martes, 15 de octubre de 2013

Polvo de estrellas



                                                                                                                                     


Yo, Clara Bermúdez, desde el fondo de mis convicciones, les digo que no creo en las casualidades, sino en la sincronía de los acontecimientos.  No fue por casualidad que en este preciso momento haya leído ese poema de Olga Orozco, que también fue astróloga. Tampoco es azaroso que el tema de la muerte esté merodeando en mis sueños y vigilias.
Les aclaro: no deseo morirme ni estoy desahuciada, simplemente tengo una conciencia más alerta de las posibles muertes simbólicas —y no tan simbólicas— que enfrentamos a lo largo de la vida. Y fue aún menos fortuito que al día siguiente de leer el poema, Zaira viniera para que le haga su Carta Natal y haya querido saber sobre la posibilidad de alguna muerte inminente en su entorno.
Ustedes están al tanto de que no la voy con el asunto de las predicciones. Le pregunté a Zaira a qué se debía ese interés, ella me contestó que es supersticiosa y tuvo ciertas señales: un gato negro carbón se le cruzó de izquierda a derecha e intuye presencias inquietantes, rondándola. 
Herencia de mis ancestros turcos —dijo—, en mi casa hay ruidos de cosas que se deslizan y veo sombras refugiándose en los rincones.
Le dije que toda esa oscuridad que parece envolverla es porque en su Carta Natal tiene a la Luna a los cinco grados de Capricornio, y que Plutón está en tránsito justo sobre su Luna. Ya les hablé de lo que mueve un tránsito de Plutón, el “maléfico”, como todavía lo llaman los astrólogos tradicionales. Zaira era la primera vez que venía y le tuve que explicar que la Luna simboliza a la madre, el afecto, refleja nuestros mecanismos de defensa. Y Plutón es una fuerza destructiva que nos barre de un plumazo aquello que se cristalizó y a lo que nos aferramos.
La turca tragó saliva y me clavó sus ojazos de alquitrán líquido. Me tembló un poco la mano que sostenía la hoja de su Carta Natal, porque supe cuál sería su siguiente pregunta. 
Entonces a mi mamá le va a pasar algo —dijo casi en un susurro, como para no convocar lo que se escondía debajo de su miedo.
Esa es la parte que no me gusta de mi profesión, cuando preguntan si se van a divorciar, si le meten los cuernos, si los echarán del trabajo, si les saldrá bien ese negocio o si tal tipo les dará bola…
Me estoy yendo por las ramas, una mala costumbre que tengo. Retomemos lo de las coincidencias que no son tales. En el lapso de una semana ocurrieron ciertos hechos sombríos. A Marisa, otra consultante, le lavaron el estómago, aunque después ella quiso arreglarlo diciendo se me fue la mano con las pastillas para dormir; Pedro, mi vecino, no tenía consuelo porque se le murió Sandokán, el fox terrier que lo acompañaba desde que se jubiló; la película que alquilé el sábado empezó como una grata comedia romántica y terminó en un despilfarro de horror y sangre.
Pero a ustedes no les interesa escuchar mis historias personales. Sé que están esperando que les hable de lo que ocurrirá en el cielo a fines de julio. Si creen que voy a hacer anuncios apocalípticos, se van a defraudar. No soy como muchos de mis colegas que les encantan las profecías y que, con este advenimiento planetario, desparraman a los cuatro vientos augurios funestos, mientras llevan agua para su molino. No me va el papel de pitonisa. Como un radar intento percibir el clima energético del momento, observo qué repercusión tiene en mí, en los que me rodean, registro los sucesos simultáneos que se dan en el mundo, confío en el misterioso orden del Universo y temo por la tenaz estupidez de los humanos.
Y en cuanto al tema que me pidieron para hoy, les puedo decir que dentro de un par de meses se formará en el cielo un dibujo de fuego, se alinearán en un triángulo tres dioses sagrados. En la cúspide del triángulo, presidiendo el encuentro, lo tendremos a Plutón o Hades, me gusta más llamarlo por su nombre primigenio, que simboliza mejor sus atributos.
Entonces, en el vértice estará Hades, el que gobierna el mundo subterráneo de los muertos. En uno de los ángulos de la base está Saturno o Cronos, el que castró a su padre y devoró a sus hijos para que con él no hicieran lo mismo. En el otro extremo —y opuesto a Cronos— está su viejo, Urano, esposo de Gea, quien para poder liberarse del interminable abrazo fecundador de Urano, le pidió a su hijo menor, Cronos, que lo castre. Después de la castración Urano soltó a Gea, se elevó hacia el espacio y así el cielo se separó de la tierra. Siempre me gustó la forma en que los griegos describen el origen del Universo. Volviendo al momento presente, la reunión de esta tríada de energías poderosas, empezó a hacer sentir sus efectos desde el 2008. A Hades, el oscuro, el destructor, también se lo simboliza como un volcán o un terremoto —y como dije— está transitando el signo de Capricornio; Cronos-Saturno simboliza lo establecido, lo probado por la experiencia, es el que construye la estructura que permanece en el tiempo y lo tendremos en Libra; Urano es el rayo que ilumina por un instante, desaparece y nos llena la vida de revelaciones e imprevistos y acaba de entrar en Aries.
Esta reunión de los “tres grandes” se manifestará en movimientos internos y externos, perfectamente identificables. No es mi intención atemorizarlos, pero consideren este triángulo: si Hades es el capo de la junta y están enfrentados el hijo castrador y el padre castrado ¿no les parece que se va a generar una tensión de puta madre? ¿Acaso no han captado que estamos en una época de crisis, las viejas estructuras están patas arriba y son necesarias transformaciones profundas?
Al pobre Cronos-Saturno le cuestan los cambios y entre Hades y Urano lo van a hacer de goma. Es decir, están haciendo de goma a nuestra parte saturnina, la que se recuesta en lo habitual, en la experiencia repetida, porque en su momento dio resultados.
Como cierre les reitero que la lectura de Olga Orozco, Zaira, mis estados meditabundos sobre la muerte, no son meras casualidades, responden a una atmósfera energética muy específica. Y los más afectados por esta configuración perturbadora, van a ser los nacidos bajo los signos de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio. Y siendo planetas lentos en su orbitar, los tendremos en esos signos por unos cuantos años. No se asusten, en última instancia no somos más que una mota de polvo cósmico, perdidos en la inmensidad del Universo.
Los espero la semana próxima a la misma hora y en el mismo punto del dial y mis felicidades para los taurinos que cumplen años en estos días.

