jueves, 9 de mayo de 2019

El cielo desde el balcón



El crepúsculo gravitaba sobre los techos y azoteas.
El día de verano concluía en un derrame de rojos sofocantes.




Hubo un atisbo de nubes preanunciando el ansiado frescor,
pero el sol, implacable, las rasgó con sus llamas
recordándonos que era enero.




El cielo desnudo es bello en su pureza impura.
Las nubes, sin embargo, le otorgan miles de atuendos.




©  Mirella S.   —2019—





48 comentarios:

  1. Hola Mirella espero que estés bien.
    He disfrutado con estas imágenes de cielos encendidos y es que si sabemos mirar la naturaleza nos brinda contínuamente grandes espectáculos.
    La música, preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita, me alegra saber que disfrutaste esta pequeña entrada.
      Por ahora es todo lo que les puedo ofrecer, siempre con mucho afecto.
      Besos.

      Eliminar
  2. Hola Mirella, bellas palabras y hermosos atardeceres en tu ciudad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Toño, nada que ver con las bellas fotos y lugares maravillosos que nos ofreces.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Qué belleza de cielos Mirella!

    Soy un enamorado de los crepúsculos y tengo también un montón de fotografías en mi colección. Es increíble como en segundos el cielo cambia de colores. Bonitas letras, y muy bello tu regreso, un gusto volver a leerte.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me encantan los crepúsculos y como vivo en un piso 20 que mira hacia el noroeste, tengo todos los días el magnífico espectáculo que brinda la puesta del sol.
      Después de la escritura, la fotografía es mi segunda pasión. En vista de que la primera está ausente y ahora que además debo guardar reposo, me doy ese gusto con mi celular, viejito y con mediocre definición.
      Gracias por pasar, Miguel.
      Otro abrazo bien fuerte.

      Eliminar
  4. Muy lindas fotos y también la pequeña historia que cuentas. Me gustan los cielos con nubes de colores en los atardeceres o los cielos nublados en tonos grises, y me ha encantado esa forma tan linda en que lo dijiste: les otorgan miles de atuendos.
    Te abrazo muy fuerte querida Mire. Me alegra verte de nuevo.
    Beeesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cielo siempre ofrece un despliegue de colores, sobre todo cuando hay nubes que filtran la luz solar y forman dibujos espectaculares.
      Gracias, querido Gildo, me da pena dejar el nido tan vacío y a falta de historias hay que buscar otras posibilidades.
      Abrazotes.

      Eliminar
  5. Unas maravillosas vistas para ver y ver

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tener a mi alrededor un espacio abierto que me permite gozar de los cielos siempre cambiantes.
      Gracias, Óscar, con un abrazo.

      Eliminar
  6. Hermoso, Mirella. Me pone muy contento volver a encontrar la belleza entre las cosas que escribís. Un abrazo, compañera de letras.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo con muchos problemas y necesito encontrar en el cielo imágenes, colores, las texturas de las nubes a modo de compensación.
      Mil gracias por tu afectuosa visita.
      Abrazos, Ariel.

      Eliminar
  7. Que todo te sirva como consuelo e inspiración, Mirella.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, Julio. Es lo que trato de hacer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡Hola, Mirella! Una entrada en tres dimensiones: las imágenes de esos atardeceres, tus maravillosas letras y el Hallelujah. Todo combinado para transportarnos a un lugar mágico. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve en cama y ahora tengo que seguir en reposo, entonces hay que apelar a lo que se presente, a lo que se me ocurra para no treparme por las paredes de la inactividad.
      Contenta de que el combo te gustara enterito.
      Gracias y un enorme abrazo, David.

