miércoles, 24 de julio de 2013

Época de crisis

Dibujo a lápiz de M.C.Escher

Un miércoles rojo
(algo desteñido)

Repetirse

Como vivimos en una época de crisis, me adhiero proponiendo un tema que me afecta personalmente: la crisis con la escritura.
El problema no es la parálisis ante la página en blanco o la escasez de ideas (si bien tampoco proliferan).
El conflicto se centra en la sensación, cada vez más nítida, que las historias imaginadas en los últimos tiempos son versiones apenas diferentes de otras anteriores.
Que tal personaje es la hermana melliza de aquella del relato escrito el año pasado, quizás con un poco más de  maquillaje. Pero su alma resquebrajada, carga con circunstancias o procesos internos similares. 
Siento que me repito hasta en el uso de imágenes y palabras. 
Las inquietudes del espíritu ya fueron tratadas a fondo por la literatura. Algunos de sus temas recurrentes son el amor, la muerte, la locura, la soledad, el vacío, la culpa, en todos sus matices y variantes. Si el arte en general gira alrededor de los mismos grandes temas, la creatividad, la originalidad, estarán dadas por el enfoque que le brinde cada autor, por la voz que desarrolle.
Entonces me pregunto: ¿cómo salgo de la repetición, del acto inconsciente de copiarme a mí misma, si no encuentro la forma de expresar alguna de mis obsesiones desde otro ángulo?
Tampoco tengo tantos ángulos o miradas ni puedo salirme como quisiera de mi óptica. Me siento cercada por mis propios límites y en el escritorio hay muchos papeles llenos de tachadura, flechas y asteriscos, en la búsqueda de alternativas al abordaje habitual, con resultados decepcionantes.
Varias historias han quedado a medio terminar, algunas no tienen arreglo y el resto me deja insatisfecha.

En el idioma chino, la palabra crisis se compone de dos ideogramas: uno que se traduce como  peligro  y el otro como  oportunidad.  
Mi parte optimista anhela creer en la chance de abrir puertas nuevas, aunque todavía no tenga la llave.

¿Ustedes han experimentado esta sensación alguna vez?
Si quieren compartir sus experiencias, serán bienvenidas…

Gracias a todos por el aguante a mis planteos.





Arte digital de Ben Goossens



Cuando sientas duda, cree; cuando creas, duda.
En eso estriba la única verdadera sabiduría
que puede acompañar al escritor.

Augusto Monterroso


62 comentarios:

  1. Considero éste cuestionamiento como algo integral a cavilaciones de todo escritor.
    Es probable que todo esté dicho pero nuestro instinto comunicativo nos lleva a ensayar nuevos estilos.
    Creo que para ir al paso contemporáneo debemos irnos al grano. Evitar excesos descriptivos.
    Con decir: En medio de una selva, basta.
    No es bueno sofocar al lector con manglares y detalles de arbustos y pájaros o más fauna , a menos que uno de éstos resulte fundamental y relevante dentro del relato.
    Que cada lector tenga la libertad de andar por su propia selva, o su propio jardín del palacio, y ahí con libertad que vea su propia fuente, y escuche su propia música que sale del salón.
    Pero anterior a todo ésto cumplir con la premisa número uno. No aburrir. Y si provocar sentimientos al contrario del tedio, que inyecten vida, pasión, justicia ,amor, lo inesperado, lo absurdo. En especial desarrollar toda técnica de captura del lector.
    Y para instruírse en éstos menesteres que mejor que leer y aprender de quienes logran hacerlo.
    Destriparlos al estilo Derrida para ver la armazón. Lo que García Márquez llama "La carpintería de la historia."
    Buscar el mejor camino para ir de punto A hacia punto B, y saber acomodar los crescendos o como mínimo administrarlos.
    Millones escribimos , pero la gloria en las letras se otorga sólo a unos cuantos que trabajaron a intensidades obsesivas que exije toda empresa de auténtica grandeza, lo demás es contemplar aficionados, lo cual debe dejarse a espíritus más conformistas y menos exigentes en su búsqueda de calidad.
    En otras palabras implica voltearse al revés las ramificaciones del cerebro y dominar una técnica de poder y pasión que pueda transmitir una voz a la cual sea un placer escuchar.
    Y mucho de ésto está en abreviar y suprimir los excesos para contar algo. Creo que por aquí va la clave para avanzar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, ante todo gracias por todas tus sugerencias.
      Yo no escribo micoficciones, lo hice para experimentar. Pero me gusta extenderme más, crear climas y meterme en la psicología de los personajes, sin entrar en detalles que no hagan a la historia.
      Leo mucho, corrijo incansablemente, dejo descansar al texto y vuelvo a retomarlo.
      No busco ni gloria ni éxito, conozco mis límites. Pero lo que hago me gusta hacerlo a fondo.
      Ahora tengo la sensación de que me repito y quise compartirla con los que me leen.
      Muchos saludos.

      Eliminar
  2. Crisis para mí es cambio, y la vida es cambio perenne, Mire. El acto de escribir conlleva una intertextualidad muy rica, porque en general hace pie en mucha lectura y en tu propia escritura. Como en la oralidad, nos repetimos y nos hacemos eco de otras historias que nos han sido legadas: no creo que haya nada malo en eso, siempre que notes que hay crecimiento y placer en ese crear y recrear. Yo te veo crecer. El tema es lidiar con esos estados de ánimo cambiantes de quien se enfrenta a la hoja en blanco: en eso no estás sola, te acompaño, como en el crecimiento constante.