©  Mirella S.     —2010—










Mi agradecimiento a los que llegaron hasta el final
y no se perdieron o aburrieron con la jerigonza de este texto,
que escribí en Mayo de 2010.






He aquí unos muertos cuyos huesos no blanqueará la lluvia,
lápidas donde nunca ha resonado el golpe tormentoso
de la piel del lagarto,
inscripciones que nadie recorrerá encendiendo la luz
de alguna lágrima;
arenas sin pisadas en todas las memorias.
Son los muertos sin flores.

Olga Orozco
Fragmento del poema "Las muertes" (1951)



50 comentarios:

  1. Época de crisis sí, pero en ese triángulo se podría poner a los causantes del actual estado, que no están tan escondidos.
    Aunque la mitología siempre es mejor historia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias John por acercarte y leer este largo cóctel que les hice tragar.
      Me gusta la mitología porque en ella están todos los arquetipos.
      Muchos saludos.

      Eliminar
  2. Me gusta este batiburrillo de mitología y lenguaje esotérico. Te ha quedado muy simpático y la remisión a la gran Olga Orozco me encanta.
    Eso sí: no buceo en las predicciones, que me da "yuyu".
    Un abrazo, Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Isabel que te resultara simpático y no un plomo. Las predicciones no creo que sirvan de mucho, porque somos muy duros para cambiar. Además ¿se puede ser tan certero?
      Muchas gracias y un gran abrazo.

