leerlos a todos, publicar, contestar los comentarios, encontrar nuevas ideas...
      Hace más de diez años que no me tomo vacaciones, trabajo por mi cuenta y no he podido. Tengo cansancio atrasado, mental y físicamente estoy agotada.
      Gracias por tu fidelidad a lo largo de los años, sos de las pocas que quedan de la primera época y eso lo aprecio enormemente.
      Un abrazo con todo mi afecto.

      Eliminar
  9. Me entristece lo que cuentas y también lo entiendo. Y no tiene porque ser un cierre o una despedida. Tampoco debiera ser una obligación que te encarcele más. Escribir debe darnos alas, no cortárnoslas. Yo he estado años sin publicar (si acaso uno o dos textos al año) y me hizo volver con ganas.
    Descansa, toma aire y toma fuerzas, y deja este espacio abierto para cuando necesites o desees escribir y publicar. Es sólo una sugerencia, en ningún caso una orden (obviamente).
    Llevo pocos meses leyéndote y siempre lo he disfrutado. Tienes cosas que decir y es hermosa la forma en que las dices. No calles para siempre, por favor.

    Besos y un enorme abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nido queda abierto, nunca lo cerraría. Me alegra saber que te ha gustado lo que encontraste en este espacio. Ahora mis alas están enfermas y no logran levantar vuelo, el estrés, entre otras cosas me lo impide. Por eso necesito libertad y descanso, mucho descanso. Me gustaría volver a recuperar el entusiasmo de encontrar palabras e imágenes, alguna punta de historia. Ojalá vuelvan.
      Agradecidísima, Alís, con un abrazo grandote.

      Eliminar
  10. Mirella: deja el nido abierto, escribir no es una obligación, es una necesidad, pero te comprendo, me está sucediendo lo mismo, no encuentro temas ni palabras. Mis últimas publicaciones son cuentos de años atras.
    Trata de descansar, y recuperar fuerzas, seguramente sin la obligación, los temas vayan saliendo y sino vienen las musas, no importa, lo importante es que mejores y te sientas bien con tu cuerpo y tus ganas de salir adelante.
    Recibe un fuerte abrazo y mi cariño y admiración de siempre.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el nido quedará abierto y podrán visitarlo todos y las veces que quieran.
      Finalmente entendí que es momento de ocuparme de mis necesidades prioritarias: descansar cuerpo y mente.
      Un enorme gracias, junto con muchos besos, querida Mariarosa.


      Eliminar
  11. ¡Hola, Mirella! Bueno, ¿qué decir? Aunque me apena no leerte en una temporada entiendo y comparto plenamente lo que nos has compartido en el texto. Escribir no puede ser otra cosa que jugar y si el juego no nos divierte, hay que detenerse y esperar que poco a poco esa necesidad vuelva a emocionarnos y a hacer que un día sin escribir nos parezca un día perdido. Creo que todos, y yo en particular, hemos pasado por estos momentos y llegará el día en que subamos un texto como el que has escrito hoy. Redescubre lecturas, busca nuevos espacios narrativos, escribe "locuras" para ti sola... en fin, vuelve a ilusionarte y emocionarte con las letras para luego ilusionarnos y emocionarnos a tus lectores.
    Tienes el don de la palabra y seguro que pronto volveremos a disfrutar del mismo, pero cuando ello te haga feliz. Un fortísimo abrazo y un enorme agradecimiento por tus relatos, verdaderas lecciones narrativas que tantas veces me han dejado con la boca abierta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La agradecida soy yo, por tu cariñoso comentario y la posibilidad que me diste el año pasado con tus microrretos de elaborar algunos textos. Ahora ni eso podría, siento una saturación que nunca pensé experimentar con respecto a la escritura.
      Ya me guardé las galas del Tintero, para leerlas con tranquilidad. Armaste un grupo genial, David, te felicito.
      Un enorme abrazo.

