viernes, 12 de julio de 2013

Año bisiesto







La noche avanza y creo que ya es hora de quebrar el silencio. En otro tiempo lo hubiese sentido como la profanación de algo sagrado, sin embargo hoy no puedo callar más, necesito salir de la falsedad. ¿Acaso la vida no es un juego rítmico entre lo sagrado y lo profano? En esa continua oscilación, ahora estoy encendida por lo profano, aunque todavía me queda un vestigio de mesura culposa ¿será suficiente para impedir que hable?             
Dentro de mi boca la lengua crece y empuja la barrera de los dientes, que se aprietan solidarios ante ese resto de temor o vergüenza. Las mandíbulas se endurecen para afianzar la trinchera. No creo que logre sostener esta tensión mucho más.
La nariz inhala sorbitos de aire como si fuera tóxico, las mejillas son glaciares, la lengua ejerce la fuerza de un ariete. Finalmente derrumba la muralla de los dientes, vence la resistencia de los labios. Como si se hubiera partido en dos, igual a la de una cobra, asoma con cautela sus extremos, lubrica los labios secos y vuelve a entrar en la boca.
La lucha se está definiendo: mis músculos se debilitan, los ojos parpadean y los dedos hacen rotar el anillo. En los circuitos de mi cerebro los pensamientos corren carreras, alguno da una señal, la boca se abre, la lengua bífida se ubica para desempeñar su parte. Pero todavía hay renuencia, cierto pudor.
Digo:
—¿Por qué agarrás la botella de esa manera, por el cogote? Da la impresión que tenés ganas de estrangular a alguien.
Él llena su copa de vino, deja la botella sobre el mantel, me mira y no dice nada, aunque en sus ojos leo que está pensando “perra estúpida”.
Sigo:
—La ropa termina por tomar la forma del cuerpo, por eso tu pulóver está tan estirado en la parte de adelante.
Su expresión indica desprecio, su respuesta es, como siempre, el silencio. Estos comentarios absurdos no son propios de mí, es la cobardía la que habla. Si quiero postergar el momento de la revelación, va a ser difícil que él participe de una charla.
La lengua bifurcada se mueve, inquieta, dentro de mi boca. No la voy a poder controlar.
Anuncio:
—Leí una estadística que afirma que en los años bisiestos es cuando se producen más divorcios. Parece que son propicios para volver a enamorarse. El año que viene es un año bisiesto.
Esta vez ni siquiera se molesta en mirarme o demostrar su arrogancia. Se inclina y toma el diario. Giro la cabeza, a mi alrededor el restorán está completo y el murmullo de las voces me envuelve como una frazada caliente.
Comprendo que no puedo postergar más la confesión; ya no hay nada que honrar o respetar. Lo que antes era sagrado hace tiempo que se parapetó detrás de las páginas del diario y sólo muestra su coronilla con remolinos ariscos.
Llegó el momento, la lengua se dispara como una flecha envenenada. La dejo que alcance su blanco.
—Sin embargo quedé fuera de las estadísticas: me enamoré este año. Te dejo.
Noto que mi voz es un eco que retumba por encima de las conversaciones ajenas. El silencio, que está sentado frente a mí, se extiende al resto de la sala. Las páginas del diario se mueven como un telón que se abre para un último acto. Sus labios son dos rayas torcidas. No alcanzo a verle los ojos porque una línea de luz cae en el vidrio de los lentes, convirtiéndolos en espejos que me reflejan. Veo mi sonrisa y cómo las bifurcaciones de la lengua vuelven a unirse. Siento que recupera su tamaño y se acurruca contra el paladar, degustando el sabor a cicuta de la victoria. 

©  Mirella S.   —2011—


Óleo de Jack Vettriano

        

A todos los que pasan por el nido, les quiero avisar que, 
por inconvenientes varios y menor disponibilidad de tiempo,
 voy a espaciar mis visitas a los blogs amigos,
 especialmente a los que postean a diario.
Un enorme agradecimiento por haberme acompañado con 
tanto cariño en los ocho meses que cumplo hoy.
¡Todavía soy una baby, eh!
Besos y abrazos.





