miércoles, 27 de noviembre de 2019

Puzzle




Recorría esa cuadra asiduamente y nunca había reparado en la casa decrépita, con la ventana ojival de palacio gótico.
Esa mañana, capté la silueta de una mujer detrás de los vidrios. Vi solo el cuello  pálido y unos flashes de pelo endrino. El resto del cuerpo se esfumaba entre las sombras del ambiente.

  
La segunda ocasión fue un mediodía. Al llegar a la altura de la casa aminoré el paso de modo inconsciente y giré la cabeza justo cuando llegaba a la ventana.
Debía de estar agachada y me mostró su frente orgullosa, el dibujo enérgico de las cejas, los ojos del color de la hierba silvestre. Estos ojos tienen el aroma de la menta, pensé, aspirando un olor fresco, inaudito, que prevalecía por encima del escape de los autos. Quedé cautivado y sumé esa porción a la anterior. Me gustan los acertijos, sería excitante armarla una pieza a la vez, igual que un puzzle.


La tercera es en una noche sin luna, extrañamente solitaria de transeúntes y coches. La vereda parece que me llevara, como las cintas móviles de los aeropuertos.
No fumo, pero hubiera sido el instante perfecto para detenerme bajo la luz de la esquina y encender un cigarrillo. Me atrapan los misterios, quiero descifrar quién es ella, la que se presenta por partes. Leí demasiadas novelas negras.
Estoy llegando a la ventana. Apago mi cigarrillo imaginario en el piso, con un movimiento circular del pie.
Me acerco y ahora me engolosina con su boca. Los orificios de la nariz se le ensanchan en la respiración. Percibo el deseo. Sigue ofreciéndose en fragmentos, como si la totalidad de ella me estuviera vedada.
Ya formo parte de la oscuridad del interior. Sus labios se abren, desnudando el marfil afilado de sus dientes hambrientos de mí. Y entonces sonríe.



(300 palabras)


©  Mirella S.   — 2019 —





90 comentarios:

  1. ¡Bellísimo! La riqueza de tus textos van formando el rompecabezas en la mente del lector a medida que el narrador en primera va completando el suyo. Un final abierto prometedor.
    (Como tantas otras veces agrandarse mi vocabulario, aunque creo que cuando quiera usarlo no lo voy a recordar)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Osvaldo, también por leer las entradas anteriores.
      Con respecto a las palabras poco conocidas, esta vez lo hice a proósito (jajaja!), ya que no fuiste el único en mencionarlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Una mujer misteriosa , siempre es algo que atrapa, que atrae , es como tu muy hermosamente describes, imaginar aquello que a él le falta y formar un hermoso puzzle
    Tu relato lo he sentido , como a tu protagonista, hermosamente sensual y con un halo de misterio que atrapa y se desea más
    un abrazote Mire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quise lograr lo que te produjo el micro: sensualidad y misterio. Siempre me gustaron los finales abiertos e intrigantes para que el lector construya su propia historia.
      Muy agradecida, María, te dejo un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Pues has escrito un relato muy bien narrado, con esa dosis de misterio y un muy buen final, adecuándote al formato de las 300 palabras. Dicen que la curiosidad mató al gato.
    Me ha gustado mucho Mire.
    Beeesos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dicho del gato expresa justamente mi intención al escribir el micro.
      Era más largo, tuve que ajustarlo bastante y finalmente me quedó en 300 palabras exactas.
      Me da gusto que te fueras conforme, Gildo.
      Un gran abrazo y beeesos.

      Eliminar
  4. ¡Qué bueno Mirella!.Un relato perfecto que deja volar a la imaginación.Tus palabras son bellas.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Betty, contenta de que te haya impulsado a dejar libre la imaginación.
      Besotes.