      Eliminar
  12. Me agarras de sorpresa y a la vez, leyendo otros escritos y tus comentarios se podía intuir esa necesidad tomar descanso, de hacer un parón. Somos criaturas libres, como esos pájaros tan tuyos. Hay jaulas que son verdaderas prisiones del alma, esas que no tienen barrotes físicos, esas que nos impulsan a huir de aquello que nos quita el aire.
    Te echaré en falta, sin duda , me encanta no solo como escribes, si no como eres, tu manera tan natural, tan dulce , tan especial que arropa como un cobertor en días de frío y brisa fresca en las noches sofocantes
    Sí me dan a elegir elijo tu libertad, pues tus palabras perduran en esta bitácora,( siempre tengo algo pendiente tuyo por leer) y tu cariño en mi corazón
    No soy de despedidas, así que te digo hasta que la vida nos vuelva a encontrar en cualquier bonita esquina
    cuidate un mundo ; Mire!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las cosas que más me costaba en los últimos tiempos, además de la falta de ideas, era responder a los comentarios. Ya decidí que en el momento que regrese con alguna entrada, no lo haré más, como tantos otros blogueros. Una obligación menos.
      Yo también extrañaré esta actividad, pero no la quiero rutinaria ni como algo que me impongo.
      Ninguna despedida, María, que los visitaré dentro de mis posibilidades, es seguro.
      Mil gracias y un fuerte abrazo, guapa.

      Eliminar
  13. Hola, Mirella.
    Cuando empecé a escribir en mi blog -lo de escribir es una forma de hablar :)- recibí un consejo muy importante de un sabio profesor que llevaba ya tiempo dedicado a la tarea bloguera. Me dijo: "No olvides que el blog debe estar a tu servicio, no tú al servicio del blog". Bien, por eso comprendo perfectamente lo que sientes y como lo sientes. Sin duda, el no pasar por un buen momento personal tampoco ayuda a la tarea. Por eso te quiero desear lo mejor y que este descanso te venga bien para recuperar la ilusión. Mientras tanto y cuando te apetezca esperaré -y esperaremos- con gusto tus fotografías o lo que te apetezca publicar, quizás en redes sociales, que implica menos presión que un texto a publicar en tu hermoso blog. Gracias, mil gracias por las letras que nos has regalado y por supuesto quedo a la espera de tu regreso.
    Un cariñoso abrazo de tu fan más marciano ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, mi marciano favorito (creo que había una serie con ese título), gracias por tus consejos y buenos deseos. Interpretaste muy bien mi estado de ánimo, agravado por un calor sofocante que, además, yo sufro y detesto. La ciudad es un horno y no tengo la posibilidad de tomarme unos días fuera de ella.
      Espero que este descanso indispensable me haga recuperar el gusto por las palabras y las ideas, que parece volaron a otros continentes.
      Un inmenso abrazo, querido amigo.

      Eliminar
  14. ·.
    Haz lo que debes. Un blog nunca deberá atarte, en todo caso, darte alas. Si ha llegado el momento de bajar el ritmo, o de parar... hazlo.
    Si vuelves, te estaremos esperando. Si no encuentras el momento, siempre será una grato recuerdo. Tu paso no ha sido estéril. Los amigos, aunque sean virtuales, son para siempre.
    Un gran abrazo Mirella.

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comprensión, Alfonso. Ha sido una grata y emotiva sorpresa leer todos los comentarios y percibir tanto afecto. Hoy digo que tardaré un poco en volver, dentro de unas semanas no sé... De todas formas, cada tanto pasaré a ver tus hermosas fotos, con los agudos textos que las acompañan.
      Un gusto haberte encontrado en la web.
      Otro abrazo grandote.

      Eliminar
  15. Un fuerte abrazo.
    Si no hay ganas, que no haya nada.
    Mi deseo es que te recuperes de todo, descansar.
    Tenes otros contactos míos, de más está decirte que cualquier cosa que necesites me escribas.
    Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gustaba borrarme y nada más. El haber compartido lo que me pasa me hizo bien, recibí mucho afecto, que en momentos difíciles ayuda.
      Gracias por tu ofrecimiento, Dana. Sos una gran mina.
      Más besos.