      Eliminar
  9. ·.
    Preciosa versión del Aleluya. Casi todas sus versiones son estupendas dado que es una pieza que entra fácilmente en nuestros corazones.
    Me gusta cómo adornas de poesía tus imágenes. La primera me parecela mejor de las tres.
    Un abrazo ·M·
    Un abrazo

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un clásico y esta versión me gustó y el video me pareció muy estético.
      Alfonso, ya no tengo una buena cámara, estas fotos están sacadas con un celular de antiquísima generación.
      Gracias por tu presencia y tus palabras.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  10. Esas vistas desde la atalaya de tu piso son una ventana a la imaginación, describes las fotografías con cariño como si el cielo lo hubieran puesto para ti. Cuidate y mimate, te mando un abrazo fuerte de esos que acondicionan el alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que esta porción de cielo cambiante es para mí, para levantar mi cuerpo y mi espíritu, para decirme que las nubes oscuras no son permanentes, que un viento bondadoso las irá barriendo de a poco.
      Tu abrazo, tu presencia, me hacen mucho bien, querida Ester.

      Eliminar
  11. Qué fotos. Preciosas, el cielo como telón de fondo de unos apuntes preciosos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aldaba, hay circunstancias en las que hacemos lo mínimo que podemos.
      Un gusto que disfrutaras de esta entrada.
      Besazos.

      Eliminar
  12. Qué alegría tenerte por aquí de nuevo, Mirella, espero que todo vaya muy bien para ti :)

    Son hermosísimas las fotos que nos traes hoy, realmente mágicas, y mucho más acompañadas de tus siempre inspiradas letras. Qué suerte tenemos de poder mirar al cielo y disfrutar de sus muchos "atuendos", como tú dices.

    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Julia. Procuro reponerme, pero todo es lento o para mí lo es. No quiero abandonar el blog y también los extraño, entonces se me ocurrió lo de las fotos de los cielos, que tengo montones.
      Es un gusto que te resulten mágicas.
      Gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Estaba intentando buscar la manera de expresar lo que me has hecho sentir en esta entrada , querida Mirella
    y no hace falta pues tu misma lo dices de manera magistral :


    El cielo desnudo es bello en su pureza impura.
    Las nubes, sin embargo, le otorgan miles de atuendos.


    Y es que me dejas pensando ....
    sabes? adoro ver mi cielo despejado , y máxime aquí que tenemos la fama de que siempre llueve ( shhhhhhhhh... ni caso ) y sin embargo cuanta verdad albergan tus palabras pues las nubes lo visten de una manera tan hermosa, tan sutil a veces y otra como si de gruesos ropajes se tratara...
    será que el cielo es la piel del mundo? y que como toda piel nos atrae cuando se deja vestir mostrando y sin mostrar ...?
    me voy divagando , sonriendo por saberte y sentir tus letras y por pensar que diras: que dice la tarada esta ?
    :)
    besos inmensos que te lleguen , repletos de cariño

    pd1/ las fotos maravillosas
    pd2/ la música ....bravísima !!
    pd3/ feliz finde !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecida por tu efusivo y cálido comentario, MaRía. El cielo despejado y sin ninguna nube, como lo tuvimos ayer -y parece que hoy también-, es hermoso y todos nos regocijamos bajo su azul. Con nubes, a veces igual que un tul, otras más consistentes, le da nuevas fisonomías que nunca son iguales.
      Tus divagues son encantadores y los disfruto, guapa.
      Un abrazo bien fuerte.

      Eliminar
  14. Cuánta armonía entre la imagen y la palabra. Un atardecer sereno colmado de belleza.
    Precioso. Gracias por cpmpartirlo.
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustara, Ana, cuando estamos con limitaciones y poca energía hay que abrir otras puertas.
      Un abrazo enorme y muchas gracias, linda.

      Eliminar
  15. Ante todo cuidate Mirella, yo también he tenido todo el año pasado distintos episodios donde también tuve que guardar reposo pero ya voy saliendo a flote poco a poco, de modo que seguro que con estas maravillosas vistas desde esa altura de unos 60 o 70 metros, seguro que te animará contemplar todo el barrio. Supongo que algunas alas ya te habran "crecido" en tu interior. ;)
    Nos seguimos leyendo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que estás mejorando, Estrella. Desde muy chica tuve la predisposición de mirar el cielo y siempre me gustaron las nubes. Ahora que las ideas no surjen como antes, porque mi cabeza está un poco "en las nubes", mirar el cielo y dejar constancia de sus cambios en imágenes, me reconforta bastante.
      Gracias por dejar tus impresiones.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Cuanta poesía en tu texto, Mirell...