    Un beso nocturno!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fer, sé que es así y que quizás deba bajar la persiana por un tiempo, pero me cuesta mucho no tener una historia para desarrollar y trabajarla.
      Hace ya varios años que escribo sin parar y creo que se me secaron las ideas. Habrá que ir a buscar agüita y abono para que se renueven.
      Besos grandes.

      Eliminar
  3. Muchas veces escribo y cuando lo repaso, me parece haberlo leído antes. Mi suegra decía que la moda y las ideas se meten en un saco y cuando está lleno se le da la vuelta y volvemos a usarlas. Un abrazo saltarín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Ester, yo por ahora estoy reflotando algunos cuentos viejos, con un corte aquí, un cambio allá. Estoy a la espera de que se me ocurran cosas diferentes.
      Gracias, besos y abrazos.

      Eliminar
  4. Noticia: esto que contás, no es exclusivo de la escritura, obvio! A ver si me explico con un ejemplo:...esta ilustración de Escher con la que acompañaste el texto, es muy parecida a un dibujo que hice yo hace años, cuando estudiaba Bellas Artes. Ni sé si Escher lo hizo antes que yo, o al revés, pero tampoco me importa. En realidad son dos manos saliéndose del papel, tomándose a sí mismas, realizadas con la técnica del grafito...Cada parte de esta descripción es, en sí misma, una condición particular de la obra, aunque, a su vez, absolutamente repetible. Porque todos los que dibujamos podemos dibujar manos, todos los que sabemos usar la técnica del grafito podemos utilizarla para hacer, por ejemplo, manos, a todos los que solemos poner en juego nuestra creatividad, se nos puede llegar a ocurrir dibujar un par de manos que se salen de la propia hoja en la que se las dibuja...en fin, puede haber millones de estas ilustraciones en el mundo, y entre ellas puede haber muchísimas realizadas mil veces mejor que esta de Escher (modestia aparte, la que hice yo está muy buena! Je!), sin embargo, querida amiga, elegiste esta. Y por ahí viene el corazón de las cosas. Aún repitiéndonos, si tenemos la magia, somos "irrepetibles". A mí me gusta como escribís, y nunca se me ocurrió pensar, cuando te leí, si se trataba de un tema sobre el cual ya hubiera leído antes. Gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patzy, no estoy buscando temas nuevos, no los hay. Sobre las manos, además de dibujarlas, también se pueden escribir infinidad de textos. Si quiero que el tema principal de una serie de cuentos sean las manos, los puedo presentar desde diferentes ópticas y seguramente alguna coincidirá con la que escribió otro.
      A lo que me refiero es que ahora a mí me están saliendo situaciones y personajes que se parecen demasiado a otros que escribí en años anteriores, como si hubiera un agotamiento de materia prima.
      Reconozco que estoy cansada y con el blog me exijo en exceso; este post fue simplemente una necesidad de compartir esa sensación.
      Te agradezco mucho todo el tiempo que me dedicaste en tu comentario, lo aprecio de verdad.
      Otro abrazo enorme.

      Eliminar
    2. Yo tenía un profesor de "Fenomenología del arte dramático" que, además, era escritor, y solía decir..."una vez que creas un personaje, toma vida propia, y él mismo elige si quedarse o no, si vivir o morir, si pelear o claudicar"...Tal vez, no te estés repitiendo, sino que todos esos personajes (y otros)siempre estuvieron dentro tuyo...dependerá de ellos, según mi profesor, y no de vos, el momento en que tengan ganas de aparecer...habrá que estar atentos, y esperarlos. Suele pasar. Besitos!

      Eliminar
    3. Tu profesor tiene razón, Patzy, yo también lo creo y sé que esos personajes son aspectos míos o sus opuestos. Muchas veces sacarlos a la luz sirve para sanar heridas. Tengo que estar atenta para desentrañar qué me quieren decir estos que vuelven. Hay algo inconcluso, tal vez.
      Gracias por tu interés, veo que te quedaste pensado en el tema. Te lo ringrazio moltissimo. Un forte abbraccio.

      Eliminar
  5. i consider a fantastic write kisses albert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I appreciate your highly favourably words.
      Thanks.

      Eliminar
    2. Bien ahí con ese English!

      Hugs & kisses!

      Fer

      Eliminar
  6. A MI MODO DE VER LAS COSAS ES QUE A VECES CUANDO ESCRIBIMOS, NOS ENCASILLAMOS EN ALGUNAS ETIQUETAS... POR LO QUE NOS ENSEÑARON EN ALGÚN TALLER LITERARIO, POR LO QUE SENTIMOS, POR LO QUE VEMOS EN OTRO...
    CREO QUE LE IDEA ANDA EN SABER CONTAR... TODO TENEMOS MILES DE HISTORIA EN LA MANO Y TE PUEDES SENTAR A HABLARLA, PERO NO TODA HISTORIA SE CONVIERTE EN LITERATURA SI NO ESTÁ BIEN CONTADA Y SI NO SE SABE CONTAR. HAY MUCHOS QUE PIENSAN QUE ENTRE MAS SE DICE ES MEJOR, OTROS TIENEN LA CAPACIDAD DE DECIR CON MENOS.
    CUANDO ENTRO EN ESAS CRISIS TRATO DE LEER UN TIEMPO Y ME SALGO DE TODO LA ESCRITURA...LUEGO LA RETOMO Y COMO AHORA ME DAN ESTOS PERIODOS DE INCONTINENCIAS EN LA QUE NO PUEDO DEJAR DE ESCRIBIR...
    PERO LO BUENO NO ES ENCASILLARSE EN UN ESTILO PORQUE CUANDO ESCRIBES ALGO LINEAL AHI VIENEN LAS CRITICAS QUE ME HAN HECHO EN MI ULTIMO RELATO. ME SALÍ TANTITO DE LAS REGLAS Y QUISE EXPRESARME LINEALMENTE (COSA QUE NO MALO DE VEZ EN CUANDO) Y NO ESCONDER UNA SORPRESA Y SOLTAR LA IDEA DESDE LA PRIMERA LINEA... Y PUM, PUDIERA PENSARSE EN UNA CRISIS... CUANDO A LO MEJOR ES SOLO CUESTION DE PULIR JAJAJAJA
    UN ABRAZO.
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, estuve entre los que te hicieron un pequeña crítica en tu último post, espero que no te haya molestado, porque si no te digo lo que le puse a Humberto: si no querés críticas dáselo para que te lo lea tu abuelita... dicho con la mejor onda... jajaja.
      Cada uno tiene o ha logrado un "estilo" o una voz propia, eso es importante, pero a veces también te limita. Entonces hay que buscar expresarse desde otro lado, que es quizás lo que intento hacer ahora.
      También esoy leyendo mucho, algo necesario y vital.
      Muchas gracias por tu paticipación, un beso grande.