Se descolgó el silencio,
sus atroces membranas desplegadas como las de 

un murciélago anterior al diluvio,
su canto como el cuervo de la negación.


Olga Orozco



54 comentarios:

  1. Muchas gracias amiga por esta descripción tan exacta y minuciosa de un momento muy tenso.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, Angelines, por venir a leerme, desde esa tierra tan hermosa en la que vivís.
      Besos.

      Eliminar
  2. He disfrutado de ese ritmo lento, de esa descripción detallada que va conformando la narración. Y la última frase me encanta con ese rotundo cierre.
    Ah y felicidades por ese cumplemés :-)
    Un abrazo, Mirella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, hace mucho que no publicás textos en tu blog, pero veo que sí en el de fotos, del que ahora soy seguidora. Me encantó la de las columnas, en el interior de la catedral o de la iglesia, creo.
      Miré un poco apurada, porque así estoy ahora.
      Gracias por tus palabras y me alegro que hayas disfrutado del relato.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  3. paladeamos tus escritos

    como meses llevas cumplidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias profe y usted disfrute de sus merecidas vacaciones.
      Muchos saludos.

      Eliminar
  4. El relato me ha sumergido en ese momento de confesiones. Me ha encantado como descabrites de una forma tan original esos momentos.

    También darte las F E L I C I D D E S por estos ocho meses que llevamos leyéndonos.
    Espero y deseo que sólo sea el principio y que sigas muchos años compartiendo estos relatos y pensamientos.

    Mil besos Mirella :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero, porque me ha hecho mucho bien conocer gente afectuosa y constante en sus comentarios, como vos.
      Apareceré menos por la casa de los amigos, pero no desapareceré del todo.
      Gracias linda por tus deseos.
      Muchos besos gordos.

      Eliminar
  5. El hielo de la ruptura perfectamente expresado, o parafraseando al genio: Crónica de una muerte anunciada. Felicidades, Mirella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es un gusto que vengas por aquí Alfredo. De a poco te iré leyendo, porque tu poesía es excelente.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  6. aprecciated your blog kisses charles

    ResponderEliminar
  7. Felices 8 meses, Mirella! Nunca son pocos, cuando hay tanto hecho, ni suficientes, cuando hay más por hacer. Me encantan tus relatos, los disfruto sin medir desde hace cuanto, y valoro tu amistad, sin conocer cuando empezó. No es fantástico este mundo sin alto, ni ancho, ni largo, ni corto? Je! La virtualidad tiene eso de mágico. Gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el mundo bloguero hay de todo, como en botica, pero tuve mucha suerte, porque encontré un grupo muy afectuoso y fiel, del que vos formás parte, muy especialmente.
      Ahora pasaré un poco menos por los blogs amigos -y lo voy a extrañar- porque estoy más ocupada y quiero escribir. Si no lo hago, no voy a tener material para postear.
      Patzy, un beso grandote.

      Eliminar
  8. Felices vacaciones, vete contento con tu entrada de hoy me ha parecidi tan genial que no tengo palabras.
    A la vuelta quiero más de estas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, ojalá fueran vacaciones, son más obligaciones y menos tiempo.
      Y para que haya más textos, hay que hacerse de más espacio a costa de dejar otras cosas.
      No desapareceré tanto, sólo lo necesario.
      Gracias y besos.

      Acá siempre habrá algo para leer, querida lectora voraz.

      Eliminar
  9. La noche avanza y y creo que ya es hora de quebrar el silencio... CHECA ESTA PRIMERA LINEA, SE FUERON DOS (y)
    EL RELATO ES MUSICA, RITMO Y UNA CADENCIA MARAVILLOSA.
    SABES HACER QUE LA TENSIÓN ATRAPE
    SALUDOS
    CARLOS. UN FAN QUE TE SIGUE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un fan como vos vale por muchos, gracias Carlos!
      No te quedes atrapado... jajaja.
      Abrazo.