    Me siento contigo: Buenos Aires, Barrio de Palermo?, otoño y crepúsculo...Casi nada...

    Abracísimo y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo sentirte cerca, Soco. Sí, es en el barrio de Palermo. Estas fotos las saqué en el verano. Ahora tenemos un otoño raro, hoy con 24º.
      Gracias y un abrazo inmenso.

      Eliminar
  17. La ciudad abre su puerta y el día se asoma con su color naraja rojizo.
    Bello poema y muy buena imágenes. Que suerte tenerte de nuevo en tu blog.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu afectuoso comentario, Mariarosa. Mi balcón da al oeste así que puedo ver los crepúsculos, que siempre son distintos.
      Besos.

      Eliminar
  18. Cuando hablabas del balcón, la altura...me acuerdo en comentarios que intercambiamos! Era así como lo imaginaba.
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazote bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario, es un gusto, porque como tengo todavía que descansar sacar fotos con el celu es una forma de volver a mi otro hobby, la fotografía. Extraño la cámara.
      Un gran abrazo, Dana.

      Eliminar
  19. La pieza musical preciosa !!!
    Los cielos sensacionales los tres aunque el primero es espectacular y muy bien acompañado con tus palabras

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es sensacional, nunca me canso de escucharlo en sus múltiples versiones.
      Sí, el rojo encendido de la primera foto es impactante.
      Mil gracias, Esme, con un gran abrazo.

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Muchas gracias por acercarte, Trini.
      Abrazos desde Buenos Aires.

      Eliminar
  21. Enmudecida, impactada ante tan bellas e impresionantes imágenes que transmiten el misterio y magia de mostrar sin recibir, solamente siendo. Sin recibir , solo dando.

    ¡Es bellísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que las imágenes te causaran tan grato impacto. El cielo brinda colores, luces y sombras y nos acompaña siempre. Solo hay que mirarlo y disfrutarlo.
      Gracias, Keren, con un abrazo.

      Eliminar
  22. Cielo y tierra en buena armonía. Preciosas Mirella. Me encantan estas miradas.
    Te deseo buena tarde.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los crepúsculos son tan interesantes para mí, en lo posible trato de observarlos y admirar lo que nos muestran.
      Un gran abrazo y gracias por acercarte, Laura.

      Eliminar
  23. Me ha gustado ese video, y ese primer cielo de la mano de tu sentir en palabras.
    Un placer Mirella.
    Tenia el enlace en el otro blog por eso no veia tus entradas, me lo llevo a rodar y volar para no perderme ninguna.
    Feliz semana amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te gustara el conjunto de imágenes, letras y video que conforman este post.
      Yo no anduve mucho por la web, pero no me llegan más notificaciones de tus publicaciones. Iré a ver, también.
      Gracias, Carmen, besos.

      Eliminar
  24. El conjunto que nos regalas es de una belleza que transmite, paz, serenidad, y una calma, que ese Hallelujah colma...
    Si existe algún tema musical que me devuelve a ese estado anímico de reconciliación con la Naturaleza y el Planeta, es éste.

    Los crepúsculos, y sobre todo el amanecer, cuando las nubes bostezan, y el cielo abre sus carnes para ofrecernos un nuevo despertar... son esos instantes, que nos devuelven al desgarro de la vida.

    Besos, Bella Dama de las letras. Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos, querida Zracita, tanto en el tema musical como en tus apreciaciones sobre amaneceres y crepúsculos.
      La salida del sol no la veo, mientras que sí puedo captar los crepúsculos en todo su esplendor.
      Gracias por pasearte por mis últimas publicaciones y dejarme tus sentimientos.
      También te quiero y te abrazo, amiga.

      Eliminar