      Eliminar
  16. Creo que una vez leí que solo hay una cosa más difícil que escribir,... y es dejar de hacerlo.
    Hasta siempre Mirella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me fue fácil escribir, soy demasiado exigente y ahora es doloroso no poder sentir los deseos de hacerlo.
      Gracias por acercarte, Toño.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  17. Me sumo a la petición de que no lo dejes (probando entre todos convencerte...) pero si al final, decides hacerlo... lo entenderé, aunque eso me produzca una cierta tristeza.
    Yo misma, vine y me fui, vine y me fui en muchas ocasiones...pero nunca lo cerré. Deposité demasiado tiempo y cariño en él, como para desperdiciarlo así.
    Ya vendrán tiempos mejores o tiempos en que no sea una obligación, sí un placer.
    Hablo por mi cuando digo que estaré esperando tu vuelta con ilusión porque leerte es siempre una gozada.
    Solo espero que estés bien y que no haya otra cosa que no quieras contar (entre líneas) y si fuese así, me gustaría que supieras que aquí estoy para lo que necesites.
    Un beso enorme con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos momentos siento que es un ciclo que se cerró. Empecé a escribir desde la infancia y en la adolescencia me dediqué a los cuentos infantiles. A los veinte y pico fui a un taller literario y produje bastantes relatos, pero después dejé de escribir por doce años y pensé que jamás volvería a retomar la escritura. Sin embargo lo hice nuevamente hace diez y a fines del 2012 abrí el blog. No lo voy a cerrar, eso sí es seguro.
      Agradezco de corazón tus afectuosas palabras, tu ofrecimiento, y sí, hay de por medio también problemas de salud.
      Un enorme abrazo, guapa.

      Eliminar
  18. Siempre vamos y venimos, escribir supone esfuerzo y mantener un blog vivo más aún, pero al final el gusanillo está ahí y tarde o temprano nos llama de nuevo. Tómate el tiempo que necesites Mirella, estaremos encantados de volver a leerte cuando lo consideres. Que todo vaya bien. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por acercarte y dejarme tus buenos deseos, Jorge. Espero que si descanso lo suficiente regresen las ganas.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  19. Hola hermosa Mirella, recién me lleno de gozo y emoción ver que habías publicado algo y me pase enseguida por aquí para disfrutar la lectura y oh sorpresa que tu publicación no es para decir aquí estoy y sigo adelante solo me tome un respiro un pequeño descanso si no para decirnos que te alejas :(
    No nos hagas eso por favor tu eres una excelente escritora que atrapa con las historias que relatas en verdad que se disfrutan mucho tus textos.
    ¿Sera que podrías dejar una entrada breve de como va tu día?
    y así dejarnos la suave brisa de un aleteo de pajarillos.

    Estaré pendiente esperando con anhelo tu regreso.

    Saludos y fuerte abrazo con mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, Euge, pero necesito tomar una largas vacaciones del blog, ya no escribo y lo más triste es que no tengo ganas de hacerlo. La idea es que este descanso me renueve el entusiasmo por encontrar temas para contar.
      Mis días son poco interesantes, no podría escribir nada atractivo sobre ellos. Es probable que publique de vez en cuando alguno de mis textos viejos para no dejar tan abandonado este espacio.
      Un enorme abrazo, linda, gracias por tu afectuoso comentario.

      Eliminar
  20. Hola Mirella. Te doy toda la razón. La vida nos inflige ya bastante obligaciones como para estar infligiendonos nosotros mismos más...y quizás cuando no lo sientas como una obligación las ganas de escribir volverán.
    Un muy fuerte abrazo amiga Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco la empatía y después de estas vacaciones de blog, que durarán lo que tengan que durar, veré cómo me siento.
      Un enorme abrazo, Eric.

      Eliminar
  21. Descansa. Parar viene bien a veces para volver. Un blog es para entretenernos, no para ser una atadura.
    Te echaramos de menos Mirella y aquí estaremos si decides volver. La amistad seguirá amiga.
    Te desso lo mejor.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este momento es prioritario para mí, vengo de un par de años difíciles y estoy muy estresada. Yo también los voy a extrañar, en cuanto me sienta mejor seguro que los visitaré, aunque siga sin publicar.
      Gracias por tu calidez, Laura.
      Abrazos.

      Eliminar
  22. Es bueno cuando el cuerpo y el espíritu lo pide, tomarse un respiro. Te vamos a extrañar, pero nos queda el recurso de volver al blog y releer tus textos, donde siempre encontraremos cosas nuevas. Así pasa con los buenos escritores. ¡Un abrazo de gol!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nido queda abierto para el que quiera pasar y entretenerse un rato. Hay mucho material acumulado a lo largo de más de siete años.
      Muchas gracias por tus buenos deseos, Osvaldo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  23. Mi querida Mire, pienso que quizá sientas alguna responsabilidad por publicar y que por eso consideras pertinente dar explicaciones. Creo que no tienes que hacerlo. Este espacio está para cuando a uno le den ganas, es un placer que nos damos. Y tiene la belleza de la interacción con gente muy linda que uno no se imaginaba encontrar.
    Te iba a decir que no lo cerraras, pero veo que no lo harás. Creo que tu nido, aunque deshabitado por su dueña será visitado por tus lectores asiduos y por nuevos que habrán llegado aquí de alguna forma.
    Y cuando te lleguen las letras, ya está. Sé que pasará cuando menos lo esperes.