      Eliminar
  3. Una mesa con tres patas, esoterismo, mitología y una poeta real. Curiosa mezcla con resultado espectacular, que no ha perdido ni un ápice de actualidad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco el comentario tan generoso y espero que el texto haya servido para hacerte conciliar el sueño más rápido.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  4. A mí me encantó, Mirella. Era como estar escuchando una astróloga de esas que hablan en los canales, que se van por las ramas, se deslizan por el tronco, salen una no sabe como de entre las raíces y de pronto ya se terminó su flash y te quedaron todos los datos flotando como los planetas en el universo.

    Es muy ameno a pesar de la dispersión y se da justo ese clima de confusión que una ve tanto en los personajes mediáticos con verborrea que no terminan nunca de ajustar los conceptos.

    Un apunte. La expresión es "LLevar agua a su molino" Pusiste hacer. Porque una cosa es llevarse agua al molino y otra hacer agua (ya sea el molino o la vida).

    Besoooooooooootes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luz, ya arreglé el error en el dicho. La idea fue hacer una caricatura de esos personajes, pero mi temor pasaba por hacer un texto demasiado esotérico para el que no conoce la materia.
      Gracias y unos besotes enormes.

      Eliminar
  5. Clara Bermúdez está loca. Padece de una delirante adicción a las predicciones astrológicas y la mitología. Un día de estos va ser abducida por Artemisa y vagará eternamente por los bosques, convertida en amazona.

    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo... pobrecita, ella solo quiso dar un panorama de lo que después vino, para que en Argentina compremos dólares, por ejemplo. Dentro de su mirada hacia el futuro estaban ya previstos los cacerolazos y los indignados.
      Hay que agradecerle. Como yo a vos por leerte todo esto.
      Oro abrazo, Lucre.

      Eliminar
  6. Soné, soy de Cáncer y a juzgar por lo que dice la canchera Clara Bermúdez, estoy para la B por varios años, Clara la tiene clara y ahora me doy cuenta del por qué tanta pálida padecida, tengo a Júpiter permanentemente sobre mi testa. Me ha dejado trémulo esta lectura y lo peor es que vaticina 'unos cuantos años' y no dice cuando termina!!
    ¡Help, help, Mirella!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidencia, también soy de Cáncer y ya vengo sonada. Pero pensemos positivamente: después de tantos golpes algo aprenderemos.
      Sí, que Plutón es un H de P...
      Muchas gracias, Eduardo.

      Eliminar
  7. Perdón, me equivoqué de planeta: donde dice Júpiter debe ser PLUTÓN!!
    ¡Sorry,sorry!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranqui, Edu, a Júpiter "el benévolo" según los antiguos, este año lo tenemos transitando en el signo de Cáncer, así que alguna soguita nos va a tirar. Esperemos.
      Vos avisame como andás, que yo le pregunto a Clara.

      Eliminar
  8. Una estampa muy afinada de lo que ciertas personas asumen como "profesión" Me gustó esa mezcla de áreas que hiciste (astrología, mitología, chismerío) tan propia de estos personajes y ante los cuales cae rendida tanta gente. Hay de todo en la viña del Señor, diría mi abuelita... Abrazo, Mirella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Bee. Los que suelen aparecer en los medios lo único que quieren es aumentar su "prestigio" y su bolsillo.
      La astrología es un arte milenario y los que saben hacer interpretaciones no necesitan predecir.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  9. -¿De dónde saldrá tanto polvo? -le pregunté.
    -El polvo nace -me respondió Chimil-, es la molécula del Tiempo.

    Cayo Chimil es un indígena de Oaxaca que trabaja bajo mis órdenes en el DF, pero en los ocho años que llevo en México, es la persona de la que más me ha enseñado.

    ¡Tiene que ver lo que digo -ces!

    ResponderEliminar
  10. Joder que buenooooooooooooo....
    Yo no sé si podrías mantener este nivel durante toda una novela, pero si puedes, escríbela ya porque tienes un don.
    Un don extraordinario.
    Aprovéchalo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Torito, soy muy perezosa para dedicarme a una novela. Me gusta variar y buscar nuevos personajes. Por eso escribo cuentos.
      Te agradezco mucho el aporte y que el texto te haya resultado entretenido.
      Besos

      Eliminar
  11. El mundo está revuelto, demasiado en ocasiones lo que nos faltaba ya era PLUTÓN y HADES junto a todas las constelaciones conspirando en nuestra contra :)

    Para no repetirme demasiado te diré que estoy TOTALMENTE de acuerdo con toro salvaje.
    Leerte es un privilegio.
    Besos Mirella :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Nieves. Plutón y compañía no conspiran en contra nuestro, van marcando la energía que nos toca vivir en estos tiempos y si es que hay un mensaje de los "dioses", éste indica cambios urgentes.
      Un beso grandote.