      Eliminar
  5. Me gusta este encuentro en capítulos, porque encuentro yo imagino que lo hubo.
    Y hasta creo que ella estuvo mirando al narrador personaje desde adentro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que ella también lo observaba, tal vez desde antes que él la descubriera.
      Me alegra que te haya gustado, Demi.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Qué bueno, la cita esperada, en tres momentos. A ver qué tipo de hambre tenía.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso queda a la imaginación de cada uno. La que pensé yo todavía no la captó nadie.
      Gracias, Albada, te mando un abrazo.

      Eliminar
  7. Que buen relato en tres actos.
    Me ha entrado curiosidad hasta mí... :)
    Besos bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal lograr la curiosidad del lector.
      Me pone contenta que te gustara, Laura.
      Besazos.

      Eliminar
  8. ...como si la totalidad de ella me estuviera vedada. ¿Será ahí donde radica el deseo? Mi madre siempre me aconsejaba que no me mostrara completamente a nadie, que nadie supiera nunca todo de mí. Debe de ser la cuota necesaria de misterio para mantener la atracción.

    Y esa silueta parece experta en atraer. Supongo que por su propio instinto de supervivencia.

    Muy buen regalo, Mirella. Me ha encantado cómo también has capturado mi atención, mostrándola por partes, y el desenlace, que me tomó por sorpresa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos consejos los de tu madre, porque el misterio -sin exagerar- es un estímulo importante para querer conocer a alguien y entrar en su mundo para descubrirlo. Si después lo que se descubre no es demasiado interesante, es otra historia.
      Te agradezco el comentario tan positivo y me alegra que el final te haya tomado por sorpresa.
      Un abrazote, Alís.

      Eliminar
  9. Tres actos y trescientas palabras. ¿Hay numerología detrás del relato? Sea como sea es precioso como escribes y como sabes transmitir, en este caso, el deseo y la sensualidad casi a bocados ;-). La mujer misteriosa y la narración dejan un relato que sabe a cine negro. Con ese final tan intrigante y esa sonrisa el reto está superado con notaza.
    Un gran abrazo Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era más largo, me había entusiasmado en algunas descripciones que tuve que suprimir y que no afectaban al relato. Lo misterioso siempre suscita interés y más a los que nos gusta el cine y la literatura 'noir'.
      Es un placer que a vos, un analista de historias, te haya gustado.
      Gracias y un fuerte abrazo, Miguel.

      Eliminar
  10. Se desea más lo que se imagina que lo que se ve, has ido paso a paso y el total es estupendo con cierre abierto. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con fragmentos se puede construir una cara idealizada... quién sabe si cuando queda completa produce el mismo entusiasmo.
      Gracias y abrazotes, Ester.

      Eliminar
  11. Mirella que buen relato, mezcla de misterio, intriga y un delicioso cortejo, como quien espera degustar un sabroso manjar.

    Al final creo que es ella quien se nutre, y su cuello deja de ser pálido, me parece que es una vampira, por eso vive en esa vieja casa abandonada y no sale de día, ni en noches sin luna.

    Como sea, es bueno ese final, da para lo que a cada cual se le ocurra.

    Buena participación Mirella. Gratos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tu comentario y te felicito, fuiste la única a quien se le ocurrió barajar la posibilidad de que era una vampira. Lo escribí con esa intención, incluso en el final había puesto colmillos en vez de dientes, no me gustó que fuera tan explícito y entonces le agregué "afilados".
      Me da una gran alegría que además te gustara, Harolina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Un bellísimo relato, Mirella. Lleno de misterio y encanto. Los tres actos le dan un halo simbólico que suma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las propuestas de David me han sido muy estimulantes y útiles para salir de mi estancamiento. Te agradezco mucho la lectura y el comentario.
      Besos.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Muy amable por la visita, Fiaris, te agradezco la opinión.
      Besos.

      Eliminar
  14. Qué preciosidad, Mirella. Me ha recordado una leyenda de Bécquer, con ese ambiente misterioso que cambia según el momento del día. Vamos, que me ha encantado.
    Un beso muy grande y felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un honor que me dejes un comentario tan elogioso, Ana. Agradezco mucho tu lectura.
      Besazos para vos y que tengas un hermoso día.

