lunes, 8 de mayo de 2017

Señales



Recordaste la época en que diseñabas señaladores para llegar a fin de mes, cuando, días atrás, encontraste uno en el cajón de los objetos olvidados. Te asombró la minuciosidad del dibujo y el buen estado que mantuvo a través de tantos años.

Estaban planeados hasta en sus menores detalles. Debían ser estéticamente bellos porque morarían en el interior de un libro, señalando el tramo de lectura ya recorrido.

Los pintabas con acrílicos de colores sobre una cartulina gruesa y los fijabas con un barniz en aerosol para su preservación. El paso siguiente era pegarles en el dorso una tela afelpada, con el fin de sostener la cintita de raso que indicaría la página abandonada.

Elaboraste muchos modelos (te aburría la repetición); los de mayor éxito y venta fueron aquellos con los signos del Zodíaco, que representaste según un criterio personal, diferente de los símbolos ya usados.

Qué extraño, en ese entonces no te interesaba la astrología y la elegiste como tema por pura desesperación porque nunca tuviste instinto comercial. Fue mucho tiempo después, empujada por otras circunstancias desfavorables, que empezaste a estudiarla desde un punto de vista nada tradicional, que se acercaba a la psicología junguiana. Esos señaladores expresaron una tendencia que ya estaba en vos, te ayudaron en un momento económicamente difícil, así como ocurrió más tarde con las clases, en las que aprendiste a conocer tu verdadera esencia: esa fusión de energías antagónicas que te conforman.

Hiciste lo que pudiste para salir a flote de las aguas intensas de tu emocionalidad. Mirás ese resto del pasado y sabés —ahora que tus fuerzas físicas mermaron y estás encallada en una orilla sin retorno—  cuánto vigor pusiste para insertarte en la realidad que te tocó en suerte.


©  Mirella S.   — 2017 —




70 comentarios:

  1. Dicen que las preturas económicas liberan a la imaginación hasta tal punto que jamás quiere volver a irse del ser que les dio la libertad...
    Yo creo que quien fue capaz de hacer cosas tan bonitas para subsistir a lo material, llevará la espiritualidad siempre consigo y el imaginar como bandera para la consecución de todo aquello que se proponga.
    Precioso y sentido texto.
    Ando con escasez de tiempo, pero ahora que tengo un hueco, no puedo imaginar no venir a leerte.
    :)
    Besos muchos y mis mejores deseos siempre, Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en esas ocasiones no queda otra posibilidad que buscar creativamente la salida. En cierto modo son estímulos y hay que encontrar la forma de seguir subsistiendo.
      Gracias por dedicarme unos minutos de tu tiempo y dejar tu hermoso comentario.
      Gran abrazo, Marinel.

      Eliminar
  2. Que hermoso escrito. Disculpa no encuentro la mejor palabra para dejarte... Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Demian, me da gusto que lo consideres así.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  3. A quien hizo lo que pudo no se le puede reprochar nada.
    Y que señalador tan bonito...
    Por desgracia pronto no serán necesarios... todo será digital, nosotros también, ya nos van aislando y enclaustrando en un mundo frío y cruel.

    Besos y salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos seres limitados y, a veces, pretendemos hacer más de lo que nos da el cuero. Es positivo mirar hacia atrás y ver los logros y conquistas para comprobar que no nos quedamos con los brazos cruzados a la espera de soluciones mágicas.
      Quiero creer que aunque se digitalice todo, siempre habrá libros impresos.
      Un fuerte abrazo, Torito.

      Eliminar
  4. Qué bello Mire.
    Me dejas muchas interrogantes sobre la vida de esta mujer. Me he quedado con ganas de seguir leyendo. Pero eso siempre pasa contigo.
    Me quedo pensando en cuánto tendrá de parecido la protagonista con la autora, veo varios rasgos, quizá sólo sea mi imaginación.
    Te abrazo fuerte.
    Beeeeesos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tu imaginación, Gildo, hay muchas semejanzas. Ahora que puedo hacer menos cosas me gusta aferrarme a estos pedacitos de pasado y demostrarme que tuve iniciativas y supe enfrentar las dificultades.
      Gracias, más beeesos y abrazos.

      Eliminar
    2. ¿Tendrás el de acuario?

      Sabes, cuando lo leí no me apareció la imagen. Ya viéndola se pueden ver tus iniciales en la pintura.

