miércoles, 17 de diciembre de 2014

Apuntes en hojas perdidas (IV)



Inconcluso


Hay un hombre que camina en la nieve. Lo veo como si lo mirara desde una cierta altura: algo negruzco, achatado contra el terreno blando. En mi posición de árbol, veo cómo se arrastra igual que un insecto a punto de morir. El viento le agita el abrigo y especulo que lo conduce hacia la ruta de los pájaros que emigran.

Es un nómade que invadió mis pensamientos. El cuerpo flojo, como el de un invertebrado, se empeña en avanzar otro paso.

Camina sin detenerse, encorvado e inseguro. Atraviesa la desolación de ciudades invernales, baja o sube cuestas de lana blanca. Sus pies se entierran, se levantan, dejan huellas que son violaciones a eso inmaculado y frío que lo cubre todo.

Él sigue su éxodo, quizás, al final del recorrido, lo espera un santuario que emana el incienso dulzón y ambiguo de la libertad. Su andar se ha lentificado, temo que desfallezca. Si quedara tendido no podré ayudarlo; la nieve, que cae incesante, lo cubrirá con su pálida mortaja.

Es un episodio que se repite, que parece suceder en otra dimensión. Él es un menhir eterno, clavado en el retiro de mi mente.

Escribo para que siga en su peregrinaje, se mantenga vivo. Cada vez se acerca un poco más. Repta por los cajones del escritorio, resbala como si hubiese pisado escarcha y se inclina, sorteando las ramas de un bosque petrificado que, únicamente, él distingue.


Yo lo miro, no sé quién es, qué pretende de mí. Ojalá que un día me revele sus inquietudes.




©  Mirella S.   — 2014 —




68 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Como ya he crecido, Santa Clós no me visita más...
      Un abrazo, Torito, y gracias.

      Eliminar
  2. Inconcluso?
    "Escribo para que siga en su peregrinaje..."
    Escribimos para que siga/dure. Al menos desde aquí...creo.
    Acompañé con un cafecito y me quedó perfecto tu escrito suelto.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son imágenes o sensaciones que escribo y meto en una carpeta, sin estar demasiado pendiente de que todo cierre a la perfección.
      Me alegro que lo hayas disfrutado con tu café, Dana.
      Besotes.

      Eliminar
  3. Posiblemente sea la vida que camina sin parar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sau, tanto tiempo, no me llegaron más notificaciones tuyas y pensé que habías cerrado el blog.
      Me alegra saber de vos y también me gustó la interpretación que le diste a este fragmento suelto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Seguro que el día, o la noche, que encuentre la salida irá a tu encuentro porque será el momento. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Angelines, todo tiene su momento y su tiempo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Siempre guardo un momento especial del día para leer tus relatos, siempre merece la pena. Tu fluida palabra me transporta a mundos imaginados que me reconfortan o me inquietan, pero siempre, siempre me gustan.
    La foto es sensacional.
    Besos Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejaste un comentario precioso, Carmen, que aprecio mucho. Es bueno conocer lo que produce aquello que hacemos.
      Tardé en encontrar la foto, pero finalmente di con esta que me pareció la adecuada para el texto.
      Gracias y abrazos.

      Eliminar
  6. NO LO DEJES IR!! FULLL CREATIVIDAD!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le pierdo pisada, Adolfo, ya está llegando hasta la pantalla del ordenador.
      Gracias y abrazos.

      Eliminar
  7. ¿Quién será ese hombre?

    tal vez un duende que va y viene por tu imaginación, intentando decirte algo, susurrando historias... misterio.

    Un misterio tan bien ecrito que nos deje pensando e imaginando ¿Quién puede ser?

    Como siempre Mirella, tus textos son una belleza de creatividad.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suelen suceder estas cosas cuando mi mente queda en b lanco y siento que no tengo nada para contar. Entonces imagino algo, veo por dónde me conduce y salen textos así.
      Un beso grande y gracias por estar siempre, Mariarosa.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Ya lo creo, profe, pero al pobre tío que mala suerte le tocó, caminar siempre en la nieve.
      Besos, Oscar.