      Eliminar
  15. Suele considerarse que la curiosidad es una buena cualidad, algo que te lleva al conocimiento y al aprendizaje. En el caso de tu protagonista le llevó únicamente a la perdición, si bien es cierto que ella sabía perfectamente de su debilidad y cómo cautivarle...

    Un relato estupendo, Mirella, lleno de suspense, misterio e intriga. Has sabido crear un clima perfecto en nuestro ánimo para acoger la historia con la misma curiosidad y embeleso que el protagonista. ¡Reto superado con sobresaliente! :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, el pobre no sabe lo que le espera después de la sonrisa, cuando ella le acerque sus 'afilados' dientes...
      Te agradezco el comentario tan generoso y me pone contenta que la historia te atrapara.
      Un enorme abrazo, Julia.

      Eliminar
  16. Misterioso ese puzle y esa mujer que se deja ver apartes. Un buen micro donde las tres partes enumeran las 300 palabras con un halo de misterio y saber si esa mujer era un fantasma tras la ventana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se muestra así para mantener el suspenso e incitar al otro.
      Te agradezco mucho la visita y el comentario, Mamen.
      Besos.

      Eliminar
  17. Fantástico, Mirella! Qué bien construído y qué bien elegido el título. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  18. ·.
    Tus descripciones son una maravilla.
    Un abrazo

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, con 300 palabras no se puede describir demasiado, así que hay que ir a lo puntual.
      Muchas gracias y abrazos, Alfonso.

      Eliminar
  19. Me ha parecido original la idea de tu micro, estimada Mire, pues tal como el título indica, se trata de un puzzle maldito (esto último lo añado yo), donde el protagonista llevado por la curiosidad inicial y luego por el deseo va descubriendo las piezas de ese puzzle (personaje tan escurridizo como misterioso).
    También me ha gustado mucho la inclusión en la trama de la acción imaginaria encendiendo y apagando el cigarrillo.
    La idea final o ensueño motivado por esa atracción fatal, que permite atravesar las paredes al protagonista y ser víctima de la vampiresa, también es creíble dentro de lo onírico o también del realismo mágico, que me imagino será la opción que has elegido para integrar el puzzle.
    ¡Estupendo micro!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gustan demasiado las historias de vampiros y esta es la primera que escribo, queriendo que el lector tenga esa percepción hacia el final. No creo haberlo logrado porque los indicios que doy son mínimos y vagos. Además, si como había pensado, ponía que él descubrió el portón entreabierto y entró, me pasaba del máximo de palabras y elegí esta forma ambigua.
      Muchas gracias por tu efusivo comentario, Estrella.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  20. ¡Qué buen trabajo te has marcado Mirella! Y por varias razones:
    - El tempo
    - El misterio
    - El “desguace” de la mujer casi como un barbarroja coleccionando facetas.
    - El clima tenso, “la caza” o flirteo hasta conseguir aplacar el objeto de su deseo.
    - La sutileza con la que dejas pequeñas pistas iniciales: el cuello pálido, el cabello negro azulado, (miré en la RAE la palabra endrino)la noche sin luna…, hasta el final con el marfil de los dientes.
    Aunque me ha gustado imaginar que no es una vampira al uso, sino lo que llaman una devoradora de hombres.

    Ya ves que me ha gustado mucho Mirella. Un abrazo escritora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te felicito y agradezco por el detallado análisis del micro, es un gusto tener lectores como vos.
      Quise que fuera una vampira diferente, por eso borré colmillos y puse 'marfil afilado', porque más interesante es sugerir.
      Un fuerte abrazo, querida Isabel.