      Eliminar
    3. No, Gildo. Fue el único que me quedó, lo encontré por casualidad entre los manuscritos viejos que guardo en una caja.

      Eliminar
  5. En los momentos dificiles se busca cualquier rama para asirse de ella y salir a flote y si... mejor así.
    Un abrazo Mirella.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay otra alternativa y es una forma de activar la creatividad de cada uno.
      Gracias, Mariarosa y besos.

      Eliminar
  6. Bello recuerdo que tanto inspira

    Cuidate

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Oscar, lo estoy intentando, por eso no aparezco tanto por la web.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Dicen que 'el hambre agudiza el ingenio' ... describes muy bonito el reencuentro con un pasado creativo... me gusta.
    tengo muchos señaladores aquí, en Catalunya, les llamamos 'punt de llibre'... punto de libro... no llego a hacer colección pero me gusta guardarlos

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre fui un gran lectora, de allí se me ocurrió en ese momento dibujar los señaladores. Solo me quedó el que publiqué, pero he comprado muchos, algunos a modo de recuerdo de lugares que visitaba.
      Gracias, Esme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. La necesidad azuza la imaginación y esta se pone en marcha y encuentra soluciones, nos hace creativos y encontramos el beneficio buscado. Persistir nos hace fuertes pero en tu caso además has mantenido la ternura de tu alma, siempre podemos un poco más. Deseo que vayas mejorando que puedas pronto ponerte al frente del teclado. Un abrazo y cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo que los empecé a dibujar en el mes de noviembre y cerca de Navidad tenía un stock considerable y en el lugar de trabajo de aquel entonces en una tarde vendí 75.
      Gracias por tus buenos deseos, estoy tratando de no exigirme tanto y tomar todo con más calma, para cuidar el "envase".
      Un fuerte abrazote, Ester.

      Eliminar
  9. Cuando miramos atrás nos sorprendemos al ver lo ingeniosos que fuimos en ese entonces, hoy la edad o la falta de imaginación nos impide llevar a cabo acciones aventureras.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso son mis problemas de salud que hacen que el ánimo también decaiga.
      Gracias, Chaly, con un abrazo.

      Eliminar
  10. You remind me of ME.
    Lost creative souls.
    As we love life,
    XOXO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I agree with you, I consider myself a lost creative soul.
      Thanks for your words, Rick.
      A big hug.

      Eliminar
  11. Te recordaste a ti misma en el pasado, una parte de ti que parece que olvidaste, y es que eres creativa y trabajadora: tenaz, más fuerte de lo que pensabas. Te re-descubriste y te encantó. Bien por ti!

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pude valorar ciertos aspectos que en ese momento me parecían tan naturales y que hoy ya no podría encarar. Los circunstancias cambian y ahora me enfrento a otras dificultades.
      Gracias y abrazos, Julio.

      Eliminar
  12. Más allá de los males o achaque que tengas, todo eso han formado a la persona que hoy sos. Tal vez no la que quisiste ser, pero eso es lo de menos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nadie -o muy pocos- llegan a ser lo que soñaron ser, pero acercarse no está mal. Considerando mi temperamento y carácter, sé que hice bastante.
      Gracias, Raúl, te dejo un abrazo.

      Eliminar
  13. Es bonito ese recordar a la persona capaz de enfrentarse a las dificultades sin dudar, estimular la creativiad y la imaginación para igual que sus separadores intentar transmitir belleza. Y todo eso forma parte de la esencia de la persona que jamás se pierde.
    Un beso Mirella, espero que vayas mejorando.
    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un recuerdo positivo y "casual", aunque no creo mucho en casualidades, que llegó en el momento justo. Cuando la salud limita las posibilidades de hacer las cosas de siempre, la autoestima se ve mermada. Este encuentro con el pasado me hizo conectarme con ese aspecto luchador al que nunca le di importancia.
      Besos, Conxita y muchas gracias.

