jueves, 23 de abril de 2020

Tierra árida

Arte digital by Enzzo Barrena

Hace ya más de un año que atravesé las fronteras de este país que perdió los deseos. Recorro su territorio devastado por la indiferencia; camino sobre su tierra grisácea como el cemento; observo las ciudades, los edificios sin una fisonomía propia. Planos abstractos de un mapa mal diseñado.

Lo que queda a mis espaldas es igual a aquello que tengo por delante. Es un espejo de mi paisaje interior.

No hay colores ni variantes o diferencias. Tampoco hay vegetación, flores o árboles, solo unas líneas verticales más oscuras que despliegan ramajes fosilizados. De la palidez del cielo se desprende una bruma que emboza las formas.

Mis pies avanzan desprovistos de energía y levantan un polvo corrompido. Nada de lo que veo repercute en mí. Cuando abandono las ciudades el páramo me rodea.

Provengo de un lugar lleno de matices que deslumbran, de movimientos y de ruidos, de una ciudad colmada de deseos, tantos que la desbordan, la resquebrajan. Sus habitantes viven de —y para— sus anhelos. En una época, yo también.

Era una buscadora de sentido. Lo buscaba debajo de las piedras, en las nubes evanescentes, en el amor. Cuando “eso” que creía haber encontrado dejaba de ser verdadero para mí, me recluía en la cuevita que hay en mi interior, reparaba fuerzas y emprendía  una búsqueda nueva.

Hace demasiados meses que perdí el entusiasmo por esa pesquisa y viajo por la región del desinterés. Sin embargo, cuando consigo dormir, tengo sueños en los que afloran una multiplicidad de colores cautivantes, bosques de árboles frondosos que alojan nidos en los que desbordan las palabras que traen pájaros nómades.

Son deseos inconscientes, espero que en algún momento irrumpan en mi realidad.


©  Mirella S.   — 2020 —





43 comentarios:

  1. El arranque de tu relato me ha parecido brutal, Mirella, creía estar leyendo el primer capítulo de una novela de narrativa fantástica. Luego con ese giro, quizá un poco más introspectivo, esa idea se ha disipado, pero en serio... Creo que esa primera parte podría dar mucho de sí. En culquier caso, como siempre, me ha encantado leerte.

    Un abrazo y ¡Feliz día del libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rebeca, gracias por acercarte. Es un texto duro, dudé en publicarlo, pero lo poco que escribo es de este estilo y no me gusta forzarme en intentar otros enfoques, no serían genuinos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Desprendes tanto que hay que abrazarlo y asimilarlo, nos ilusionamos a un lado del camino y al otro el entusiasmo resbala al suelo. Nada dura para siempre la hora mas larga dura sesenta minutos y en cualquier momento una música, un silbido nos puede desprender de la coraza. Un abrazo con mi cariño viajero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta etapa oscura se me está haciendo larga, empezó después de la muerte de mi hermana, ya no tengo ningún familiar. Ahora, con la cuarentena, es más difícil, pero como todo lo triste, pasará.
      Muchas gracias, querida Ester, con un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. No te rindas, aún estás a tiempo
    De alcanzar y comenzar de nuevo,
    Aceptar tus sombras,
    Enterrar tus miedos,
    Liberar el lastre,
    Retomar el vuelo.

    No te rindas que la vida es eso,
    Continuar el viaje,
    Perseguir tus sueños,
    Destrabar el tiempo,
    Correr los escombros,
    Y destapar el cielo.

    No te rindas, por favor no cedas,
    Aunque el frío queme,
    Aunque el miedo muerda,
    Aunque el sol se esconda,
    Y se calle el viento,
    Aún hay fuego en tu alma
    Aún hay vida en tus sueños.
    Mario Benedetti
    Tu relato es muy bueno.
    Un fortísimo abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por el hermoso poema de Benedetti, Marybel. Sos muy sensible.
      No me rindo, eso creo, necesito hacer un poco de catarsis.
      Otro abrazo enorme, guapa.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me asomo al balcón lo más que puedo, hoy estuve sacando algunas fotos.
      Gracias, querido profe.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Los creemos en el mejor lugar asap que decidimos o nos obligan que hay que seguir, porque el gris nos oprime, quedando en tierra de un ayer en el que no nos reconocemos, y un futuro que ignoramos.

