domingo, 14 de febrero de 2016

Cronos




Habito una clepsidra despoblada de quimeras,
parto el tiempo con el filo de una lágrima
y dormito en el tálamo desnudo de los días.
El temblor de los minutos desciende sobre mí
en un vuelo de nubes antiguas como el miedo.

Se suceden lunaciones y eclipses,
solsticios, equinoccios,  años bisiestos
y el reloj es un rítmico amante
que no se detiene dos veces en la misma cama,
impávido, prosigue su infinito viaje.

Cronos observa desde su cúpula sideral
sin ojos en su alma inexorable,
es un engranaje entrenado en la espera.
Soy una de sus hijas,
él me devorará saturninamente.

Aún perduro,

como una vela que se encendió a destiempo.



© Mirella S.   — Diciembre 2015 —




40 comentarios:

  1. Algo o todo en tu poema me llega hondo y duele, parece una espera del dueño de las horas, un esperar lo inexplicable, pero escrito con tu magistral maestría.
    Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo ME duele como nunca en estos momentos, por lo incierto de mi salud.
      Gracias, Mariarosa, lamento que mis últimos escritos reflejen estados de ánimo poco optimistas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Dejando de lado la obviedad de que está escrito con maestría, norma habitual en vos, el tema es de una lucidez apabullante, y como dice el comentarista anterior: DUELE!!
    Abrazo, MIR!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo a lamentar que produzca ese efecto en el lector, pero es lo que hay.
      Gracias, Edu, abrazos.

      Eliminar
  3. Espero que Cronos te mime y te cuide mucho.
    Al final nos masticará a todos.
    Pero ojalá que tarde muchos años en hacerlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, Torito, tampoco sé si deseo que tarde, no sintiéndome así.
      Siempre gracias, querido Xavi.

      Eliminar
  4. Perfecto Mirella en forma y contenido. Espero que esa vela encendida a destiempo tarde en apagarse.
    Muy bueno.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu lectura y tu presencia, Marybel. Solo Cronos lo dirá.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. Es un poema sublime e intemporal. A pesar de Cronos, esta belleza, perdurará.
    Espero que estés mejor.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy como puedo y en la incertidumbre, mientras pasan las horas.
      Te agradezco profundamente tu huella por estos lados, Marinel.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  6. Me alegro mucho de leerte, la vela tiene que arder mucho tiempo aunque no sea el suyo. Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veremos como responde el cuerpo, Angelines.
      Gracias por tus buenos deseos.
      Abrazo.

      Eliminar
  7. QUE HERMOSO !!!

    Lo leo una vez más y me voy :)

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gusto que lo disfrutes, querida Nieves. Gracias por pasar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. El ser humano es consciente de que todo principio tiene un fin y por ello la sombra de la muerte puede tomar la vida. A pesar de ello jamás experimentamos la muerte, sólo experimentamos la vida hasta el último de los segundos.
    ¡Un abrazo, Mirella! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que experimentamos distintas formas de muerte -de las que podemos reponernos o no- en las pérdidas, en las cosas que terminan, cuando ya no deseamos más nada. La muerte final es única, definitiva y sin chances.
      Gracias, Jorge, abrazos.

      Eliminar
  9. Una maravilla de poema... para pensar...
    El tiempo es muy caprichoso... muy importante tener la fortaleza para ganarle la batalla....on tus palabras y pensamientos la ganarás.

    Encantada de volver por tu casa
    Abrazos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gusto que vuelvas a pasar por el nido, Esme. Es un texto duro, lo sé, me da gusto que te pareciera bueno.
      Un abrazote acalorado... por aquí 35º al mediodía.

      Eliminar
  10. Esa vela, querida Mirella, tiene que durar, como esos cirios gigantes de las iglesias que siempre están encendidos, porque los creyentes, no paran de echarle monedas, y de darles mecha. Joder que castaña de poema te has cascado, me has envuelto como en una nube, pero quiero bajarme pronto, para que me sigas deleitando. Lo dicho, el que se atreva aquí a apagar alguna vela, me cago en la madre que lo parió. Los que estamos por aquí, aunque sea medio changados y tullidos, tenemos que durar más, que un martillo enterrado en paja.

    Me voy a tomar un vaso de leche querida Mirella a tú salud, y a esta magistral entrada.

    Besos lindeza de mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan tus expresiones, tan coloridas, Rafita. Sos de los primeros que vinieron a este blog y nunca faltás, siempre con tu cariño y tu humor, aunque sé que tenés tus problemas de salud.
      Espero que el vaso de leche te haya caído bien, me gusta y suelo tomar mucha.
      Gracias por tu presencia, muy apreciada.
      Un enorme abrazo.

      Eliminar
  11. GRACIAS A TI QUERIDA MIRELLA.

    MÁS BESOS AMIGA.

