miércoles, 19 de agosto de 2015

Nocturnal






En el día siento que el mundo es de los otros
mis colores se diluyen igual que una acuarela,
la boca quieta, desierta de palabras,
los ojos lacrados al asombro.

Son horas interminables, pálidas de sensaciones,
sin la tersura de esas mañanitas
que saben a lengua mentolada
o de atardeceres que se licúan en los charcos.

Los engranajes embusteros de la noche
se ensamblan en los sueños,
sus dientes me atrapan, desmenuzan,
y en la inconsciencia del dolor estoy viva.

No quiero amaneceres horadados de luces
ni voces de pájaros agasajando al sol.
Quiero a esos oscuros, que en silencio,
baten sus alas nocturnas,
me cortejan, me absuelven,
y me consagran su compañía.

©  Mirella S.   — 2015 —


34 comentarios:

  1. Su lengua mentolada
    me cayo bien al resfrió
    pues me moría de frió
    gracias a mi enamorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿También poeta, Chaly? Sos un hombre lleno de sorpresas.
      Besos.

      Eliminar
  2. Saber sacar tajada al dolor
    no es sencillo, el precio es alto
    cicatrices del alma
    yo al fin he comprendido que simplemente es vida
    y los pájaros de la noche ayudan a desplegar alas de madrugada

    ..... hermoso video y sentido poema

    abrazos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en deuda con muchos de los que pasan por aquí, ya que no puedo visitarlos con la asiduidad que quisiera, pero hay momentos complejos que requieren de toda la atención.
      Gracias, Piel, esperemos que vengan esas alas de madrugada.
      Besotes.

      Eliminar
  3. En medio de los oscuros surgen destellos de luces variadas y perdidas. Es un vídeo precioso, Mirella. Te imagino disfrutando mucho haciéndolo. Gracias y besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer un video es de gran ayuda para mí, sobre todo en estos momentos, porque me concentro de tal manera que dejo de darle vueltas al cerebro y me olvido de los problemas.
      Contenta de que lo disfrutaras, Angelines.
      Abrazote.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. La hay, pero solemos aprender más de las tinieblas.
      Besos, Oscar.

      Eliminar
  5. Tus videos cada vez son mejores!...Son una justa ilustración para tus poesías. Sos una artista sensible. Bravissima! Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que los disfrutes, Patzy, para mí son un modo de completar la forma expresiva y también de relajante mental.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Porque el dolor también es el camino, Mirella. Existe en nuestra sociedad la mentalidad de que no podemos fracasar, porque entonces somos unos perdedores, la gente no asimila el fracaso, no enfrenta la frustración, no se atreve a contemplarse en una situación en la que no todo va a ser perfecto. Es un espectáculo ridículo y cercena toda posibilidad de que pueda haber un aprendizaje, porque todo debe ser rápido y aprender lo que sea suele ser proceso bastante lento. Lo mismo ocurre con el dolor, la gente quiere ser feliz, las sonrisas de un anuncio, estáticas, las veinticuatro horas del día fingiendo movimiento. El llanto es para los niños, la vida será esculpida en piedra y se nos ofrecerá en bandeja, como un premio que hemos alcanzado. La vida, más sabia, se despide de nosotros y de esa comedia ridícula de perseguir la alegría y evitar el dolor, preguntándose por qué parece tan difícil ver a la felicidad tejiendo allí donde mora… Gracias por hacerme pensar.
    ¡Un abrazote, Mirella! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido, querido Jorge. Generalmente los grandes aprendizajes ocurren en momentos de oscuridad y congoja, porque es cuando bajamos al sótano de nosotros mismos a pasar revista de los trastos que ya no nos sirven.
      Cuando llegan los momentos de alegría, hay que disfrutarlos, cuando vienen los del dolor hay que arremangarse y enfrentarlos para descubrir qué nos dicen.
      Mil gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. El dolor lástima pero te hace ver una cara de la realidad que de otra forma sería imposible. Estupendo el video. Me ha encantado.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre intentamos escapar del dolor que, pacientemente, nos espera a la vuelta de cualquier esquina.
      Un placer que hayas disfrutado del video, Marybel.
      Abrazos y gracias.

      Eliminar
  8. El dolor, la angustia, lo incómodo, son los motores de la creación, así nacen las obras que nos despiertan asombro, como el video y tus palabras, sincronizadas con el alma del momento que le toca vivir. Una joya, Mirella!!
    Abrazo y admiración, MIR!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En las épocas de serenidad y alegría no tenemos tiempo de volcar esos momentos en ninguna forma artística: estamos ocupados en vivirlos. Es cuando llegan los nubarrones que necesitamos hacer catarsis y desahogarnos.
      Me alegra que te haya gustado, Edu.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. La oscuridad suelen ser esos momentos de tristeza, donde todo pierde vida y color. Creo que tu poema me ha llevado por esos caminos.

    Un abrazo Mirella.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tu visita, Mariarosa, estoy muy dispersa, con demasiadas cosas para hacer frente y no los pude visitar como quisiera. Espero que la situación se decante y volver a algo parecido a la normalidad.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Por favor, Adolfo, no te mueras... es solo un poema... jajaja...
      Besos.

      Eliminar
  11. bien por incursionar de lleno hacia el otro lado del espejo Mirella
    bucearse , hacer catarsis y desarrollar el laberinto, perdernos
    morir y resucitarnos, en ello el poeta una y otra vez siempre

    abrazos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De tanto en tanto, en momentos muy especiales, surge la necesidad de expresarme con un poema, que es la mejor forma de sacar las emociones.
      Gracias, Elisa, un gran abrazo.

      Eliminar
  12. Profundo poema, Mirella. Qué bien has descrito esa sensación que a todos nos invade en las horas oscuras, y no solo durante las que carecen de luz solar.
    Llegan estos versos, se ciñen como un guante a la conciencia. Me siento hermanada contigo.
    Un abrazo grandísimo, Mirella, y gracias por tus ánimos en mi última entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel, qué mejor que la poesía -a la que respeto tanto que solo recurro a ella en los momentos de más necesidad- para manifestar oscuridades y congojas.
      Es que mereces todo el estímulo y el apoyo, por la alta calidad de tus letras, guapa.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. La noche nos miente con insolente impunidad.
    Después llega el día y nos abofetea.

    Poema, vídeo.... todo lo haces bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooooo Xavi, por lo menos que quede la noche para encontrar un poco de aliento y seguir...
      Me da gusto que hayas disfrutado de los pajaros negros.
      Un abrazote.

      Eliminar
  14. Buen poema, Mirell. En video precioso. Enhorabuena.

    Que hacer con los pájaros negros
    de las noches eternas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Soco, que a una poeta como vos le guste, es una gran satisfacción.
      Besotes, amiga.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Muy amable, Karen, gracias por la visita.
      Abrazos.

      Eliminar
  16. Me gusta la oscuridad, tanto como tu poema. Bravo, Mirella.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la oscuridad es mejor compañera, resulta un buen cobijo para ciertos estados de ánimo.
      Gracias, Raúl, contenta de que te gustara.
      Saludos.

      Eliminar
  17. La noche, ese negro manto en el que el dolor se oscurece...
    Amanecerá, Mirella.
    Y bailaremos bajo la lluvia.

    Un besito, bella dama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dos elásticos Gene Kellys...
      Gracias, linda Zarza, con muchos besos.

      Eliminar