    Los colores en los sueños, traen la alegría de vivir que sigue latiendo en ti, así que, a por ellos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que estoy intentando, que lo onírico entre un poco en mi realidad.
      Muchas gracias, Albada, con un beso grandote.

      Eliminar
  6. Los colores los sueñas porque están en ti (o en ella, la protagonista).

    Reconozco el paisaje que describes, conozco una cueva similar a la que mencionas, también creí haber encontrado el sentido en diversas manifestaciones que acabaron siendo nada o casi nada (que no es lo mismo, pero es igual, ya sabes)... ¿Y si no hubiera sentido? ¿No es darle uno ponerle color a esta apatía, agotamiento o decepción? Yo no sé la respuesta, Mirella. Hago la pregunta para ti y sobre todo para mí.
    Y mientras escribo esto veo las nubes de la fotografía del lateral. Y sonrío. Encuentro algo de sentido...

    Besos, Mirella

    PD. Qué bueno que publicas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando te leo, también me identifico con muchos de tus textos.
      Probablemente un sentido, así en abstracto, no exista. Es una necesidad humana, como para otros serán las creencias religiosas, de que los actos que llevamos a cabo no sean mecánicos, vacíos, sino que tengan un valor para nosotros, que despierten una pasión. No sé explicarlo, querida Alís.
      Gracias y abrazo enorme.

      Eliminar
  7. Hola, Mirella.

    Los sueños también tiene su importancia y nos aportan claves psicoanalíticas de lo que está sucediendo en nuestro interior. Luego están las etapas vitales y el desarrollo evolutivo de nuestras emociones. Yo tengo un buen amigo que es psicólogo y desde luego siempre menciona que el duelo es necesario y que no hay que tratar de huir de él. El tiempo y desde luego tu magnífica forma de escribir jugarán a tu favor.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo tomé un taller sobre el significado de los sueños. Fue muy interesante porque siempre he soñado mucho. Ahora los olvido, lo único que recuerdo es que estoy en medio de la naturaleza, hay un gran colorido y montones de personas, algo llamativo, porque en la realidad soy bastante solitaria.
      Estas últimas semanas escribí varios textos, pero son tremendos (más que este, ja!) y no los voy a publicar.
      Gracias, querido Miguel, siempre amable y afectuoso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡Hola, Mirella! Una de las frases más emocionantes de Crónicas Marcianas es aquella que dice "Cuando no se puede tener la realidad, bastan los sueños". En tu relato separas muy gráficamente nuestros dos universos: el real y el onírico. Uno árido, el otro, frondoso. No sabría decir si ello es suficiente como dijo Bradbury, pero de lo que estoy seguro es que mientras haya sueños, la realidad podrá cambiar. Aunque vivamos en una sociedad que parece inmersa en un pecado capital que fue incluido en la Pereza. Me refiero a la Acedía, el cansancio vital. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto lo que decís, David. Solo que a veces las circunstancias vienen demasiado complicadas en varias áreas y cuando involucran la salud, hay que acotar los sueños. O buscar los que adapten a lo que se puede hacer y cuesta aceptar que todo ha cambiado. Además, como escribí en tu publicación, también tengo un aspecto friki que no favorece mucho... jeje!
      Gracias, amigo, te mando un abrazote.

      Eliminar
  9. Duro.genial contundente y físico. ..Yo también perdí a mi hermana y si bien tengo a mi marido e hijos.esa mitad esta enterrada.
    Abrazos que la vida nos lleva Cómo papelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no tengo marido y no tuve hijos, entonces es más difícil, el vacío es mayor.
      Quizás es un texto demasiado triste para publicar en estos momentos, pero es lo que salió.
      Gracias por el comentario y la comprensión.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  10. Lo que queda a mis espaldas es igual a aquello que tengo por delante.

