domingo, 30 de marzo de 2014

Postales




                                                               Lunes 21 de junio, Mazatlán, México
Minerva:
            Te mando esta postal para que mueras de envidia. Fijate qué playas, el mar espumoso seduciendo a la arena, algo en lo que sos experta, me refiero a la seducción histérica. 
La cercanía del agua me aplaca, pero el odio sigue intacto.
¿Ves el edificio majestuoso sobre las rocas y que mira hacia el Pacífico? Allí me alojo, y mientras elevo mi copa de daiquiri, evoco tu departamento proletario, que se asoma a ese pozo mugriento.
Estoy por donde pasa el Trópico de Cáncer y hoy en el hemisferio norte es el solsticio de verano: el día más largo del año. En cambio, en la invernal Buenos Aires, es justo al revés, las horas sin luz se extienden. Acaso sea el momento adecuado para iniciar el regreso.
Te saluda,
                  tu peor enemiga.



                                            Sábado 26 de junio, Bahía Culebra   Costa Rica

 Minerva: mi itinerario tiene una coherencia interna que se me escapó en el momento de planificarlo y que descubro cuando llego a cada lugar. Si elegí inconscientemente Bahía Culebra será por la imagen que tengo de vos: un crótalo resbaloso y traicionero, con sus escamas verde azuladas, como tus ojos.
El paraje es un santuario. Las aguas de esta bahía son mansas y la selva se desbarranca sobre la arena. Sigo en las costas del Pacífico en mi descenso hacia el sur, no sé si te diste cuenta quién soy.
Una reverencia de
                                la que menos esperás



                                                                                   Jueves 8 de Julio  Aruba

Minerva, bello el Caribe, mi piel es bronce oscuro, el cuerpo con un gusto salobre, los ojos limpios de mar y cielo pero el alma fracturada por un dolor que me doblega, como los árboles de la isla, constantemente esculpidos por los vientos alisios que los inclinan hacia el suroeste, aguas de cristal, arena igual que nieve, en el fondo me estoy cansando de tanto turquesa, arriba y abajo, pero el camino de retorno está trazado, vuelvo a casa, no sé si la noticia te hará llorar o reír con tu risita de hiena, lo más probable es que no te haga mella no sos otra cosa que un vampirito que vive de energías ajenas
sin embargo yo que vos empezaría a temblar a la espera de 
                                                                                                  la que se acerca



                                     martes 20 de julio isla del diablo guayana francesa

minerva los franceses tan cultos también tienen su historia negra como nosotras y se sacaban de encima a los criminales y a los deportados políticos llevándolos a lo que entonces era el culo del mundo o este rincón te acordás que vimos juntas la película papillon en ese cine de mala muerte
comentan que en la isla quedaron los fantasmas de los presos 
vagan entre las ruinas del penal que la selva se devora de a poco como un depredador insaciable
yo llevo a cuestas mi propio calabozo este rencor desesperado si bien me mantiene viva me impide olvidar y me engulle como los matorrales a las ruinas
porque en eso me convertí   en una ruina
recuerdos de
                      la que te desprecia         




                                                                           domingo 25 julio recife brasil

el cruce del ecuador en barco fue un momento mítico el tipo con el disfraz de neptuno el bautismo y esa ceremonia que es una parodia y termina en joda loca 
estoy en una ciudad moderna con canales y puentes estilo venecia
vuelvo por el atlántico harta ya de aeropuertos equipajes micros traslados hoteles oficinas de turismo excursiones hoteles más hoteles sonrisas propinas el alma en las tripas y no saber si estoy galopando abrazada a las crines de una yegua malparida 
te llevaste lo mejor de mí y me puse este candado para no sufrir más
acuno un odio que no se mitiga
                                                     saludos de la que no otorga perdón                                          