      Eliminar
    2. Mirella, no me molestan las criticas... al contrario, de la criticas se aprende. Y es justo lo que hablaba ayer con Humberto a proposito de los comentarios en mi blog. Uno a veces se mal acostumbra a caer en un estilo y cuando los lectores ven otro se sacan mucho de onda y al no gustarle o no llenar las expectativas, considera que lo leyó no sirve. Y Ahí empiezan los ataques. Unos con buena intensión, otros con superficialidad, otros sin ni tan siquiera leer.
      A mi no me afectan las criticas, al contrario.

      Con respecto a este incidente, me apena mucho y creo que no deberiamos tomar este foro para discusiones.

      Considero que Humberto se ha sentido agredido y tú a lo mejor malinterpretaste su comentario como un ataque personal a ti. Yo creo que más bien lo dirigió a los hipocritas del blogger y no te sientas aludida.

      un gran abrazo...
      Te admiro y te respeto
      Carlos

      Eliminar
    3. Querido Carlos, por empezar esto que pasó no fue por culpa tuya. Vos no tenés nada que ver.
      A Humberto le molestó -creo entender a estas alturas- mi frase: "Si queremos recibir solamente elogios o aplausos, le damos el texto para que lo lea nuestra abuelita y todos contentos".
      Esta frase respondía a su: "causa un poco de gracia", que me molestó bastante porque se estaba refiriendo a gente que se había tomado el trabajo de hacer una observación a alguno de sus textos.
      Lo sentí como una actitud despectiva y arrogante hacia el que comentaba y así se lo aclaré.
      No voy a entrar aquí a hacer interpretaciones, pero hoy cuando entré y vi que había borrado sus propios mensajes, me pareció que todo se había desmadrado exageradamente por una simple acotación (que te aclaro no es ofensiva).
      En Argentina decimos "No tiene abuela" de alguien que le gusta elogiarse, basándose el dicho en que las abuelas son las que siempre alientan y alaban.
      En tu blog voy a explicarte en cuanto pueda, porqué no me convenció tu último escrito. Lo haré con buena leche y con la mejor onda, como siempre comento.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
    4. Mirella, no tienes por qué contestar en mi blog... tu opinión es valida y hasta he comentado que a mí mismo me parece incompleto mi relato al calor de la rapidez con que fue escrito...
      Lo mejor es enfocarse a producir antes que el desgaste de este tipo.
      un abrazo.
      carlos

      Creo que me conoces lo suficiente. No soy de los que quiere leer cosas lindas solamente.

      fin.

      Eliminar
  7. Todo ya está escrito, Mirella. Hasta cuando pareciera que no, ya se escribió en algún momento por alguien, conocido, nobel o desconocido.
    A mí me pasa que todo lo que escribo me parece igual, pero luego veo que me gusta, y eso es lo que cuenta.
    No importa si lo que escribís te suena repetido, lo que sí interesa es que «eso» que contás sea distinto a lo ya escrito. Hay miles de historias sobre zombis, pero siempre está ese relato que marca la diferencia y es original, ¿no?
    Si no te cuesta escribir, si no estás bloqueada, seguí creando, y no pienses en si te repetís o no. Y si lo sentís, dale una vuelta de turca a esa repetición. Dale personalidad. Siempre va a ser distinto de esa forma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl por tus aportes, coincido bastante con vos, salvo en que rara vez me gusta lo que escribo, pero eso ya no tiene arreglo, jajaja...
      Esta mañana terminé un relato breve y eso me produjo alivio, soy lenta y corrijo mucho.
      No sé si este blog va a satisfacer tus expectativas en cuanto a los temas, porque no escribo terror, aunque a veces le pongo mis trazos macabros a ciertos textos.
      Espero que igual sigas viniendo y comentando, la opinión de ustedes me abre panoramas, aun en el disenso.
      Bienvenido y nos leemos.