      Eliminar
  12. Si que somos una mota de polvo llevada por el viento, por los astros, por los gatos negros ... vete a saber !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabemos tan poco del Universo, sólo nuestra insignificancia dentro de él.
      Un beso enorme y gracias Angelines por pasar.

      Eliminar
  13. Buen programa el de hoy. Y por lo visto en estas predicciones, estoy jodido... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Darío, no dijiste cuál de los cuatro signos es el tuyo... así le preguntaba a Clara si estás jodido del todo o sólo medianamente.
      Un abrazo grande y gracias por bancarme hasta en este texto.

      Eliminar
  14. Un texto muy fluido, Mirella, que se lee de corrido (a pesar de que, en mi caso, no crea en absolutamente nada que tenga que ver con los astros, ja... bah, quizás sí en ciertas cuestiones referidas a las personalidades de los nacidos bajo los signos del zodíaco). Muy buena toda la data sobre los dioses, que desconozco por completo (mis dos hijos mayores son fanáticos de la mitología en general, y son quienes me enseñan sobre el tema).
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde chica me gustó leer sobre mitología, mi viejo me incentivó con La iliada y La odisea y me gusta el simbolismo sobre los dioses griegos.
      En cuanto a la astrología, también la estudié a pesar de ser una escéptica declarada, pero me di cuenta de lo útil que puede ser para el autoconocimiento, no sólo por el signo en el que uno nace, sino por el conjunto de la carta natal. De otro modo todos los de un mismo signo seríamos iguales.
      Te agradezco mucho que hayas pasado por aquí.
      Un saludo grande.

      Eliminar
  15. te ha quedado muy bien... el texto corre por si solo. Lo unico que no me ha gustado es el tema... será que he visto a mucha gente lucrar con eso y no saben nada de nada jajajajaja
    un gran abrazo amiga.
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que no te aburrieras ni cabecearas sobre la pantalla ya es un logro. En cuanto al tema, no todos le pegan a uno y está bien que así sea.
      Muchas gracias Carlos, otro abrazo de vuelta.

      Eliminar

  16. Gracias por tu agradecimiento. Llegué al final de tan profusa y documentada información. Menos mal que no ando muy interesado en el más allá y el más acá tampoco me seduce y me consuelo que no soy e ninguno de los signos más afectados...
    Escribes divinamente... aunque me pierda.

    · Saludos

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doblemente agradecida, por la paciencia en la lectura y por el elogio.
      El más allá tampoco me preocupa, con el más acá tengo suficiente y como me harta rápido, escribo.
      Te vas salvando, pero ojo, si sos de Escorpio, Tauro, Acuario o Leo, ahora lo tienen a Saturno haciendo de las suyas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. Claro que sí profe, irremediablemente vamos en camino hacia ella... en algún recodo está esperando.
      Un montón de gracias y un abrazo.

      Eliminar
  18. la muerte es solo el cambio de plano dimensional
    dejamos la tridimensión y pasamos a la infinitud de planos astrales y energéticos

    así que para mí la muerte es solo un portal

    abrazos y buen trabajo narrativo Mirella
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente no tengo para nada claro qué pasa después de la muerte... ¿siendo un sistema energético volveremos a formar parte de la energía del cosmos? Puede ser...
      ¿Volveremos a encarnarnos para quemar el mal Karma? Eso lo cree la mayoría de los astrólogos, yo soy escéptica y me concentro en esta vida, en cumplir con lo que me ha tocado de la mejor forma que puedo.
      Eli, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  19. No existen las casualidades, pero sí las causalidades.