                                                                                        30 julio punta del este

 fatiga    agotamiento escarpado como una montaña inalcanzable
una ciudad de prismas blancos     hace frío cerca del mar
el viento me despeina los ojos y veo veleritos borrosos en la fragilidad de la distancia
no quiero perdurar sólo que llegue la conclusión
falta poco buenos aires
me encontraré con la inescrupulosa crapulosa quebrantadora de sueños y se hará justicia en una tarde incesante
ya no habrá más
                             enemiga invisible



                                                                 3 agosto bulnes esquina sarmiento                                           
departamentito plagado de cenizas y cucarachas
vos ahí junto a la ventana que da al pozo
                                                                  aguardando
salpicaduras y desechos que caen por las ventanas


llego te veo no te distingo en el reencuentro
oscuridad que afina las garras de tus manos en palomas grises
pollera barata pies como anclas
                                                    microbios furiosos en el alma


un crepúsculo de vidrios rotos y oquedades
                       es el destino
nunca saliste a enfrentar la vida
                        el amor 


una silla
la ventana
el sumidero lóbrego del encierro
punto de confluencia de la paradoja


un salto a la libertad
la enemiga visible te abraza
volemos
             por fin los fragmentos se unen

©  Mirella S. —2010—



Imágenes sacadas de la Web



Un "delirio" de otros tiempos... 
siempre en la exploración de las formas.
Gracias a los que se animaron.





54 comentarios:

  1. Todos tus delirios me parecen magníficos.
    Y este por supuesto que también.
    El rencor en el corazón suele crecer con el paso del tiempo y al final devora la vida entera.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Torito, de corazón, cuando subí el post pensé que nadie iba a leerlo, por largo y por loco, porque el odio es una consecuencia de la locura de la que escribe (no yo, en este caso, aunque también estoy un poco loca... jajaja...)
      Un abrazo alocado.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. En esta oportunidad un mundo interior bastante oscuro y alienado.
      El desafío consistió en transmitirlo a través de la desintegración del lenguaje.
      Mil gracias, Marybel y un enorme abrazo.

      Eliminar
  3. El odio rodea la vida y no deja crecer la libertad. Me encantó ir leyendo postal a postal hasta ese final supremo. Un abrazo genia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Subí el post para probar si se entendía, me parece que no supe dar más pistas, pero sin ser demasiado explícita. El tema fundamental es la locura y la escisión de una personalidad. Y sólo se entrevé en las últimas líneas.
      Gracias, Ester, por leerlo entero.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. En el trópico de Cáncer parece que todo anda agitado, puede que alguien recoja esos fragmentos y los recomponga...

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, la vida de las dos Minervas, que en realidad son una sola, venía ya muy agitada antes del viaje... que tanto puede ser imaginario como real.
      Un beso grande y gracias por la lectura de este texto, que sé no es sencillo.

      Eliminar
  5. La correspondencia venenosa es realmente un logro... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Esas postales fueron realmente escritas? A estas alturas estoy tan pirada como Minerva.
      Gracias, Darío, abrazo grande.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muy amable, Amapola, por leer semejante delirio.
      Un besazo.

      Eliminar
  7. Uyyy que niña mala, no disfruta de semejante paisaje, para herir con cada postal a su enemiga.

    Hay de todo en la viña del Señor y seguro que esos personajes los debes encontrar en la realidad y piensas; ¡Justo para un cuento!

    Muy buena semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El personaje fue la excusa para hacer una experiencia a través del lenguaje. Cómo se puede expresar el paulatino desorden de una mente con un discurso cada vez más inconexo.
      Besos y buena semana, también.

      Eliminar
  8. ¡EXCELENTE, MAGISTRAL! De lo mejor que he leído aquí, que ya es mucho decir!! La paradoja, la invisible y la visible, los fragmentos que se unen, una misma persona, resentida con su realidad!!
    Reverencia, Mirella!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil felicitaciones, Eduardo! Fuiste el único que lo captó y lo dijo en una frase redondita.
      ¿Vos no decías que la literatura no es lo tuyo o algo por el estilo?
      Lo que veo es que sos un lector muy atento y sagaz. No sabés cuánto te agradezco, porque en realidad casi no hay pistas para llegar a esa conclusión.
      Como premio: abrazo y beso.