    Entonces queda aún mucho camino por andar.
    Atraviesa todas las fronteras, querida Mirella.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refería a este período gris, significando que por delante no hay nada interesante o motivador.
      Sí, espero en algún momento salir de este territorio de apatía.
      Gracias, linda, un abrazo grandote.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Es lo principal, Óscar. Estoy en esa búsqueda.
      Gracias por tu acompañamiento.
      Besos.

      Eliminar
  12. Quién no paso por momentos similares Mirella,... pero debes reconocer que esa introspección que despliegas últimamente en tus textos se está convirtiendo en marca de la casa y sin duda será lo que defina en el futuro esta fase por la que estás pasando. A medida que leía tu relato me recordó a la época en la que la TV era en blanco y negro,... (sí yo viví esa televisión) y también recuerdo el cambio, cuando la pantalla se llenó de luz y de color,... igual que en tu relato.
    Cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El paso de la TV del blanco y negro al color fue un cambio increíble. Con esa imagen dijiste mucho, Toño.
      Agradezco tus palabras y la comprensión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Estoy segura de que así será para tu protagonista, Mirella. Esos sueños son un recordatorio y un acicate, un paréntesis mientras vuelven los deseos de buscar y experimentar la realidad llena de color. A veces parece que la ilusión nos ha abandonado para siempre, pero siempre termina por regresar.

    Un texto delicado e intimista, una nostálgica delicia para tus lectores. ¡Gracias por compartirlo con nosotros!

    Un fuerte abrazo desde la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando desde hace mucho tiempo hay continuos nubarrones en el horizonte, se pierde un poco la ilusión de los colores, las ganas de buscar y la protagonista y yo nos preguntamos si vale la pena.
      Por supuesto que vale la pena, solo quizás baste doblar una esquina (simbólica, ahora) y la vida nos sorprenderá nuevamente.
      Mil gracias, Julia y un enorme abrazo.

      Eliminar
  14. Si están dentro de tus sueños en algún momento, los colores y la alegría, van a salir a la luz. La cuarentena nos tiene a todos un poco tristes, pero ten en cuenta como va cambiando los naturaleza con el encierro del hombre, tal vez, también nosotros logremos ese cambio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es notable el cambio de la naturaleza sin tanta contaminación en solo poco más de un mes. Esperemos que el cambio se extienda también al ser humano, aferrado a sus viejos hábitos y que este confinamiento le sirva para reflexionar.
      Yo también espero mi arcoiris.
      Besos, Mariarosa.

      Eliminar
  15. Soy de la opinión que hay que ser auténticos con nosotros mismos, lo cual debe reflejarse también en la etapa que escribimos. Las cortapisas y los límites sobran, porque ya bastante dura es la vida como para encarcerlar nuestras propias letras ¡sería el colmo!
    Por mi parte prefiero que escribas lo que te nazca t te apetezca compartirnos, nunca dejaré de emocionarme con tus originales e impactantes historias.
    Me he identificado mucho contigo o con esa buscadora que mira debajo de las piedras e indaga en todo lo que la rodea... Al principio con una inocencia demasiado "descarada" y después con la desconfianza y prudencia con la que me han curtido los años.
    Perder a una hermana es terrible, pero tener hermano al que apenas traté y perdí de mi vista definitivamente, también es demoledor.
    La familia tampoco me ha acompañado mucho tiempo en mi vida.

    Un abrazo enorme, Mire y por tu nido siempre volveré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tus afectuosas palabras y por tu incondicionalidad en la lectura, Estrella. Estoy de acuerdo con vos en que se debe escribir con autenticidad. Justo hoy, corrigiendo algunos textos, descarté uno porque es demoledor y siento que debo reservarlo como un desahogo para expulsar pensamientos y emociones negativas que no sé si es bueno compartir, más en estos momentos difíciles. Con el material que me queda veré qué puedo pergeñar para la próxima semana.
      Lamento lo de tu hermano, con la mía tampoco nos llevábamos bien, éramos muy distintas, ella era casi veinte años mayor.
      Un fuerte abrazo, guapa.