      Eliminar
  9. ¿Quién no se dejó llevar por un amigo imaginario a quien salvar entre las letras del camino, o por la inspiración traviesa que juega entre los entresijos de las neuronas dibujando duendes?

    Besos, Bella Dama.

    Y sí, escribir es mantener viva la imagen de aquello que no queremos que muera en el olvido, haciéndola renacer entre las letras, sorprendiéndonos y sorprendiéndola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy poético tu comentario, Zarza, pero en realidad no sabía qué hacer con ese hombrecito que caminaba y caminaba en mi imaginación y lo veía hasta en la sopa.
      Lo publiqué para ver si se ponía contento y salía de mi escritorio.
      Un abrazote de 32º.

      Eliminar
    2. Vaaaleee la próxima vez seré más prosaica...
      :)

      PD: Ya lo logré!!! Soy tan cabeza dura como tu hombrecito. No le hagas nada feo, eh?
      Un abrazote de 0º.

      Eliminar
    3. No, guapa, siempre serás poética, yo estaba bromeando.
      Al hombrecito lo cuido y lo mimo, está tan solo...

      Qué lograste... ahora la que se queda con el enigma soy yo.

      Eliminar
  10. ... desde los árboles las cosas se ven de otra manera..... no le pierdas de vista.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que él tampoco me pierde de vista, porque sigue aquí, merodeando por el ordenador.
      Gracias, Esme, un abrazo.

      Eliminar
  11. Es bueno tener siempre amigos aunque sea en la imaginación: es más ese amigo imaginario, puedes tener la certeza de que no te falla, cosa que no ocurre a veces con los amigos que creías que lo eran de verdad.

    Besos Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no somos amigos, Rafa. Yo le pregunto el nombre, adónde va y él no contesta, sigue caminando. Veremos si con el tiempo entra en confianza y me cuenta algo.
      Gracias y muchos besos.

      Eliminar
  12. Un personaje en busca de autor, no le dejes solo. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísima tu idea, Ester, pero no voy a ponerme a la altura de Pirandello con este textito modesto.
      Besucotes, guapa.

      Eliminar
  13. Nos has dejado con el misterio, y con esa sensación de soledad tan enorme. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y comentar, Mar. En el fondo todos somos este hombre, cuántas veces hemos tenido que caminar absolutamente solos.
      Un beso grande, guapa.

      Eliminar

  14. Mañana caminaré sobre la nieve. Calzaré mis raquetas y andaré entre cuatro y cinco horas.
    Cuando vuelva, 'reptaré por los cajones de mi escritorio' para encontrarme a mi mismo... pero muy cansado.
    A ver si tienes suerte y tu hombre te revela pronto su historia, que será tan interesante como la que tú has escrito.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro será más interesante que la que yo pueda inventarle, vaya a saber cuántos caminos ha recorrido, cuántas peripecias tuvo que pasar...
      Gracias, Bolo, un gran abrazo.