    ResponderEliminar
  12. Soy todavía como un niño, me encanta lo de "Rafita".

    Que lo pases bien querida y ya no te doy más la lata por hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De aquí en más serás Rafita, amigo. Que tengas buenas noches.

      Eliminar
  13. Que hermosura Mirella¡
    emociona tu poema
    y si , es bien cierto , que irónicamente muchas veces "nacemos a la vida" a destiempo
    pero casi siempre nos damos cuenta cuando la vida es ya casi un hilito de fina seda.
    asi que hay que apurar los buenos momentos , y seguro que tu lo haces , seguro ¡¡
    un abrazo inmenso y gracias por esta maravilla de vídeo que con tus letras y esa música no sé si decirte que eleva o encoje el alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, siempre me dejás unos comentarios emotivos y bonitos que te agradezco profundamente.
      El tiempo a veces es doloroso y nos muestra lo que no hicimos o no pudimos hacer.
      Un gran abrazote.

      Eliminar
  14. a destiempo es el mejor tiempo de la vida abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende en qué condiciones de salud te encuentre.
      Gracias por la visita y por dejar tu opinión.
      Besos.

      Eliminar
  15. Profundo, triste y diamantino al tiempo.
    Ya sabes, Mirilla, con un poema o te gusta o no te gusta, te conmueve o no. Y el tuyo me ha gustado y me ha conmovido.
    Este verso es una maravilla: «parto el tiempo con el filo de una lágrima». Delicadeza y fuerza unidas, resolución y resignación al unísono. Perfecto.
    Un abrazo bien grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Isabel, un poema puede ser técnicamente perfecto pero si no te llega, de nada vale.
      De técnica no sé absolutamente nada, me largo a escribir intuitivamente y me alegra que alguien como vos, que sabe, encuentre valores en este boceto de poema.
      Muchas gracias por tus palabras y un abrazo fuerte.

      Eliminar

  16. El tiempo es cruel, insensible. Encajona nuestras vidas, las regula... pero él no lo sabe, vive ajeno a todos los adjetivos que queramos atribuirle.
    Tenemos una ventaja sobre él, solo existirá en la medida en que nosotros perduremos. Después... desaparecerá.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un grandioso consuelo el que proponés, Bolo, jajajaja...
      Gracias y un ab razo grande.

      Eliminar
  17. A tiempo o a destiempo, la vela encendida se derrite igual. Así que tomátelo con calma.
    Hermoso poema.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Categórica y práctica conclusión, Raúl.
      Contenta de que te fueras conforme.
      Muchos saludos.

      Eliminar
  18. Un texto triste querida Mirella, bueno yo diría más que triste es esa añoranza que se tiene al recordar tiempos pasados, que aunque fueran más felices, ya no tienen retorno compañera. Lo que tienes que hacer, es visitar con mucha más frecuencia ese bar que sueles frecuentar para tomar tu café, y tomar apuntes en esas simples servilletas que tanto de inspiran.No sé si te la he dicho alguna vez, pero mí padre empleaba una frase, que siempre me gustó, y siempre recordaré; él decía: " mientras anda el carro hace ruido", refiriéndose que mientras tengamos un soplo de vida, tenemos que estar dando caña, o la lata. Así los amigos se alegran, y los enemigos, que se jodan. Mirella muchas gracias, por decirme lo de este tú nuevo blog, no lo sabía y ahora mismo lo enlazo a mi lista. Estas muy guapa, en esas fotos que has colocado en la cabecera. Sobre todo en esa de la gorrita, y comiendo estás guapísima, y tienes cara de niña buena, jajaja. Mirella, por favor, dime si ha entrado bien el comentario, porque de esta forma no estoy acostumbrado. También te lo copio, y pego en este otro blog, para que no se pierda.

    Muchos besos querida Mirella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, Rafita, entró el comentario! Como no sos de Google+ no sale tu foto, pero sí tu nombre y el mensaje.
      También te podés poner de seguidor, así te llegan las notificaciones de los posts nuevos. Hoy apareció por primera vez la posibildad para los de Blogger y me enteré porque se anotó uno.
      Le voy a avisar a Toro Salvaje que me mandaba los comentarios por mail.
      Besotes y mil gracias. Voy ya a contestarte en Apuntes...

      Eliminar
  19. Siempre es una maravilla leerte. Estoy distanciada por diversas causas, algunas complicadas...y lo de la vela me pegó fuerte! Espero encenderme y regresar pronto...siempre hay una nueva posibilidad de encender nuevas lumbres. Ti lascio un grande abbraccio, cara Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas ir resolviendo esas dificultades, Patzy. Hay tiempos que son complicados.
      Gracias por leerme. Es lindo poder encender nuevas lumbres cuando el cuerpo te acompaña, de otro modo, se deben hacer otras cosas y en la medida de las posibilidades.
      Un forte abbraccio, cara.

      Eliminar