      Eliminar
  10. Maravillosa descripción de ese estado mezcla de hastío, revancha y disfrute final. Este texto es como un dique que de tanto soportar las embestidas termina rompiéndose de manera letal. Realmente me ha encantado! Felicitaciones por los 8 meses y tómate todo tu tiempo. Personalmente, vengo a leerte porque me gusta mucho tu estilo. Un abrazo enorme, Mirella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho, Bee. No me borraré del todo, ya no podría.
      A los que postean menos, seguro que los voy a visitar y en el nido alguna semillita siempre habrá.
      Necesito más tiempo para escribir textos nuevos.
      Sos muy cálida y es un gusto haberte encontrado.
      Besos gordos.

      Eliminar
  11. Paladeo y saboreo tus escritos con inmenso placer querida Mirella, pero apártate de lo profano ya que de lo contrario estás condenada al infierno, jajaja como lo estoy yo desde hace tiempo. Eso sí saca la lengua todo lo que puedas, la dejas a un lado y con las paletas de los dientes tírate a la yugular de algún gilipollas y se la destrozas. Muy buena esa frase final, enhorabuena por esos meses, y no te preocupes porque no puedas comentar. Primero son las obligaciones y deberes, y el resto ya vendrá. A mí siempre me tendrás por aquí, Por cierto se me olvidaba, esa foto de la primera dama con esos tatuajes, me ha dado mucho susto. Gracias compañera por todo, felicidades y buen fin de semana.

    Besos querida Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, lo profano es lo más divertido de la vida... jajaja... y el infierno está en este mundo.
      Gracias por tu presencia y tus palabras, siempre de estímulo y afecto.
      Sólo entre nosotros, que no se entere nadie, pero a vos te voy a seguir visitando seguido, porque tus ocurrencias, tus expresiones, me hacen reír y si dicen que la risa es salud, pasar por tu espacio es mejor que ir al médico.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Vuelvo a leerte y a constatar lo bien que escribes, Mirella. Muy buen relato, sin concesiones, directo.

    En cuanto a tu aviso, es más que comprensible, ya que no se puede llegar a quienes están todos los días. Si hacemos más cosa que vagar por internet, no nos queda más remedio que perder entradas; pero ganaremos calidad de vida y buen humor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, gracias por acercarte al nido y dejarme palabras tan elogiosas.
      Ocurre que a mí escribir me toma mucho tiempo, no saco un relato como pan del horno. Ahora estoy subiendo textos que escribí hace algunos años, pero necesito producir cosas nuevas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Ah, que se me olvidaba: felicidades por esos ocho meses (qué poquito me parece, aunque ya por ese tiempo yo empecé también a restringir el tiempo del bloguerío).
    Otro abrazo, hala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es poco tiempo y es mucho a la vez, por todo lo que fui aprendiendo y conociendo.
      Más gracias y más abrazos.

      Eliminar
  14. Tenso y detallado relato embebido de hastío y revancha. Feliz cumplemes.
    Espero tu vuelta.

    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucre, yo sigo acá y material, por ahora, tengo algo todavía en la despensa.
      Sin embargo me interesa -y ya es una necesidad-, seguir escribiendo, producir cosas nuevas.
      Gracias por acercarte siempre.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  15. Es como si lo hubiera visto en primera persona.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toro, espero que no lo hayas vivido en primera persona.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Es como un corazón delator, todo el tiempo a punto de estallar, hasta que sale!!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Darío, hay que tener cuidado con las silenciosas, cuando hablan son/somos cobras.
      Gracias y abrazo.