      Eliminar
  21. Hola, Mirella.
    Pecó de curioso y su final aun sin decírnoslo, nos lo podemos imaginar.
    Suspense y sensualidad, esta historia se nutre de necesidades y deseo, diferentes, pero con un desenlace totalmente inesperado.
    Muy bonito como lo has narrado, uno queda hipnotizado.
    Un beso, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La curiosidad por lo desconocido es muy fuerte, hace volar la imaginación y se alimenta de lo que fabrica. Este hombre deberá atenerse a las consecuencias que lo esperan detrás de esa ventana gótica.
      Muchas gracias, querida Irene, te mando un abrazo enorme.

      Eliminar
  22. Aunque la "ventana gótica" y ese "marfil afilado" del final me sugiriero una pista, tengo que reconocer que no fue hasta el comentario de Harolina cuando confirmé mis sospechas.
    Fantástico Mirella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Toño, a medida que leía los comentarios, que hacían referencias a otros aspectos del relato, me di cuenta que las pistas eran escasas, pero tampoco me interesaba hacerlas demasiado evidentes.
      Me alegra que confirmaras tus sospechas, por lo menos las tuviste.
      Gracias y un gran abrazo.

      Eliminar
  23. Saludos Mirella, muy bueno tu relato de un puzzle que mejor no hubiera buscado descifrar el narrador de tu relato. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mery, bienvenida! Gracias por pasar y dejar tus impresiones.
      Muchos saludos.


      Eliminar
  24. Hola Mirella

    Me ha gustado esa forma vaga pero bien estudiada de decirnos quien es la mujer. Desde la casa decrépita para adelante. Cada cual que saque sus conclusiones. Muy buen micro.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paola, me alegra que descubrieras la identidad de la desconocida con los breves datos que di y que quedaras conforme con el micro. Te agradezco el comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  25. Me pareció algo brusco el desenlace, el cambio de escenario: en un segundo el tipo está afuera siendo seducido, inducido, y al otro segundo está adentro y a punto de ser mordido... Detallas con tanta riqueza literaria el 90% del texto, que apurar como sea ese último tramo del 10%, ese final seco, no le hace justicia al conjunto. Desentona.

    Igualmente sigue siendo muy entretenido de leer. Y yo sí entendí a la primera que se trataba de una vampiresa. Ese marfil afilado del diente hambriento, ¡por favor qué más pistas quieren! jaja Además que cuando descubrimos que es vampiresa, entonces nos hace sentido que el hombre haya caído rápidamente en tentación con tal poder seductor del que gozan los vampiros.

    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés toda la razón, Julio, pero me excedía de las 300 palabras. Así y todo llegué justito y no quise sacar nada de lo anterior, que ya había saqueado bastante de mi primera versión.
      Agradezco mucho tu comentario, me gusta cuando alguien nota que algo no va y lo manifiesta. Es la forma de aprender y mejorar.
      Cómo no vas a entender lo de la vampira si sos un experto de la síntesis.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  26. Primera vez que te leo y me dió un miedito!!!Escrito con excelencia y muy buen supenso en es puzzle. Ha sido un gustazo. Lo disfruté en todos sus aspectos, creo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Juana! Lamento lo del miedo, creí que el texto era bastante medido con el clima de suspenso. Me da gusto que después de todo te hayas ido conforme.
      Gracias por dejar tu opinión.
      Saludos.

      Eliminar
  27. Hola! Esos dientes marfileños y ese hambre apuntan a vampirismo.con esa sensualidad peligrosa y que se podría oler en el aire.Fantástico. A mi lo gótico me gusta así que lo colocó en ese sitio! Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida y un aplauso por darte cuenta hacia donde iba dirigida la historia!
      Gracias por la visita y las palabras.
      Saludos.

      Eliminar
  28. Jajaja.leyendo los comentarios veo que Julio lo descubrió! !!!😅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera fue Harolina y Julio, con su dominio de los microrrelatos, hizo un aporte excelente.