      Eliminar
  8. Creo que este planteo tuyo es semejante en todos las ramas del Arte. No importa si te dedicas a la literatura, a la pintura, a la música. El desafío que inmplica "crear" conlleva un comjunto de sensaciones universales. Crisis, miedo, tedio, regocijo, placer. En mi caso no hay nada más aterrador y al mismo tiempo fascinante que el momento en que te sientas frente a la hoja en blanco. Ni que hablar de los momentos en que NADA llega a germinar. Y en esos casos, creo que lo ideal es saber detenerse. Esto no significa dejar de escribir. Simplemente no castigarse a uno mismo intentando gestar una historia que no viene y verse obligado a publicar. No es fácil, en mi caso, lucho por distenderme y no forzar las cosas. Lo saludable es darse cuenta y por lo menos intentarlo. Abrazo enorme, Mirella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente lo noté más en la escritura, quizás porque es donde puse todas mis energías. Antes escribía con mucha fluidez, no sopesaba tanto, pero a medida que se crece en lo que una le interesa, surge también la necesidad de perfeccionarse. Y eso me gusta.
      No me obligo a escribir para poner un post, eso no sirve, pero como venía de unos cuantos años de escribir sistemáticamente, me acostumbré a estar siempre rumiando alguna historia, pero también hay que saber parar la máquina.
      Muchas gracias por contar tus experiencias, es una forma de aprendizaje para todos.
      Bee, besos y abrazos.

      Eliminar
  9. NO SÉ, CREO QUE MUCHO DE LA CREATIVIDAD O INSPIRACIÓN, LO DESIGNA LO ORIGINAL QUE SEAMOS. MUY INTERESANTE TU PLANTEAMIENTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema viene cuando nos parece que la originalidad que creíamos tener, se convirtió en habitual. Entonces llegó el momento de buscar formas nuevas, andar por caminos distintos.
      Gracias Reltih, un abrazo.

      Eliminar
  10. Sólo sé que no hay fórmulas mágicas. No puedo darte un consejo. Como ha dicho más arriba Humberto, todo está dicho ya, pero yo añado que todo está por decir porque aunque hay en el mundo siete mil millones de personas, cada uno de nosotros somos únicos y nuestra manera de expresar la vida también.
    Dicen por ahí que lo más dificil de escribir es saber qué escribir. Creo que es cierto, pero los que llevamos el veneno de la escritura dentro de nosotros, de una u otra manera, terminamos encontrando una voz.
    No pasa nada si te repites. Algunos autores dedicaron toda una vida a un solo tema, sólo debes encontrar la manera de estar (qué dificil me sesulta a mí) satisfecha con lo que escribes.

    Un abrazo, Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para estas etapas no hay consejos, hay que transitarlas como se puede y seguir buscando respuestas internas.
      Lo que sí hace bien, es compartir con otros que puedan entender esta problemática, porque también se la han cuestionado. Ese fue el objetivo de este miércoles, día que suelo dedicar a temáticas relacionadas con la literatura. No pensé que este planteo convocara a tantos y suscitara estos largos comentarios. Me alegra mucho.
      Lo del tema no es lo que más me preocupa, sino el poder salirme del estado de comodidad en el que uno se instala, porque es lo que le sale más fácil.
      También me resulta difícil quedar satisfecha con lo que escribo, por eso aparece la necesidad de encontrar nuevas formas expresivas.
      Muy contenta de haber compartido este intercambio contigo.
      Un abrazo, M.

      Eliminar
  11. Gracias querida amiga por esperarme y por venir al té de los martes y por estar... suelo tomarme vacaciones seguido porque me canso demasiado con todos los blogs que tengo, pero nunca me voy del todo porque los quiero mucho.
    Te dejo un beso grande y un abrazo.
    Con todo mi cariño comenzaré mi rutina nuevamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos por tu visita y es verdad, de vez en cuando hay que tomar un descanso. Vos tenés muchos lectores incondicionales y hay que retribuir atenciones.
      Besos, Luján.

      Eliminar
  12. Paciencia Mire!!! hay una historia que se está gestando en tu mente y en tu cuerpo. Ya va a salir. Es que es una historia fuerte.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente Flor, mientras tanto estoy corrigiendo y modificando textos anteriores.
      Gracias por tus palabras de ánimo.
      Besos.

      Eliminar
  13. A veces he pasado por una suerte del llamado "bloqueo del escritor" durante meses incluso años, ¿hasta qué punto es un bloqueo? Simplemente no escribí, hay meses en los cuales no escribo, otros en los que escribo mucho. Todo está inventado, el "qué" nunca me ha parecido muy importante, el "cómo" sin embargo me parece determinante.
    ¿Repetición? ¿Hasta dónde da de sí el alma? ¿Las historias que escribimos, de dónde vienen exactamente? ¿Y por qué forzarlo? Si queremos escribir, acabamos escribiendo... En mi modesta opinión lo mejor es descansar y dejar que un día, a la hora que sea y a través del chispazo que sea, algo nos apriete el corazón y nos digamos a nosotros mismos "tengo que escribir, ahora". Escuelas y temas, cánones y estilos... podríamos hablar de papel ardiendo, sobre gustos hay mucho escrito, pero el refrán dice lo contrario. La magia de la escritura se liberará y lo llenará todo, invadiendo la mismísima realidad con su poder, sin duda, y no hay de qué preocuparse. Descansa, pásalo bien y trata de disfrutar de esta pequeña angustia de la que algo siempre sacamos, porque tras una de estas llamadas crisis siempre nace algo nuevo y mejor. Dicen que desde los griegos está todo dicho, dicen que tiempo al tiempo. Dicen muchas cosas... pero las letras están ahí, sumergidas. Nada más. Saldrán a respirar.
    ¡Un abrazo! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Jorge! Tu comentario es realmente encantador, porque transmite entusiasmo y a la vez serenidad.
      Como ya lo dije, estos momentos los pasé en reiteradas oportunidades, no es algo nuevo y desconocido que me sorprenda.
      Me pareció interesante compartirlo en este espacio para propiciar un debate, escuchar la opinión o las experiencias de los que se acercaran. Mi intención es siempre seguir aprendiendo.
      Un gusto que pasaras por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Holis Mirella.