      Eliminar
  14. Siempre dicen, querida Mirel, que cualquier tiempo pasado fue mejor. A veces pienso que sí, pero otras, la verdad, no lo creo. No obstante, el pasado es el maestro que nos enseña a dominar el futuro. Si otrora fusite capaz de vencer las dificultades, no hay nada ahora que te lo impida, ni la salud. Confío en tu afán de superación. Tu propia creatividad ya es prueba de ello. Este relato, hermosísimo relato, es un ungüento sanador para ti misma y para nosotros, tus lectores. Yo no quiero verte, ni puedo imaginarte, como una barca varada en la orilla, Mirel. Te quiero así, pasándole factura al pasado y sacando lo mejor de él.
    Y, una vez más, constato que, además de gran escritora, eres una buena, pero buenísima, ilustradora. Me encantó el señalador (nosotros, los isleños, diríamos marcador).
    Todo mi aché y todo mi cariño para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni mejor ni peor, Ovi, cada tiempo tiene sus pro y sus contras y es lo que podemos hacer en ese momento. De allí aprendemos -o no- a estar mejor parados en el mundo, a no defraudar a nuestra verdadera esencia.
      Mi aprendizaje actual pasa por aceptar que ya no puedo hacer muchas cosas, que debo moverme dentro de unos límites bastante estrechos e intentar estimular la dolorosa apatía que eso me produce.
      Agradezco enormemente tus palabras, compañero, y te envuelvo en un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  15. Con fuerzas y energía todo es posible. Las ganas y la creatividad se ocupan del resto.
    Y quien tuvo, retuvo.
    Cuando el cuerpo empieza a decirnos que ya no es igual quedan siempre agarraderas para salir adelante, la creatividad suele ser una gran vía para los que con su ingenio se las arreglaron para seguir adelante a cada momento crucial. No sé de donde salen las malditas fuerzas, pero ahí están.
    En este relato nos dejas partes de ti que como en un puzle van recomponiéndote y configurándote en ese yo que tanto admiro en ti, como persona y a través de tus letras.
    Imaginé que te atraía la astrología por aquellos textos que publicaste sobre las mujeres y sus signos zodiacales, lo que ignoraba fue que hasta trabajaste en ello documentándote y en cursos y te daría hasta de comer.
    Eres una cajita de sorpresas...
    Cuídate mucho, Bella Dama.

    Mil besos, Mir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me están faltando ahora son fuerzas y energía y no me refiero solo a las físicas. Todo cuesta mucho más y sobreviene el cansancio, con eso estoy luchando ahora. Hay mañanas que para salir de la cama debo apelar a conjuros y no soy una astróloga bruja... jeje...
      La astrología la estudié a lo largo de siete años, más cursos extras y seminarios. No la horoscopera, que es una tontería, sino haciendo la carta natal de la persona, según los planetas en el momento de su nacimiento. Es sumamente interesante y enriquecedor.
      Me alegra ser una cajita de sorpresas.
      Gracias, siempre, por todo tu apoyo, Eva, lo aprecio de corazón.
      Un inmenso abrazo.

      Eliminar
  16. Todos vamos evolucionando con los años y descubrimos que lo que elegimos hace años sería impensable en el presente.

    Un texto que lleva a la reflexión

    Un beso amiga :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Nieves, me da gusto que este textito sirva para que alguien más reflexione y aprecie sus valores internos.
      Y sí, lo de ayer queda en el ayer y lo que hay que enfrentar es lo actual.
      Un fuerte abrazo, linda.

      Eliminar
  17. Tú creatividad siempre estará patente; en el presente, en el futuro y en el pasado. Contigo no hay Dios que pueda, porque aunque andes jodida, como decimos por aquí, referente a la salud, demuestras tus energías y ganas de seguir, aunque muchas veces te cueste, y la salud no te acompañe. Siempre te he admirado y te admiraré, por tu tenacidad, entrega y ese talento que demuestras a raudales. De este mundo bloguero que conozco, a ti y a EVA LA ZARZAMORA, sois de las personas que más admiro.

    Besos y abrazos Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu calidez, Rafa, tu comentario me emocionó. Estoy muy sensible y toda muestra de afecto me llega muy hondo.
      Hubo pocos momentos de placidez en mi vida y siempre con problemas de salud desde la niñez, por una cosa o la otra. Trato de seguir adelante del mejor modo que puedo, pero también decaigo anímicamente.
      Te tengo mucho afecto, querido valenciano y valoro tu fidelidad para con mis textos a lo largo de estos años. Fuiste de los primeros en venir y aquí te quedaste.
      Un enorme abrazo y nuevamente gracias, Rafita.