      Eliminar
  29. Yo también pensé que era una vampiresa, y a la vez que leía el texto (digo en voz alta no entres, no entres) pero la atracción a veces es más fuerte y por eso ha caído.
    Coincido con Julio, en casi todo. Tiene mucho mérito que las palabras que has escrito tengan tanto misterio. me encantó.

    Otra cosa, te quería aclarar que los haikus son de Buenos Aires.
    El atardecer del río es en Puerto Madero.
    La foto en blanco y negro está hecha en Castellón.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que lo hayas captado, Karin y me gustó que le encontraras mérito al micro.
      Muy buenos los haikus y la imagen de Puerto Madero es espectacular, se ha puesto muy linda esa zona, aunque hace tiempo que no voy.
      Gracias, linda, con un fuerte abrazo.

      Eliminar
  30. Deslumbrante, como siempre. Y como siempre, un placer poder entrar a disfrutar tus textos.

    Beso enorme. Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué hermoso adjetivo, Soco, mil gracias! Es un placer tenerte por el nido.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  31. Un relato muy bien compuesto con esos ingredientes que hacen llegar hasta el final

    Besos Mirella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Esme, el reto pedía 300 palabras como máximo y mucho más no podía agregar.
      Besotes, guapa.

      Eliminar
  32. Lo que es la curiosidad y el deseo... al entrar perdió la vida. Una mujer vampiro muy lograda y con pocas palabras. ¡¡Aplausos!!
    Un relato que me encantó.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría tenerte nuevamente por la web, Mariarosa. Me da un gusto enorme que además te haya gustado el micro.
      Besos y cuidate.

      Eliminar
  33. Guau Mirella, cómo se me pasó de leer este relato tuyo, ¿márfil azulado? ¿pelo endrino? Ventana gótica, sonrisa, ay ay, atración fatal compañera a piezas. Qué bueno ir dejando detalles en tres actos, pero esto va de mordiscos con sabor a sangre. Muy bueno compañera. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emerencia, es que hay mucho para leer, los compañeros del Tintero están muy prolíficos. Me da mucha alegría que el armado del micro te gustara. No fue sencillo no pasarse de las 300 palabras.
      Te agradezco el comentario y te dejo un abrazo.

      Eliminar
  34. Sabes como hacer que leamos y vayamos saboreando el final...Como ese marfil afilado de sus dientes.
    Corto e intrigante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Laura! Me gusta mucho generar intriga y más en este tipo de relatos.
      Hay que mantener al lector pegado a la silla... jajaja.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  35. ¡Qué relato tan maravilloso, Mirella! En vilo me has tenido hasta el final. "Estos ojos tienen el aroma de la menta, pensé, aspirando un olor fresco,..." ¡Bellísimo! Unos ojos que huelen a menta... Tienes el arte y la genialidad de la escritura. Un aplauso, Mirella. Realmente es un placer pasar por aquí y disfrutar tanto de tus textos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra enormemente que te gusten mis textos, siempre me dejás unos comentarios muy elogiosos, que te agradezco de corazón.
      Un abrazo, María Pilar.

      Eliminar
  36. ¡Hola, Mirella! Jo, ¡magnífico! Mientras lo leía, y sobre todo cuando se recoge aquello de que lee demasiadas novelas negras, me vino a la mente una serie antigua Mike Hammer en la que en cada episodio el detective veía a la misma mujer pero que al ir a buscarla esta siempre desaparecía. Luego, al final, esos dientes afilados nos desvelan la naturaleza de la misma. Un relato narrado con esa intención de ofrecer al lector las piezas de ese puzle para que él mismo conforme la historia. Evocador, casi onírico. Un microrrelatazo una vez más, Mirella. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa serie la oí nombrar pero nunca la vi, con lo que me lleva a la conclusión de que casi todo está escrito.
      Te agradezco mucho estas propuestas que organizaste y entusiasmaron a un buen grupo de compañeros, entre los que me cuento. Sos de oro macizo, querido David, como tu Tintero.
      Un enorme abrazo.