    Yo creo que hay que hacer una diferenciación clara y primaria entre el escritor hobbista, como la mayoría de los que escriben en blogs (tengan cuatro o trescientos cincuenta comentarios) y el escritor profesional. La diferencia clara es la falta de enfoque autocrítico de su obra que al primero que satisface es a él y está muy feliz de haberse conocido, porque le permite aproximarse socialmente a otra serie de hobbistas que no pedirán rigurosidad expositiva, sino mero intercambio de gentilezas y parabienes.

    Una vez establecido el halagador intercambio, el intercambio (valga la redundancia) se limitará a eso y también limitará la autoexigencia en el autor, que da por cierto todo lo que se le dice (dicho con más o menos criterio) porque es muy lindo que nos digan lo geniales que somos y lo bien que escribimos, a lo largo de 100 contestaciones que también deberemos responder en 100 blogs distintos, repitiendo que bien escriben esos otros 100,los leamos o no, (hay gente que usa directamente plantillas y les dice más o menos a todos la misma cosa) para que no se corte la cadena.

    Por eso es tan interesante tu planteo. Porque tu planteo sale de la media y se nota que detrás de Mirella hay una persona que busca sentirse satisfecha con su escritura, independiente ésto del halago más o menos generoso que pueda recibir. Una persona inquieta, buceadora, que escribe por el placer de satisfacer a su propia autocrítica y autoexigencia. De ahí que te plantees lo que plantea este Miércoles Rojo.

    Vas más allá del mero gesto literario tan habitual en los atrapados en la sociabilización internetera y te metés de lleno en el trabajo autoral de perfeccionamiento, cosa que habla muy bien de tu talento y de tu personalidad. Más allá de los mil halagos, estás vos y tu propia autocrítica, que parece invencible por lo que expresás en el texto de cabecera. No te dejás seducir por la blandura de "así me va bien", sino que para vos misma buscás una superación y todo escritor que está en búsqueda, es el que va a lograr escribir mucho mejor que aquel que ya tiene todo resuelto, diciendo que las búsquedas no existen. Esa es una posición de conformismo, de mediocridad, de ego, si se quiere, porque justifica su actitud social, pero no su actitud creativa.

    Tu actitud creativa es esta, la que escribiste en cabecera y plasma la inquietud de quién se busca como artista, como verdadero artista, dejando de lado el componente de sociabilidad y dando paso al del perfeccionismo, que es lo mínimo que uno autor le puede ofrecer a un lector: la búsqueda de perfeccionar su obra en base a admitir que su obra tiene errores.

    Por eso, no debe llamarte la atención que tus personajes se parezcan. Los seres humanos se parecen en sus emociones primarias que luego la conducta social va modificando, entonces, cuanto más universales sean los personajes, más gente se identificará con ellos en sus parecidos y en sus diferencias.

    Debería preocuparte no tener búsqueda. Eso realmente debería asustarte, porque habrías entrado en la rueda del ego satisfactoriamente complacido.

    Un ser humano es búsqueda. Cuánto más, lo es alguien que intenta hablar de los seres humanos.

    Besoooooooooooooooootes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Luz, qué comentario te mandaste, no sabés cuánto te lo agradezco, explicitaste perfectamente lo que siento. Mi necesidad pasa por salir del sitio de confort que he alcanzado y darme cuenta que es hora de dar otro pequeño salto. Es como subir una cuesta, el placer está en ir escalando de a poco y hay momentos en que es conveniente detenerse.
      Mi actitud ante la escritura es de cuestionamiento constante, no me quedo satisfecha, sigo buscando, por eso en el blog me presento como "una buscadora de caminos posibles".
      A veces tanta autoexigencia me abruma y puede que se me vaya la mano, pero la tengo tan incorporada, es mi forma de encarar esto que me apasiona. Claro que me gustan los elogios, pero hay una parte mía que no se los cree y es la que me impulsa a encontrar otras respuestas para merecerlos.
      Te agradezco todo el tiempo que generosamente me dedicaste y te dejo un abrazo enorme.

      Eliminar
  15. Son normales las crisis e, incluso, pienso que necesarias, pues nos ayudan a crecer y a tantear nuevos caminos.
    Yo paso muchas, cada poco estoy en crisis, te lo aseguro. Tengo comprobado que lo mejor es apartarse un poco, dejar de escribir un tiempo y dedicarse a otras cosas, como la lectura. Al final, se retorna al papel en blanco con savia nueva. Es como el campo: hay que dejarle épocas de barbecho para que rinda mejor.
    Así que no te apures, que en nada estás de nuevo en órbita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto todo lo que decís Isabel, también he pasado unas cuantas crisis, cíclicamente reaparecen.
      Tal vez mi sangre italiana la presentó más dramáticamente de lo que es, pues no la llevo tan mal.
      Y desde el momento que tengo un blog, qué mejor espacio para compartir un tema en común con otros que escriben.
      Te agradezco mucho tu comprensión y tu presencia.
      Besos.