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Realidades que ocurren. Gracias por pasar siempre, Adolfo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. sabes?
    así como tú has descrito este relato es como nace cualquier expresión de arte, o eso creo, del hambre más allá de él del cuerpo, esa otra hambre que nos causa un vacío en la tripa y que nos impulsa a crear ... a crear lo que sea para no caer en los abismos de la realidad ...

    si divago ya sabes ... no?


    mi beso y mi abrazo, Mire querida


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es ningún divague, María, es lo que siempre hice: buscar en las expresiones artísticas con las que experimenté, un mundo de colores o palabras que me representara.
      Gracias y muy bello tu último poema.
      Abrazo grande.

      Eliminar
    2. Gracias a ti, corazón.

      Y disculpa no me di cuenta que era autobiográfico!! Porque de tu arte y sensibilidad no tengo duda alguna, todo lo contrario.

      Un abrazo muy cálido con mi cariño

      Siempre

      Eliminar
    3. No tenés que disculparte porque en muchos textos mezclo ficción con cosas que me pasaron, algunas veces más que en otras. En este caso fue mi realidad.
      Besos, María.

      Eliminar
  20. Felicidades por este bello texto tan inspirado y traído de un pasado para no olvidar. Aunque muchas veces una necesidad aprieta a seguir adelante, si se tiene la suficiente voluntad la originalidad surge por llevarla adentro y de allí sale la función para la cual una está mejor preparada. Y ya, solo queda un resultado con el que se puede sentir satisfecho/a.

    Mirella, quiero expresarte mi admiración por la forma y lenguaje que utilizas para desarrollar una historia. Un placer leerte.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así como lo expresaste Mila, en las malas es cuando hay que jugarse el todo por el todo para salir a flote.
      Me alegro de que te guste mi forma de escribir y te agradezco mucho que lo manifiestes.
      Un abrazote.

      Eliminar
  21. Sin duda, son los momentos difíciles, en los que más se lucha por la vida, los de mayor inspiración; afloran todos los recursos que uno tiene para salir adelante y, con el paso del tiempo, sonreímos ,regresando con ternura todo el ingenio que esos días desplegamos para abrirnos camino.
    Me resulta muy evocador de tiempos vividos felizmente aun sin un duro en el bolsillo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La necesidad aguza el ingenio y salen a relucir ideas o soluciones impensadas. A la distancia se puede sonreír por lo que se llevó a cabo.
      Muchas gracias, Fanny, por leer y dejar tus impresiones.
      Abrazos.

      Eliminar
  22. Que bonito texto para explicar tu pasado de creatividad. Siempre hay que recurrir a la creación para subsistir. A mi me encanta hacer separador de páginas y las hice pintando con acuarelas lindas flores y las plastificaba para que no se estropearan. Fue para regalar a mis amigos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lindo gesto, María del Carmen, que a tus amigos les habrá gustado. Me encantan los señaladores o separadores, de los que hice en aquella época me quedó solo éste y ya no pinto más.
      Gracias por la visita y un abrazo.

      Eliminar
  23. Veo que compartimos afición. Hace tiempo que no creo ninguno, pero adoraba coger una cartulina blanca y comenzar a dibujar desde superhéroes hasta personajes de cine, o simplemente diseños surrealistas. Ves, del zodiaco no recuerdo.
    Somos un 99% pasado, memoria. Es lo que nos hace ser quienes somos. El futuro, las esperanzas o las ilusiones son importantes para avanzar, pero necesitan del motor de la memoria para ponerse en marcha. Pero cuando llegue ese futuro posiblemente seamos algo distinto a lo que somos ahora. Porque el ahora es lo que somos. Bueno, ya empiezo a divagar y es muy tarde, pero a eso invita tu bello y delicado relato. Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace años que dejé de dibujar, también abandoné la fotografía y la escultura y puse todos mis esfuerzos expresivos en la escritura. Creo que es la que más me representa en esta etapa de mi vida.
      Las acciones y decisiones del pasado son las que nos llevaron hasta lo que somos hoy y cuando estamos en baja y miramos hacia atrás podemos redescubrir aspectos nuestros que habíamos olvidado.
      Muchas gracias por tu comentario y por acercarte hasta este nido lejano.
      Un abrazo, David.