      Eliminar
  15. Si lo comprendí bien, es una metáfora perfecta sobre el bloqueo de escritor. La sombra que hace el lápiz encorvado sobre el papel va a llegar a su destino, estoy seguro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruté mucho de los comentarios de este texto cortito. Cada uno aporta su visión, todas son interesantes y todas, de algún modo, son ciertas. También la tuya, Raúl, porque en estos últimos tiempos me está costando escribir y toda esa nieve por la que se hunde el personaje, puede ser mi mente en blanco.
      Grcias por los buenos deseos y por la lectura profunda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. El relato es fantástico, una metáfora, un pobre caminante empequeñecido porque es observado desde las alturas, dibujando una huella inútil en pos de una estación que no existe, sepultada por el hielo y el frío que lo terminará petrificando. Quedará en el freezer de alguna gélida memoria !!
    Abrazo, MIR!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le contestaba a Raúl, me gustó la interpretación que cada uno hizo del relato -si se lo puede llamar así.
      Yo no daba ni cinco centavos por este textito, que abandoné en la carpeta de lo medio descartable y que saco a relucir cuando no hay otra producción mejor. Te confieso que en predecir si un relato va o no a tener "éxito", soy muy mala y no pego una. Los que considero potables, pasan más desapercibidos, mientras que los que creo menos logrados enganchan.
      Gracias, Edu, por estar siempre y dejar tus opiniones.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  17. Quizá sea nuestra conciencia que huye de nosotros y de este mundo. Estupendo relato, Mirella, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que los lectores no sean pasivos y que cada uno le encuentre la propia explicación.
      Muchas gracias, Alfredo, por tu punto de vista.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Me gusta la imagen de la nieve barriéndolo todo, la contraposición del hogar cálido, como un punto en medio del blanco y esa plegaria al final del texto. Y cómo, también al final, el espectador toma protagonista, sólo por un instante, para dárselo a la historia que está por contar. Me parecen movimientos todos ellos muy suaves, a pesar de que uno puede imaginarse la ventisca en silencio, como si no hubiera oídos. Por otro lado es increíble el viaje que puede emprender una idea, que siempre percibimos por el rabillo del ojo hasta que viene a nosotros y nos toma las manos y nos susurra en palabras incomprensibles lo que nosotros tenemos que escribir. Que, bueno, que igual me lo estoy inventando, pero al final he pensado en el personaje del relato (de cualquier relato, cualquier personaje), luchando por su vida.
    ¡Un abrazo, Mirella! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y siguen viniendo nuevas interpretaciones, ninguna se repite. Es la primera vez que me pasa y me entusiasma mucho ver por dónde corre la imaginación del lector.
      La idea nació como la cuento, reiteradamente me aparecía la imagen del pobre tío arrastrándose por la nieve y no pasaba de ahí. Empecé a escribir lo que me sugería esa foto mental, pero no iba ni para atrás ni para adelante. Dejé reposar el texto y cuando lo retomé escribí ese final porque no le cabía otro. No le pude inventar una historia al hombrecito, pero lo hicieron todos ustedes. Ahora debe estar muy contento.
      Mil gracias, Jorge, por tus opiniones, que siempre aprecio mucho.
      Un abrazo grandote.

      Eliminar
  19. Creo que a todos nos gustaria que alguien aparezca en nuestras vidas para sacarnos de la rutina y el marasmo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, Chaly, este hombrecito me tuvo muy sobre ascuas, pero hoy tiene vida propia: la que le dieron ustedes.
      Besos.

      Eliminar
  20. Me ha encantado. Mas que como relato, lo veo como un texto de prosa poética. Pura poesía.

    Algo así como la metáfora de una obsesión. De cualquier modo, precioso.

    Besodemedianoche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía la intención de que fuera un relato, pero no prosperó y no quise forzar una idea que no terminaba de cerrarme.
      Por lo visto quedó bien así y cada uno aportó su punto de vista.
      Me alegra que lo disfrutaras, Soco, gracias, con un abrazo de 33º al mediodía.

      Eliminar
  21. Yo creo que es la inspiración... no lo pierdas de vista!
    Me encantan tus apuntes!
    Un beso Mirella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Laura, ojalá sea la inspiración que despierta, porque anda medio remolona en los últimos tiempos.
      Un fuerte abrazo, linda.

      Eliminar
  22. Déjalo caminar, afila la pluma y continua, vale la pena ver su destino, que eres tú.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, Alfred, bienvenido a este espacio.
      No le pongo ninguna traba, al contrario; creo que quedó contento de que haya publicado su no-historia, porque ahora tiene unas cuantas, las que le proporcionaron los lectores en sus comentarios.
      Muchos saludos.

      Eliminar
  23. Siempre tenés un "as" bajo la manga! Ahora estos apuntes...me maravillan tus descripciones. Como siempre, buenísimo! No cualquiera puede transportar así al lector. Brava! Bacio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se lo comenté a CEO, pensé que este relato a medias no le iba a interesar a nadie, es evidente que no soy buen juez de mis trabajos y en verdad estoy muy sorprendida (gratamente).
      Grazie, Patzy, un abbraccio forte.