      Eliminar
  16. Me agrada mucho vuestra manera de escribir... Me agradaría tenerla en mi blog y recibir sus comentarios: http://reencuentroyolaluna.blogspot.mx/ Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda por la visita, bienvenida.
      En cuanto pueda, pasaré por tu espacio.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Yo no estoy muy convencida de que las historias imaginadas en los últimos tiempos sean versiones apenas diferentes de otras anteriores.
      O que tal personaje es la hermana melliza de aquella del relato escrito el año pasado, con un poco más de maquillaje. O que nos repetimos en el uso de imágenes y palabras. Mas bien, me parece una psicosis de "déjà vu" o "déjà vécu". Yo en mi blog, que lo creé (no me suena bien crée, tampoco crié) para divertirme y relajarme de mi estresante trabajo aeronáutico, prefiero utilizar el "voir le bon côté des choses" (ver el lado bueno de las cosas)y "advienne que pourra" (que sea lo que Dios quiera). No sé si me habré explicado a esta hora de la madrugada para mi, pero espero que tú con tu magnanimidad me hayas entendido.

      Bonne nuit et un gros bisou pour vous!

      Eliminar
    3. Te explicaste perfectamente Lucrecia. Lo que puse en el post de este miércoles es algo que comprobé releyendo algunos textos y comparándolos con los que estaba escribiendo, que todavía no publiqué en el blog.
      Yo respeto lo que cada uno propone en su espacio, no tiene que haber exclusivamente literatura, ya sea narrativa o poesía. Yo elijo seguir blogs que tratan temas diversos, porque me gustan, porque me divierten o porque la persona que los escribe hace funcionar sus neuronas.
      No me siento obligada porque lo tengo de seguidor y debo ir a contestarle, sería para mí una carga.
      Me gusta tu humor, tu sutil ironía y me parecés una persona con mucha agudeza. Tampoco hago comentarios para quedar bien, digo lo que me surge de la lectura y entiendo que no todos pensamos igual.
      Gracias por tomarte el trabajo de contestarme en vez de irte a la camita.
      Bacioni, cara Lucre.

      Eliminar
  17. Lo mío es más simple.
    Escribo para seguir viviendo y no me cuestiono nada.
    Me da igual repetir los temas que dar rienda suelta a mis locos.
    Es sencillo y me funciona.
    Y funciona básicamente porque no espero nada, ni concursos, ni publicar, ni reconocimiento, ni vanidades varias.
    NADA.

    Escribo igual que respiro.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco me interesa el reconocimiento, publicar ni participar en concursos.
      Cada uno escribe por los motivos que sean, para mí todos son válidos y los respeto.
      Yo tengo una exigencia interna grande, un afán perfeccionista, porque soy así; también cuando guardaba todos mis escritos en un cajón y no eran leídos por nadie, los seguía corrigiendo.
      Para mí escribir es tan importante como respirar.
      Gracias Toro por tu participación.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Querida Mirella quien no ha pasado por las mismas sensaciones no es escritor. Recuerdo haber leído una reflexión de Borges donde el comentaba que había llegado a comprender que cada nueva historia escrita , ya había sido escrita por otro escritor. Nada nuevo existe, decía, todos escribimos temas que ya fueron abordados por alguien.
    En tiempos de sequía de musas, trato de leer, buscar nuevos escritores o no tan nuevos pero que lo sean para mí, en especial cuentistas.Un ejemplo es Silvina Ocampo, siempre me deslumbra a pesar de los años.

    Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hago lo mismo y también recurro a Silvina Ocampo que continúa vigente para mí.
      Aún sabiendo que todo está escrito, creo que se debe mantener la inquietud de seguir en la búsqueda, no del gran tema, pero sí de esos matices mínimos que pueda distinguir nuestro ojo, dentro del enorme pintura de la vida.
      Un abrazo y muchas gracias por acercarte.

      Eliminar
  19. En estos momentos de "sequía creadora" lo mejor es leer y reflexionar. Algo vendrá. Es normal que nos agotemos de vez en cuando. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Gabriela por sumarte al nido (estos días un tanto alborotado).
      Como le dije a Mariarosa, si a alguien le interesa escribir "con todo", alma, mente y cuerpo, es difícil que logre descansar del todo, hay una parte que está siempre alerta, observando, buscando.
      Un besote.

      Eliminar
  20. Para mí también es una cuestión recurrente, como bien decís los temas de fondo son siempre los mismos y los enfoques con los que pueden abordarse entiendo que también son limitados. En mi caso, que soy nada culto y que no tengo demasiadas ideas propias, mi fuente de inspiracioón son las vivencias que voy teniendo, alguna lectura que llega, y algún que otro trauma que de tanto analizarlo alguna conclusión termina saliendo.
    Considero, al igual que la comentarista que me antecede, que incorporar el trabajo de otros a través de la lectura, el cine, etc., es un forma de renovar el stock. A mí es la única que se me ocurre, si surge algo más te comento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me considero para nada una persona "culta" y a la hora de escribir ese bagaje de conocimientos acumulados puede facilitar la escritura, pero no garantiza que lo escrito tenga valor literario.
      Tampoco me considero una "escritora", pero escribo con la máxima rigurosidad que le puedo pedir a mis capacidades. No tengo afán de publicar ni de sobresalir... solamente escribo con todo lo que soy.
      Probablemente sea un bicho raro, porque los que me conocen dicen: es un hobby, disfrutalo y no te hagas tanto problema.
      Ocurre que para mí no es un pasatiempo, es una forma de expresión tan necesaria como respirar.
      No puse este post para que me dieran soluciones, ya pasé por este proceso muchas veces, sólo quise compartir esta inquietud y que se hiciera un intercambio de opiniones sobre el tema.
      Te mando un abrazo grande y agradezco mucho tus aportes.

      Eliminar
  21. Bueno, llego tarde porque noto que donde se armó la podrida el autor arrugó y se borró. Es duro bancarse la crítica, aunque sea constructiva...