      Eliminar
  37. !Qué magnífico relato vampírico, Mirella! lleno de suspenso e intriga, con ese final aniquilador. !Me encanto!
    !Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno que lo disfrutaras, Jessy! Es el primer relato que escribo sobre ese tema.
      Muy agradecida por acercarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  38. ¡Magnífico trabajo! Pura exhibición de maestría y dominio de las herramientas de escritura al servicio de un propósito. He quedado muy a gusto, me encantó. Mínimos elementos y resultad ¡magnífico! de nuevo.
    Gracias, colega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Javier, bienvenido! Muy agradecida por tu entusiasta comentario, soy de corregir obsesivamente, eso contribuye.
      Saludos.

      Eliminar
  39. Desde luego ya dicen que la curiosidad mató al gato y aunque aquí no lo había la seducción hizo el mismo efecto.
    Muy bien dejadas esas pistas que acaban confirmando el fatal desenlace.

    Como siempre es un placer disfrutar de tu manera de escribir, haces fácil lo difícil y un relato de lo más trabajado como este lo haces fluir, como si fuera fácil y encima era un relato terrorífico que rezuma sensualidad y atrapa al pobre voyeur y a los lectores.
    Muchos éxitos con el reto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, lo trabajé mucho porque me había pasado del límite de las 300 palabras. El éxito ya lo tuve con los comentarios de ustedes. Los microrretos no son un concurso, que no me gustan demasiado, porque me cuesta puntuar los textos de los comkpañeros y no tengo tanto tiempo para leerlos a todos.
      Contenta de que lo hayas pasado bien con la lectura, Conxita.
      Abrazos.

      Eliminar
  40. He llegado de casualidad a tu blog y tengo que decirte que me ha gustado mucho, enhorabuena,saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jesús, bienvenido! Un gusto que te hayas ido contento con su contenido.
      Muchos saludos y gracias por dejar tus impresiones.

      Eliminar
  41. Hola, muy misterioso, yo me esperaba una vieja decrepita jajjaja Muy bueno, me has hecho recordar algún trozo de película...y a mi, que siempre ando mirando edificios, aunque no me ha pasado nunca nada parecido. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no te pase nunca lo que le espera al protgonista. Hay que tener cuidado dónde uno se mete.
      Muchas gracias por tu visita y tu opinión.
      Saludos.

      Eliminar
  42. Los micros merecen el trabajo que demandan. Se trata de un buen ejercicio porque deben conservar los atributos de todo texto literario. A veces, incluso, tienen la cualidad de ser el extremo de una historia más extensa. Ya he leído varios tuyos y te quedan muy bien, Mirella, me gustan mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ariel, los micros no son fáciles y a mí me cuesta redondearlos. Participé de esta propuesta del compañero David para ver si con unas consignas entraba en acción y las letras se despertaban.
      Me alegro mucho que te agradara el resultado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  43. Fantástico relato, Mirella, te atrapa de principio a fin. Inquietante por momentos y qué decir del protagonista que se atreve a acercársele, un valiente con todas las letras.
    Muchas gracias por pasarte por mi casita y obsequiarme con tu amable comentario, un placer leer tus escritos. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Carla! Gracias por dejarme tu opinión, más que positiva, es un gusto que hayas disfrutado de la trama... sí, un poco inquietante.
      Besos.

      Eliminar
  44. Hola Mirella. Fascinante....me he dejado atrapar igual que el protagonista de tu excelente relato.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Eric, pero cuidado con los dientes afilados... jajaja...!
      Abrazos y gracias.

      Eliminar
  45. La visión de una mujer detrás de una ventana intriga mucho, y tu has trasmitido esa intriga muy bien.
    Al principio parece todo muy romántico pero poco a poco percibimos la maldad y al final se confirma .
    Un abrazo Mirella.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El protagonista se inventó su historia y al final cayó en la trampa.
      Me alegra que te haya gustado y te agradezco la lectura.
      Un abrazo, Puri.

      Eliminar