      Eliminar
  17. Excesivo adversariato se gestó en ésta relación.
    Evito en lo posible vivir casos así.
    Has pintado amargosa realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, un consejo: nunca te escondas detrás de un diario a la hora de la cena y atención con los años bisiestos, no solamente las mujeres se enamoran de nuevo...
      Muchos saludos y gracias por bajar al fondo del mundo.

      Eliminar
  18. felicitaciones Mirella
    es un trabajo preciso, nos lo has dado muy vívida realidad
    abracitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa, es bueno saberlo, porque temía que fuese un relato un poco aburrido, con tanto detalle en los primeros párrafos.
      Un feliz fin de semana para vos, con abrazo.

      Eliminar
  19. Que interesante me ha resultado tu relato. Haces que me crea lo que dices. Feliz reposo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para el que escribe, es bueno saber que todo lo que se ha inventado resulta creíble. En cuanto al reposo, no es tal, tengo menos tiempo para repartirlo entre mis actividades.
      Besos, Ester, buen domingo.

      Eliminar
  20. Gracias por tus palabras querida Mirella: Te lo agradezco de corazón.

    Besos y disfruta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutaré de todo lo que tengo que hacer, de la mejor manera que pueda y haciéndolo con ganas.
      Rafa, un abrazo.

      Eliminar
  21. QUÉ COSA NO! HAY MUCHAS COSAS QUE ALTERAN LAS RELACIONES, OTRAS, NOSOTROS LAS INVENTAMOS. FULLLL TEXTO.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las relaciones son muy complejas, a veces casi incomprensibles, me da la impresión que nos vamos volviendo una máquinas muy complicadas.
      Gracias por estar siempre.
      Abrazo y buen domingo.

      Eliminar
  22. No sé si será casualidad, pero vengo de visitar varios blogs en los cuales las entradas tratan de rupturas amorosas o de contiendas de género, ¿será contagioso?, ¿se nos estará partiendo la lengua en dos a todos? Está dándome un poco de miedo, te lo aseguro.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto, creo mucho en las sincronías, nos están diciendo que hay cosas similares que se mueven en el inconsciente colectivo.
      Besos y gracias por pasar.

      Eliminar
  23. Excelente texto.
    Momentos difíciles de la vida en hay que cortar una historia y revelar los sentimientos, los has presentado en cámara lenta y con los gestos y detalles justos. Mi aplauso de siempre.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ciertos relatos me gusta demorarme en descripciones a través de las cuales se pueden deducir la emocionalidad de los personajes.
      Mariarosa, gracias por la calidez de tus cumplidos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Ayer vi una peli que tocaba este tema, "Mari Jo y sus dos amores" fuerte, emotiva, dura...y es que dar un paso asi siempre es un momento en el que elegimos una nueva vida....

    Buenisima tu forma de explicarlo

    Besos

    ¡Felicidades por os 8 meses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pluv, es un tema tan trillado eso de decirle a alguien que se acabó, que intenté encontrarle un ángulo distinto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Una tremenda entrada Me ha encantado y me quedé por acá...Un calido saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Idolidia por la visita y el comentario. Bienvenida y volvé cuando gustes.
      También pasaré a conocer tu blog.
      Muchos saludos.

      Eliminar
  26. ...cara Mirella, sono contento di averti trovata, e altrettanto lo sono perché tu scrivi bene in italiano...verrò a trovarti più spesso, mi piace come scrivi...abbraccio...

    ResponderEliminar
  27. Grazie Sergio per i tuoi complimenti, passa ogni volta che puoi, per mé è un piacere avere delle tue notizie.
    Un forte abbraccio.

    ResponderEliminar
  28. hola Mire!!! genial ... tanto silencio. Me gusta!! ojalá pases cada tanto a visitarme!!
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flor, cada vez que puedo no dejo de visitarte, lo hago con gusto.
      Esta noche fui, siempre encuentro buenas recomendaciones.
      Un abrazo.

      Eliminar