    Como soy "a boca de jarro" no voy a dejar de corregir un punto que Humberto había hecho y considero erróneo. Él decía algo así como que desde Shakespeare en adelante todos nos repetimos. Yo, humildemente, lo corrijo, si se me da el permiso, porque de Shakespeare me han enseñado muy bien. Shakespeare también se nutrió de historias que estaban escritas e inventadas: principalmente, recreó la historia que está en los libros y la que protagonizó, y obras como Otelo o Romeo y Julieta, eran parte de la cultura que él mamó y recreó. En lo único en lo que se lo puede considerar original es en sus maravillosos sonetos, pero Humberto dice que la poesía no le va... Él se la pierde, así como la oportunidad de interactuar civilmente, aceptar críticas constructivas y bajar un poco el copete, que nunca nos vienen nada mal.

    Un saludo para Humberto: ya se le va a pasar...

    Beso, Mire: al Bardo no lo podía dejar pasar ;)

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fer, me da pena que el planteo del post se haya desvirtuado, pero estoy tranquila. Hay gente que se mete sin arte ni parte y eso me molesta más que la "borrada". Anónimos que dicen pavadas.
      En fin, hay de todo bajo el sol.
      Te agradezco mucho todo tu aporte sobre Shakespeare, muy interesante.
      Te dejo un beso y me voy a dormir, hoy estoy agotada.

      Eliminar
  22. Siempre escribimos lo mismo con las mismas palabras, es la historia de la literatura. Sería peligroso romper esa rutina.
    Respecto al folio en blanco, se soluciona cambiándolo por uno de colorines, se siente el mismo vacío, pero se alegra la vista. Yo a veces me siento ante la pantalla del ordenador y -en lugar de escribir-me tiro horas viendo deslizarse peces de colores...
    Abracitos.

    ResponderEliminar
  23. Jajaja... Amando, me encanta tu sentido del humor. Tus métodos deben ser muy eficaces porque cuando te largas a escribir, obtienes relatos y poemas de alta calidad.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  24. uno escribe , se traga sus propios esquemas
    y regurgita nuevas ideas siempre
    un matiz , un giro , un aire
    sea lo que sea uno escribe
    hasta de la sequía inspiracional es un tema
    o escribir de la nada , del vagabundeo laxo
    en fin escribir y soltar las palabras
    echarlas a correr como niños después de clases
    con toda la algarabía, el atropello, el regocijo, y la angustia plena
    hay que echar a rodar los vocablos de una
    como abrir el grifo para el agua salte
    y luego verlas crecer y preñarse
    y parir nuevas palabras del laberinto
    abrirse las venas en la música que llevan
    y tocar el cielo o el infierno
    ya a esa altura ... no es relevante.

    besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  25. pd... en todo caso todos los escritores son parte de la cadena que no tiene principio ni fin, apenas todos los escritores , todos!!, somos ESLABONES

    así que nada
    que cada quien se baje del pedestal en el que se ha subido
    que nadie a nacido con una estrella en la frente
    somos todos hijos de la Gaia terrenal y sufriente

    ResponderEliminar
  26. pd2... los "escritores profesionales" , no son más que escritores con suerte y con Marqueting
    las Editoriales saben muy bien como levantar al grado de best Seller o Imperdible o Clásico a algunos o bien saben como ningunear a otros, el mundo de la literatura no difiere de otro donde los intereses , la política, el compadrazgo, ni los enredos falten, es igual y a veces hasta peor

    business are business

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso bastante parecido a lo que dijiste, aunque -y es una impresión mía, no sé si es así- tal vez en la poesía sea un poco más fácil.
      En narrativa hay que imaginar una historia, medianamente con un inicio, un nudo y un desenlace. Ir construyendo al personaje, dotarlo de características distintas cada vez, ponerlo en situaciones que no sean las mismas... Y en los cuentos o relatos, después de haber escrito muchos, (me) surge la sensación que enuncio en el post.
      En poesía, ves caer una hoja de un árbol y eso puede dispararte una serie de imágenes y asociaciones. En cambio si quiero armar una historia, debo buscar primero un conflicto, después un protagonista, empezar a labrar su mundo y tejer una trama que cause interés.
      Quizás esté diciendo una tontería, porque no soy poeta y no sé como funciona internamente arquitectar un poema.
      Muchas gracias Elisa por pasar y por tu interés en el tema.
      Besos

      Eliminar
    2. la poesía no difiere de la narrativa
      pues ambos son procesos creativos y en la poesía existen personajes , voces, nudos y desenlaces, pero trabajados desde la emotividad , es algo más retorcido , no tan literal como la narrativa,porque uno estructura desde el subconciente y la emoción directamente, los paralelos y las acciones junto con la contemplación todo en simultáneo

      besitos

      Eliminar
    3. Gracias Elisa por la aclaración y la explicación, me interesa aprender sobre ciertos géneros que no domino.
      Buen domingo y un abrazo.

      Eliminar
  27. Creo que ya te lo dije alguna otra vez. Hay que recrear lo que se sabe, lo que se siente, lo que se conoce. No inventar. A la vida como a los días, les alcanza el propio afán. El escritor no es un "inventor", sino un intérprete. La escritura empezó en las cavernas, cuando los hombres dibujan escenas de sus vidas porque todavía no tenían letras con las que dibujar su oralidad. Los hombres bailaron y dibujaron antes de lo que escribieron, pero siempre, se basaron en la vida, Mirel.