      Eliminar
  24. Hola Mirella. Me pareció, como ya nos tienes acostumbrado, una prosa llena de imágenes poéticas con ese estilo tuyo, prolijo y prolífico, que nos va llevando a meternos al contexto de las mismas; a sentirnos parte del ambiente o los personajes.

    Es una prosa hermosa. Me parece una gran alegoría o metáfora de nuestra relación con la hoja en blanco. Y digo nuestra relación porque todos los que tenemos la cosquilla de escribir así nos pasa; justo como lo vas develando en tu prosa. Al final siempre andamos mirando a ese personaje, idea, emoción o sentimiento desde nuestra silla y en ese espacio diminuto pero enorme de la hoja, que es como nieve al principio: fría y complicada en su transitar en busca del camino pero que a golpes de persistencia y porfiar vamos conquistando.

    Un placer leerte Mirel.
    Beso preciosa y desde luego comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario antológico, Gonza, que te agradezco mucho. No sé qué decirte, salvo que sos alguien muy especial y querible, con un decir maravilloso y delicado que denota sensibilidad.
      Es un gusto leer tus comentarios.
      Un abrazo bien fuerte, compañero.

      Eliminar
  25. Tal vez sea tu musa para escribir, y si es así, que no te abandone.
    felices fiestas
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo espero, Karin, aunque anda medio remolona en estos últimos tiempos.
      Gracias por pasar y felicidades para vos también.
      Besos.

      Eliminar
  26. Respuestas
    1. Ese es también mi deseo, Amapolita, gracias por la visita.
      Un beso.

      Eliminar
  27. MIRELLA, TE DESEO UNA FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS Y UN NUEVO AÑO 2015 CON MUCHO ÉXITO EN LO LITERARIO Y EN LA VIDA.
    ABRAZOS

    CARLOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, Carlos, que te vaya bien con lo que estás escribiendo, con tu familia y en lo que emprendas.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  28. Tus relatos son una belleza Mirella,,, Es un placer leerlos.

    Feliz Navidad amiga!!

    Espero que pases unos días felices junto a la familia y los amigos y disfrutes de estos momentos tan especiales.

    Un besote !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Nieves, estos son tiempos un poco complicados y no pude visitarte y leerte como tenía pensado.
      Para estas fechas y el año próximo te deseo lo mejor de lo mejor.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  29. Encontrarás esa historia... o mejor dicho, otra historia, porque con muy poco has vuelto a esgrimir unos párrafos que rozan la brillantez. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alex, seguramente en algún momento aparecerá un esbozo de historia o un
      tema que me interese.
      Después de la sequía de ideas, espero que venga alguna inundación (de ideas... eh, no de las otras).
      Un abrazote.

      Eliminar
  30. Feliz año nuevo, mis mejores deseos y que tus musas velen tus sueños.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Karin, también para vos muchos saludos y felicidades.
      Besos.

      Eliminar
  31. Feliz 2015, un placer pasear por tu letras. Mirella.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amapola, y también para vos muchas felicidades.

      Eliminar
  32. La historia y el escritor tienen una extraña relación. No se sabe quién busca a quien, pero cuando se encuentran no hacen otra cosa que dejarse llevar por la circunstancia y esto trae consecuencias maravillosas, como tu relato. Interpretarlo como que en nuestras vidas pensamos tener el control de todo, cuando en realidad hay "alguien" observando, esperando el momento para cambiarnos el rumbo, lo hace aún más rico. Un fuerte abrazo, Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó tu interpretación, Eduardo, y quedé muy contenta de que este proyecto de relato, como me pareció en un principio, haya enganchado tanto al lector, al punto que, finalmente, se cierre sobre sí mismo, gracias a la mirada aguda de quien lo lee.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Escritor en posición de árbol observa tránsito incierto de hombre sobre la nieve. Y ninguno de los dos cierra los interrogantes de la escena. Como la vida misma.
    Abrazos, siemrpe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien resumido, Amando, con tu agudeza habitual.
      Un abrazo.

      Eliminar