      Eliminar
  24. Qué lindo que es leerte en segunda persona, Mirella, en un texto tan hermoso. Le pusiste mucha belleza, eso que siempre me gusta encontrar en tus escritos. Y en este se nota una pátina de melancolía de tu protagonista rememorando un pasado de tiempos duros, pero también se nota su amor por la vida, la batalla con la emoción en la mano de la mujer que dio pelea, que no se rindió y ese es el mejor pergamino que tiene para mostrar. Doloroso y de extrema congoja el párrafo final.
    Un abrazo, Mirella.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace un par de años escribí varios textos en segunda persona, es una forma de despegarme un poco, sobre todo si relato algo medio triste.
      Lo publiqué porque no tuve otras elecciones, no se me ocurren ni historias ni cosas más interesantes para contar.
      Como siempre agradezco de corazón tus comentarios tan elogiosos.
      Abrazos, Ariel.

      Eliminar
  25. ·.
    Las trayectorias humanas tienen recorridos que cubren todo un arco iris de imaginación. Desde luego, esa etapa de diseñadora de 'marcapáginas' (aquí así se llaman) es de lo más interesante (nunca había pensado en sus diseñadores)
    Al final, y desde el principio, salir a flote es el primer objetivo de una vida que no siempre viene llena de facilidades.
    Me gustó tu relato. Vós sabés escribir.

    abrazo Mirlo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía me restan una pocas ganas de escribir, pero como estoy muy concentrada en ciertas preocupaciones, las ideas no fluyen. Así que busco temas chiquitos, que no terminan de conformarme, para no dejar el nido tan despoblado.
      Gracias, Bolo, con un fuerte abrazo.

      Eliminar
  26. Precioso texto!! Me encanta tu manera de describir una idea. Seguir adelante aunque nos cueste es nuestro destino Mirella. Y sigue buscando temas, no importa que sean chiquitos. Así tu nido estará siempre poblado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente ayer esbocé unas frases sobre mi nido vacío de historias. Me da mucha pena no tener el impulso ni las ideas de antes a la hora de escribir, pero esas cosas brotan, no se pueden imponer.
      Muchas gracias por tus palabras estimulantes, Laura.
      Un abrazote.

      Eliminar
  27. Un marca páginas huellas o señales de las pequeñas/grandes cosas testigos elocuentes de nuestro paso por la vida.
    Me parece estupendo que hayas elegido la segunda persona con el fin de no implicarte directamente en el texto (puede que así te resulte más fácil), y a través de los señaladores de libros (podría ser cualquier otro objeto, casi una mera disculpa para hablar de lo importante), recuerdas etapas, otras etapas de carencias, y también fases emocionales... en fin Mirella, en tu escrito hay emoción contenida, a mí me ha gustado como hablas en pasado de aquella que fue y que espero que declines en presente, que tu varada en la orilla sea solo para reparar las velas que el viento propicio volverá a impulsar con todo el poderío de tu creatividad.
    Recupérate prontito Mirella, y no dejes de escribir, es la mejor de las medicinas además del cariño de quienes te rodean.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como me siento, Tara, enfrentando una realidad bastante dura y poco optimista relacionada con mi salud. No es de ahora, ya hace dos año que vengo decayendo y eso se nota en mis escritos, que se volvieron cada vez más personales, muy a mi pesar.
      De vez en cuando desempolvo algún relato viejo y lo publico, pero se me están acabando y algunos ya no me gustan. Tampoco me gusta este post, lo subí para no dejar el nido tan abandonado.
      Te agradezco mucho tu calidez y la opinión vertida sobre este texto.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
    2. Quédate también con el aprecio no solo de los más cercanos a tu ámbito personal, sino fíjate la cantidad de comentarios cariñosos que te brindan los compañeros. Ánimo Mirella. Un cálido abrazo muy apretado.

      Eliminar
    3. Claro que atesoro el afecto de todos ustedes y cuando no estoy por aquí los extraño. Pensaba tomarme un mes más de descanso del blog, pero no pude y aunque publique y comente en forma irregular, este sitio me ayuda mucho.
      Mil gracias, Tara, me hicieron mucho bien tus palabras.
      Un inmenso abrazo, desde el otro lado del mar.