    Los inventores de cuentos son inventores de cuentos y podremos decir "carajo, que buen cuento", con la absoluta conciencia de que estamos leyendo un puto cuento (que no le resto mérito al cuento, sino que le resto sangre) como, por ejemplo "La invención de Morel", cuentos si los hay.

    La cuestión es escribir la vida, aunque sea un cuento, pero que suene a que es la vida.

    Veo mucho derrape por ahí. El que no exagera para hacerse notar, se pone drolático para exiibir su poderío y si no, ficticio y descolgado.

    Un cuento te puede entretener un rato, de los comunes, hablo. Te entretiene mientras lo estás leyendo y a los dos días no te acordás de que puta dijo el tipo, porque no te quedó un puto carajo en la memoria ya que el cuento te entretuvo pero no impactó ni en tu realidad ni en tu corazón.
    De esa clase de escritores, hay a carradas y toneladas y pasan sin pena ni gloria por todas las editoriales del planeta incluyendo Planeta.

    Después están los otros. Esos que te cuentan como fueron a comprar la leche al almacén y te loa acordás toda la vida y cada vez que te vas a comprar la leche y discutís con el almacenero, le contás después a tu mejor amiga diciendo: igual que tal...no te imaginás lo que me pasó.

    O sea, Mirel, acordate de lo que decía Tolstoi: Pinta tu aldea y pintarás el mundo.

    Y en tu aldea, pichona, hay gente de todos los días, la misma gente entre la que está uno, con las cosas de la gente de todos los días, que todos nos parecemos a todos en la mayoría de las cosas y por lo tanto, vas a ver a un mismo personaje cincuenta veces, cien o quinientas, repetido en tu obra, porque lo que va a variar no son los sentimientos fundantes del personaje, sino lo que hace con ellos, como reacciona frente a la vida con ellos, como evoluciona en la vida, siempre con ellos.

    El autor es único e indivisible. El que dice que se desprende, miente. Y a los autores, eso de mentir y hacernos nos lindos, nos viene de puta madre, porque juega con cosas que el lector no entiende ni sabe del acto del escribir.

    Pero un autor consciente, sabe que no puede desprenderse de su cotidianidad. Sabe que sin su aldea no hay mundo. Sabe que los hombres se parecen y que sus personajes van a representar a los hombres y que por lo tanto, sus hombres/personajes, se van a parecer, siempre, a los hombres del mundo.

    La trama, Mirel, no es el personaje. La trama es cómo el autor refiere la anécdota. La diferencia radica en que vos comprás la leche de una manera y yo la compro de otro y si vamos al almacén y vos narrás esa escena, vos vas a comprar la leche a tu manera y yo la voy a comprar a la mía y vos vas a contar ambas.

    Los personajes son observación. Las anécdotas, también son observación.

    Más o menos recreada la observación, nace el invento. Podés traspolar a tu personaje que compra la leche, a una mujer de un pueblo que te inventes, en un momento que te inventes de la historia, en un mercado que te inventes, pero tiene que ser fiel a las características de esa humana mujerque compra algo.

    ¿Me captás?

    Por eso, a veces uno va por ahí y lee cosas y dice: se nota tan escrito, se nota tan forzado, se nota tan inventando, tan apócrifo, tan hecho por un escritor y no por un testigo.

    O sea, el personaje siempre se parecerá a lo que hacen todos los hombres. Solamente tu forma de narrar lo que ese calco de la humanidad hace, lo hará a él único e irrepetible.
    Y si se repite con otros, se repetirá.

    ¿Acaso no hay cientomil soberbios por un justo?

    Lehitraor, linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca pude escribir algo que no repercutiera en mí, es decir, alguna vez intenté abordar temas lejanos a mi vida y no resultaron o no los terminé.
      Tampoco empiezo por la cabeza, necesito partir de una sensación o de algo emocional para después darle forma y estructurarlo. Te hablé muchas veces de mi falta de formación con la técnica, etc., yo escribo desde la intuición. Algunas cosas me salen bien, otras quedan imperfectas, desprolijas.
      Hay historias que aparentemente no tienen nada que ver conmigo, sin embargo las pude abordar porque en algún punto, allá lejos y en el tiempo, me sentí en una situación similar. Esa conexión la descubro cuando las termino, como fue el caso de "Slow Greta", la chica con un retraso mental; ese cuentito es de los pocos que estoy conforme.
      Me gusta mirar a la gente, sus actitudes, escuchar conversaciones. Estar en esa posición de observadora me dio bastante material.
      Hace un par de años, estimulada por Guadalupe, armé un libro con mis textos. Cuando empecé a organizarlos, y ya teniéndolos todos juntos, empecé a notar las repetiones, tanto de imágenes como de situaciones y de personajes. Corregí incansablente, después metí todo en un cajón y a otra cosa.
      Ahora que mis escritos están en la web vuelvo a sentir lo mismo, quizás porque esté pasando un momento de sequía y quisiera salir un poco de la forma habitual de contar una historia, mirarla desde otra perspectiva, aunque el tema sea recurrente.
      No sé si expresé con claridad el conflicto, entendí todo lo que me escribiste y creo que, dentro de mis limitaciones, es el proceso que hago.
      Muchísimas gracias Gavrí, por todo el tiempo que me dedicaste en este post y además contentísima de saber de vos.
      Un abrazo grandote.

      Eliminar
  28. Creo que el problema de fondo es la inspiración, ahí subyace el Secreto...

    Un beso.

    Y las musas se ponen vagas..., un abrazo a tu musa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amapola, le daré un abrazo en tu nombre... cuando la encuentre.
      Besos.

      Eliminar