      Eliminar
  16. Que tus sueños logren devolverte la ilusión Mirella. Y que esa melancloía que arrastras la vayas dejando atrás. Contar como nos sentimos es buena amiga.
    Cuídate.
    Desde casa te mando este abrazo 🙅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, Laura. Procuro que de a pinceladas los colores se trasladen a mi realidad.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  17. Peor sería irse a dormir y no recordar nada de lo soñado o fabricar puras pesadillas. Por lo menos se tiene el consuelo de soñar cosas que alegran el espíritu, para así despertar un 1% más optimistas de lo habitual.
    Un abrazo, Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un 1% no está mal para empezar, vamos a ver si de a poco llegamos al 1,5. Sería todo un logro.
      Gracias, Julio y abrazos descoronados.

      Eliminar
  18. Hola, Mirella. Recuperado ya de una obligada ausencia vuelvo a visitarte. Y me encuentro con un texto maravilloso. Ojalá puedas jugar libremente con tus relatos guardados sin ponerte trabas acerca de cómo lo tomaremos los que te leemos. Creo que todos tenemos vaivenes emocionales, dejamos de escribir por un tiempo y luego retomamos. Hay algo dentro nuestro que siempre tironea, para abajo o para arriba. Mis mejores deseos para vos y que los pájaros de la soledad dejen de rondar y se alejen de este nido tan cálido en el cual albergas tus cosas.
    Un fuerte abrazo.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ariel, espero que tus cosas se hayan solucionado, dentro de lo posible y de este panorama. Te extrañé. También anduve con idas y venidas, publiqué poco y hubo días que ni entraba en Internet.
      Gracias por tu apoyo afectuoso, siento que algunos textos que escribí últimamente no los tengo que publicar, formaron parte de un a catarsis. Lo que sí intento es no dejar abandonado el blog y visitar a los amigos.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  19. Mirella, seguro que tus sueños afloraran en tu vida de un momento a otro ... es lo que más deseo pero sobretodo quiérete mucho , los demas ya te queremos pero tu lo tienes que tener muy presente 'quiérete'

    Un abrazo y cuídate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esme, sos muy cálida y afectuosa. No es un momento ideal para levantar el ánimo, pero sigo intentándolo día a día.
      Un enorme abrazo, guapa.

      Eliminar
  20. ·.
    Buen viaje interior, acompañado de un buen tema musical, triste pero necesario.
    Muchas veces salimos de nosotros mismos para encontrar la nada, y es desolador. Por eso volver a la cuevita es el recurso. No obstante Mirella, siempre hay una primavera en algún lugar.

    Un abrazo... y a cuidarse !

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los viajes interiores suelen ser tristes porque nos encontramos con aspectos nuestros no aceptados y que no nos gustan. Entonces es cuando nos sentimos secos, con poco para ofrecer. Pero, como bien decís, siempre hay una primavera que brota en algún lugar.
      Un fuerte abrazo y gracias, Alfonso.

      Eliminar
  21. Hola amiga Mirella. Te deseo de corazón llegar al 1,5...el 3...el 10...hasta el 100 %.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que así sea, Eric. Agradezco mucho tu deseo y tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar

  22. I can't believe that this man is so real, how can I thank you enough, I can't fail to testify about the good things you have been doing for me and now you still went ahead and do same for my friend, please everyone if you have anything disturbing you please your solution is hear with Dr.osupalagba the great spiritualist who can solve any problem in a twinkle of an eye. No matter the problems, whether spiritual problem, you want to get your ex back, promotion in your workplace, spiritual cleansing, fruit of the womb, mental illnesses, protection for gun, protection for cutlass, protection for bottle, protection for snake and scorpion bites and cure. Are you a victim of any of the above listed setbacks, you can contact Dr.osupalagbavia Email: osupalagba.temple@gmail.com


    Call/WhatsApp +2347051667586

    ResponderEliminar