    Te dejo un gran abrazo lleno de cariño. Y beeeesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento responsabilidad hacia los que me leen, algunos desde hace años. No me parece correcto desaparecer sin ningún aviso, ya ocurrió con otros blogueros y muchos se preocuparon por no saber más nada y se preguntaban unos a otros si alguien tenía noticias.
      No lo sentí como que estaba dando explicaciones, simplemente compartí lo que me pasa. La ausencia puede ser por un tiempo breve o por uno largo, no lo sé, entonces prefiero avisar.
      Muchas gracias, querido Gildo, cuando esté más descansada los visitaré.
      Un anorme abrazo y beeeeso, amigo.

      Eliminar
  24. Mirella wapa !!!!! nadie mejor que uno mismo sabe sus tiempos y necesidades...nuestras demandas para que te quedes no dejan de tener un pelin de egoísmo ... nos gusta lo que haces y como lo haces y no queremos dejar de saborearlo...

    Tu planteamiento me parece muy correcto, publicar de vez en cuando y tener tiempo para descansar y desconectar (yo a veces también lo he hecho)

    Descansa mucho Mirella, anímate y cuida esa salud ...

    Si necesitaras compartir palabras u otra cosa en mi blog esta el e-mail...

    Un gran abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que haber hecho un corte hace ya un tiempo, pero el apego y la costumbre me jugaron en contra. Sin embargo, me hizo mucho bien el afecto que demostraron todos ustedes en estos momentos de gran vacío.
      Te agradezco de corazón tu ofrecimiento y espero volver, como las golondrinas, cuando sea la estación adecuada.
      Un enorme abrazo, Esme.

      Eliminar
  25. hola Que diferente somos los seres humano En momentos difíciles mi blog me acompaña
    es como si fuera un hijo adoptada que llevo en las entrañas
    Porque escribir abre caminos y me limpia el alma
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otros momentos me occurría lo mismo, ahora no, me duele pero trato de respetar y aceptar este cambio.
      Gracias y besos.

      Eliminar
  26. El problema no es escribir
    el problema que agota es contestar por educación
    Te entiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son muchas cosas que se juntan, estoy estresada y debo tomarme un tiempo para ver qué hago.

      Eliminar
  27. Haz lo que tú creas conveniente.

    Besos.
    Espero que te recuperes pronto.

    Y no haya barrotes entre el cielo y tu alma.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucas gracias por la ternura de tu comentario, Amapola. Es lo que tenía que haber hecho hace tiempo, pero lo postergué demasiado.
      Besotes.

      Eliminar
  28. Ojala vuelas a tener esas ganas de escribir y volver....
    Te esperamos!!
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también lo espero. Agradezco tu interés.
      Otro abrazo enorme.

      Eliminar
  29. Ains Mirella siento el retraso en leerte y también ese agobio que comentas. Descansa querida y cuando tengas ganas ya escribirás. A veces nos ponemos obligaciones que nos acaban estresando. Tus letras están contigo y aparecerán porque es difícil vivir sin ellas y cuando tú quieras las compartes.
    Siento el retraso en contestarte pero no sé si sabes que ando con menos tiempo en el blog y eso dificulta mis visitas a todos los blogs amigos y a mis propios escritos que he ido reduciendo porque no llego y no quiero estresarme ni convertir el blog en una obligación. He decidido tomarlo con calma y si una semana no publico pues no pasa nada, y tampoco si pasan dos o si pasa un mes, quiero que siga siendo un espacio en el que me pueda relajar, así que te entiendo perfectamente. Eso sí seguiré visitando tu espacio (aunque tarde) porque te siento como una amiga bloguera aparte de disfrutar mucho con tus letras.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por el retraso, es comprensible con el poco tiempo que se tiene para leer y contestar a los amigos que publican.
      Sí, hay que tomarlo como una actividad placentera y no como obligación. Por eso decidí hacer un alto, especialmente en lo que se refiere a escribir. No puedo imponerme hacerlo si no aparecen ideas interesantes para desarrollar. Agradecida por tu visita y tus palabras afectuosas.
      Besos, Conxita.

      Eliminar