      Eliminar
    2. ¡FANTÁSTICO!!! ¿Dónde debo presentarme por el premio?

      Eliminar
    3. ¡Todo es virtual, mi querido Campi...!

      Eliminar
  9. es curioso , pero cuando las palabras se asientan en papel uno pude darle otra connotación a diferencia de escucharlas con los gestos y ademanes propios

    epistolar post nos compartes Mirella
    abrazos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás las palabras escritas tengan un peso menor, no lo sé, las dichas en la cara hieren más.
      Gracias, Elisa y buena semana también, con muchos besos.

      Eliminar
  10. Buenas postales para cartearse con los amigos. Se nota que hay muy buen rollo.

    Besos Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que se te escapó "algo" en el relato, querido Rafa, Lo del buen rollo lo dijiste con sarcamo ¿no?
      Es largo y complejo, lo sé, gracias por leértelo igual.
      Abrazote.

      Eliminar
  11. Eso parece querida Mirella jajaja soy muy malooooooooo

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, es un texto bastante distinto a los que escribo habitualmente, más bien fue algo experimental, de unos años atrás. No te preocupes, casi nadie lo entendió y probablemente es por un error mío.
      Besos y gracias.

      Eliminar
  12. Mirella lo que me refería del buen rollo, era para definir todo lo contrario. Quería decir que con amigas así para que quiere una enemigas. Lo que ocurre es que aquí, le damos vuelta a la tortilla para decir lo mismo pero tergiversándolo o liando la madeja. En mi tierra es que somos muy borricos y muy raros.

    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imaginé, por eso te pregunté si era sarcástico. Ni borricos ni raros, cada lugar tiene sus propias expresiones... si conocieras algunas de las nuestras, no entenderías nada.
      Prometo que la próxima entrada será menos compleja.
      Besos, Rafa.

      Eliminar
  13. Esta vez celebro la búsqueda, Mirella. Nada como encontrar nuevas formas, explorar otras ideas. Y todo con el objetivo de contar, de narrar una historia de modo diferente. No tenés idea lo que se agradece! De hecho: Muchas gracias! Un abrazo. P/D: Inclusive celebro la extensión, como te dije en otro post, creo cada historia necesita un desarrollo distinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bee, la agradecida soy yo, es muy estimulante saber que son apreciados los textos en los que se intenta contar la historia a través de la forma del lenguaje.
      Sí, el largo de la historia debe adecuarse a lo que se narra.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  14. ¡Qué gusto! En casita, y abrazadas entre ceniza y cucarachas... Definitivamente, no hay nada como el retorno al hogar. Como el retorno, en todo caso. Incluido este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno hace de su vida lo que quiere y también lo que puede, lo mismo ocurre con el hogar.
      Gracias, Amando. Abrazo.

      Eliminar

  15. Postales asesinas.
    Yo preferiría enviar una simple:
    "Acabo de llegar. Es bonito todo pero tomo el primer vuelo de regreso. No puedo vivir sin ti."

    · Un abrazo

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... Bolo, entonces no habría ni relato ni tensión.
      Lo que pasa es que los hombres no tienen tantos vericuetos interiores (algunos).
      Gracias y otro abrazo.

      Eliminar
  16. Que bellos delirios Mirella... descendiendo por corrientes de mar principalmente y cada vez más cerca, con más pasión, para llegar de las paredes acuáticas a las de la cal y el cemento.

    Muy disfrutable y reveladora cada postal al descubrirse y ser uno con el paisaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que lo hayas disfrutado, porque no es un texto sencillo de leer y bastante oscuro, ni la cercanía del mar lo aclara...
      Abrazo, Gonzalo.