    ¡Me encanta tu blog! ¿Te gusta leer? Yo tengo un pequeño blog de pequeñas historias de amor espero que le eches un vistazo, me encantaría saber tú opinión. ¿Sabías que para empezar una historia se necesitan dos? Dos cosas. La inspiración y el escritor. Espero que te guste. ¡Te sigo, un beso! http://cariciasdevainilla.blogspot.com.es/2013/10/sabias-que-para-empezar-una-historia-se.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Laura y bienvenida! Apenas pueda pasaré a visitarte.
      Yo le agregaría una tercera cosa para escribir una historia, además del escritor y de la inspiración: mucho trabajo de corrección.
      Un besote.

      Eliminar
  20. Aunque no entiendo ni me interesa la astrología, he llegado encantada y muy divertida , hasta el final.
    Me gusta ese irte por las ramas que parece tan espontáneo. De verdad, me han encantado tus divagaciones.

    milbesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces cumplí con mi cometido: escribir un texto que divierta y haga sonreir, incluso pasando por el tema de la muerte.
      Besos, Soco y un montonazo de gracias.

      Eliminar
  21. Yo también he llegado hasta el final, aunque tampoco entiendo mucho de astrología, pero en cambio me atrapan siempre tus historias. Aprovecho para comentarte, ya que hay casi un homenaje a ella en tu texto, que cuando estuve en la facultad, hace muchos años, tuve la oportunidad en la cátedra de estética, de preparar un trabajo sobre un poema de la Orozco, y que luego ella misma, en persona, vino a debatir con nosotros nuestras "osadas" interpretaciones! Fue uno de esos momentos que uno no olvida jamás. Me lo trajiste a la mente, y lo quise contar. Estas historias tuyas son tan movilizadoras. Grande abbraccio!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué fantástico conocer a la Orozco y debatir con ella! Porque la mayoría de sus textos son muy oscuros y crípticos. Una poeta inigualable.
      Me alegro que con esta lectura no lo hayas pasado tan mal.
      Prometo que los próximos post serán más cortos y con temas más accesibles.
      Tanti bacioni, Patzy.

      Eliminar
  22. Si lo escribiste en mayo de 2010 ya respiro más tranquila. Los augurios y las predicciones nunca me han gustado. Prefiero que lo que tenga que venir me asalte por sorpresa. Estar preparado para lo peor es como vivir en perpetuo infierno.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viste Ani, sobrevivimos a las crisis. Creo que una de las cosas interesantes de la vida es que nos sorprenda, con lo bueno y con lo menos bueno. Porque si nos enroscamos con los pensamientso negativos de que nos pasará tal cosa, dejamos de vivir y terminaremos por atraer eso tan temido.
      Gracias por acercarte al nido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Lo dicho, lo leí todo, me gustan mucho estos temas, pero respiré profundo, cuando ví que ya era a toro pasado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mia, menos mal que te gusta el tema, así lo pudiste entender más.
      Respira profundo que todo pasa.
      Abrazo.

      Eliminar
  24. No podría escribir algo así si no lo buscara en Google, lo copiara y pegara.
    jerigonza, cero. Es muy entendible, de lectura ágil y entretenida. Un trabajo increíble que merece un aplauso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente estoy muy agradecida a todos los que se tomaron el trabajo de leer este texto, en especial al elemento masculino, ya que, en general, es un tema que le interesa demasiado.
      Y en particular a vos, Raúl, que escribiendo sobre un género tan diferente a los que encontrás en este blog, leés todo lo que publico.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Es tan cierto lo del polvo cósmico. Insignificates partículas en un universo de espacio y tiempo, pero aún insignificantes esto es todo lo que tenemos.
    Por suerte o por desgracia perdemos esa conciencia y vivimos como si todo tuviese sentido. Inclusive queremos develar lo que el futuro nos depara, como si el futuro ya estuviese escrito.
    Me encantó el relato.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de nuestra insignificancia algún sentido debemos tener. Por lo menos esa es mi búsqueda constante.
      Creo que es bueno tener conciencia de nuestra ínfima dimensión en el cosmos, porque tendemos a "creérnosla" y muchos a sentir cierta omnipotencia.
      Me alegro mucho que hayas disfrutado del relato y gracias por llegar hasta el final.
      Un abrazo.

      Eliminar