      Eliminar
  28. Parece un texto autobiográfico... veo por lo comentarios que no es sólo que lo parezca. Sé que desde aquí poco hay que pueda reconfortarte por mi parte, pero quiero que sepas que estoy para leer tus relatos y para despedirme siempre con un buen abrazo que te daría si te viera también.

    La imaginación es nuestra herramienta, Mirella, es con lo que no concebimos el aburrimiento y de donde sacamos fuerza los que nos criamos leyendo libros para adultos. Encajar en la realidad es lo de menos si podemos hacernos con un buen sitio en nosotros mismos. Y tus escritos son la prueba de que has elegido estar en la escena y entre el público a la vez. El mejor sitio de todos.

    ¡Un abrazote! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco muchísimo el afecto que transmite tu comentario. Por más que sean virtuales, en la continua interacción se van creando lazos y yo te considero un amigo que siempre me deja sus palabras de aliento.
      Sobre la imaginación puedo decirte que estoy, hace ya un tiempo, en plena crisis. No logro armar historias que no me pertenezcan y eso no se puede forzar. Tampoco quiero estar en la escena y en público con este tipo de escritos, pero es lo que sale ahora. La otra alternativa sería dejar el blog y eso me daría mucha pena.
      Otro gran abrazote, Jorge.

      Eliminar
  29. Qué gran luchadora y cuánto afán de superación entre tus líneas.
    Un marca páginas tiene la belleza de ser un testigo mudo de tantas historias por leer. Porque su destino es ese y a mí siempre me recuerda los libros que habrá señalado, las historias que habrá pautado, los personajes que habrá conocido... Bellísimo en su pequeñez y grande en su funcionalidad. Me gusta muchísimo utilizarlos en mis libros. Creo que les da la categoría que se merecen sin necesidad de las feas dobleces en las páginas de los libros.
    Mucho ánimo, Mirella. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca pude doblar la hoja de un libro para saber hasta donde había llegado con la lectura. Siempre me pareció algo incorrecto, porque los que somos lectores desenfrenados consideramos a un libro como algo vivo, palpitante en sus letras.
      Todo mi agradecimiento por tan bonito comentario, María Pilar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Hola Mirella!
    He pasado a saludarte, y encuentro este texto tan bonito. Creo que la necesidad impulsa la creatividad, que en momentos difíciles solemos poner el alma en los sueños y en aquellas metas que nos sacarán adelante; unas veces nos gusta lo que hacemos, y en otros casos nos causan dolor porque lo asociamos a etapas grises, pero al final hay que pensar que fueron la salvación, y agradecer por ello.
    Es lindo encontrar cosas, de esas que quedan por ahí, de las que se niegan a "morir"
    Espero te encuentres bien!
    Un abrazote
    Vivia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Vivian, qué lindo saber de vos! Totalmente de acuerdo, en los momentos de necesidad se nos prende la lamparita y hacemos cosas en en los tiempos de bonanza no se nos hubieran ocurrido.
      Me gustó encontrar el señalador, me recordó aspectos míos olvidados.
      Agradezco mucho tu comentario y ojalá que vuelvas a escribir, eran tan buenos tus textos y poemas.
      Un fuerte abrazo, hermosa.

      Eliminar
  31. Aunque está escrito en segunda persona se nota la implicación de quien lo escribe. El marcador de libros es una excusa para contarnos sobre emociones y recuerdos.
    Espero que todo vaya mejor, he leído en algún comentario sobre una enfermedad, la vida tiene esos momentos bajos pero siempre termina saliendo el sol. Un abrazo y que te mejores Mireia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dijiste, el hallazgo del señalador/marcador es una excusa para un momento de reminiscencias y, a la vez, una forma de juntar nuevamente coraje.
      Muchas gracias por tus buenos deseos, Jorge.
      Otro abrazo también para vos.

      Eliminar
  32. Miro hacia atrás y me recuerdo trabajando entre papeles en la consignataria de mi Viejo, y creo que eso definió parte de mi futuro. Como también lo hizo aquel lejanísimo cuento que escribí en la escuela primaria sobre el perro de un vecino, zapatero él (el vecino, no el perro, ja).
    Hermoso texto, Mirella, muy sentido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En momentos importantes de nuestra vida aparecen cosas, señales, que luego se desarrollarán en el futuro.
      Gracias por la lectura y me alegro que te hiciera recordar inicios tuyos.
      Abrazo, Juanito.

      Eliminar