      Eliminar
  17. 'Fuki nagashi': Azotada por el viento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Bixen, gracias por la información botánica.
      Saludos.

      Eliminar
  18. No dejas de sorprenderme Mirella. Una muy buena forma de decir lo que está atorado aunque no soy partidario del rencor que envenena el alma.
    una sola palabra define este post.EXCELENTE.
    abrazos.
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco, por eso escribo... jajaja... Seguramente cuando elaboré este texto debía estar un poco enojada, ya no me acuerdo, es de cuatro años atrás.
      Es bueno seguir sorprendiendo, Carlos, gracias, no es tan fácil.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Qué barbara! Je! Hasta tus delirios son magníficos. Felicitaciones, Mirella, tenés el "don". No cualquiera, amiga. Grande abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy de delirarme cuando escribo, pero aquí tenía el propósito de mostrar a la protagonista a través de la ruptura del lenguaje.
      Grazie, Patzy, tanti bacioni.

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. ¿Realmente la querés encontrar? Mirá que está loca y se tiró por la ventana...
      Gracias por pasar, Chaly.
      Saludos.

      Eliminar
  21. Abrázame Minerva, y ahógame en mi propia desidia...
    Excelente, bella dama.

    No hay peor enemigo que uno mismo.
    Aplausos y Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay fases en las que nos queremos muy poco y podemos ser bastante autodestructivos.
      Un besazo, linda Zarza, gracias por las visitas y una reverencia a tus aplausos..

      Eliminar
  22. No conocía tu blog.
    Me encantó ésta entrada...éstas postales itinerantes llenas de una gran creatividad y buen gusto.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Adriana y bienvenida.
      Me alegro que salieras satisfecha después de la visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Un delirio o realidad? Acaso no somos todos parte visible e invisible, en continuo cruce de correspondencia??
    Me encantó, Mirella.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delirio en cuanto a la forma, el contenido abarca muchas realidades, como la que vos mencionaste: la que es visible y la que no, el diálogo entre dos partes internas irreconciliables.
      Un gustazo tenerte por el nido, Mabelinda.
      Un abrazote.

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Me alegro, Geraldo, que te haya gustado el texto, que es bastante complejo y además en otro idioma.
      Te agradezco mucho la visita.
      Saludos.

      Eliminar
  25. Me dejé llevar por tus letras, y pasé por varios estados de ánimo en ese viaje. Pensaba "¡Cuánto odio!" y, aunque no lo creas, comprendía a quien escribía las misivas. Y luego, dije "Bueno, se acerca el final, a ver cómo chocan esas dos". La conclusión es genial, y mi interpretación va por el lado de que, en realidad, no eran dos personas las protagonistas del cuento con forma de carta, sino solo una, que sufre la dicotomía de la rutina encerrada en sí misma y bajo cuatro paredes, versus las ansias de liberarse de todo.
    Me encantó.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que lo entendieras y que te haya gustado, porque es un relato que crea bastante confusión en el lector y la mayoría fue por otro lado.
      Muy agradecida por tu atenta lectura.
      Un afectuoso saludo, Juanito.

      Eliminar
  26. ¿Puede una persona odiarse tanto a sí misma para llegar al suicidio? Pues parece que sí, aunque es difícil de creer o aceptar. Aunque es cierto que si ser tu propio enemigo te lleva al fracaso, bien podría aplicarse a la muerte.
    Leyendo los comentarios anteriores, pensé que solo yo había entendido el relato, o que lo había interpretado muy mal. Lo que me hace estar seguro de mi comprensión es el comentario de Juan, el único que comentó lo que yo pensé.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es una personalidad escindida, Raúl, y una de las partes no soporta a la otra.
      Aunque parezca raro, hay bastantes casos como el del relato, lamentablemente.
      Igual que Juanito, lo captaste muy bien. Sos un buen lector y te lo agradezco.
      Muchos saludos.

      Eliminar