martes, 29 de enero de 2019

Aquel abril...




Si te soñé, fuiste tan real como si ahora estuvieras nuevamente sentado frente a mí. Sí, te soñé, pero también pude sentir la caricia de tu vello bajo las yemas y mis dedos te bordaron la piel como un encaje.

El tiempo, en su inmutable transcurrir, confunde, hace que lo que fue concreto, tangible, sea una imagen, juegos de la mente.

Apareciste en una época en que veía lo gris con gratitud, una confirmación de que no debía esperar otra cosa de la vida. Me costó creer que alguien como vos, con tu cara de estar subido a un barrilete, los ojos que querían comerse el sol de la tarde, se fijara en mí.

Me habías visto antes en ese bar, me dijiste, pero yo estaba siempre absorta en mi cuaderno, escribiendo. Ese día noté tu presencia porque mi mirada vagaba indecisa por el local. Las palabras se habían atascado en las cisuras del cerebro y me quedé muda por dentro.

Estabas en la mesa contigua, girado hacia mí. Te reías con los ojos, oscuros como estanques en una noche sin luna. La sonrisa, después, descendió a tu boca.

Ya no recuerdo qué me preguntaste y me di cuenta de tu argentino forzado. Te contesté y sin preámbulos ni consultas te pasaste a mi mesa, sosteniendo en alto el pocillo de café.

Me contaste que provenías de una ciudad pequeña del sur, que se derramaba por el flanco de una colina hasta el mar Tirreno. En cambio yo era de un pueblito del norte, donde comienzan los Apeninos. Me sentí torpe hablando en mi lengua natal, años sin practicarla.

Sono Michele, dijiste, extendiendo tu mano que estrechó la mía en un apretón fuerte, seguro, un contacto que coloreó mi ominosa grisura.

De vos me han quedado más los gestos que tus palabras, a pesar de que hablábamos incansablemente en cada encuentro. Habías venido hasta aquí para hacer una investigación sobre la Patagonia, la terminaste y antes de partir quisiste conocer la capital. Te acompañé. Fue un abril casi tan cálido como un enero; el cielo era a diario una superposición de domos en distintas tonalidades de azul.

Te miraba y cuánto me gustabas: tu perfil de dios mitológico, el pelo hecho de leves espirales cobrizas. El arco de tus piernas me producía ternura y aunque nunca soporté caras barbudas junto a la mía, el cosquilleo de la tuya, corta, algo rala, se adueñaba de mi cuerpo.

Fueron tres semanas perfectas, precisamente por su brevedad. Perfectas e intensas, sin la mínima mácula que le imprime el cansancio de lo cotidiano. Quisiste que siguiéramos en contacto: yo no lo hubiera soportado. Ver cómo esa tela tan bella que habíamos pintado juntos se iría deshilachando debido a la lejanía, a los acontecimientos particulares de cada uno, era demasiado para mí.

No te acompañé al aeropuerto. Me asomé al balcón, agradecí a ese cielo crepuscular que gravitaba sobre mí el efímero fulgor que me había ofrecido. Y la antigua y familiar grisura, adquirió un matiz de plata.





©  Mirella S.   — 2019 —







52 comentarios:

  1. Qué belleza Mirella. Cómo escribes. Me llenas de alegría y de amores.Un beso para ti muy grande.Con tu permiso me lo llevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Elisabeth, sos siempre muy amable con mis textos!
      Me da gusto que te vayas contenta.
      Besos.

      Eliminar
  2. Siempre queda el recuerdo de lo vivido... Precioso relato, Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los buenos recuerdos son imborrables, siempre quedarán en nosotros.
      Gracias Marta, contenta de que te gustara.
      Besos.

      Eliminar
  3. Qué trenzado tan bonito de palabras y sensaciones Mirella. Al leerte, se perciben con fuerza dichas sensaciones, que has llenado de matices sensuales y de inteligencia emocional en la resolución del relato. Tres semanas perfectas ya son muchas para el grato recuerdo de tu protagonista que sabiamente atesora y nos las deja morir en falsas ilusiones futuras o en la dura cotidianidad que pudiera anular parcialmente el bello recuerdo. Un gusto leerte, fuerte abrazo artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que la protagonista, me apego al dicho "más vale poco y bueno..." No será una decisión fácil en un primer momento después de una relación tan concentrada e intensa, pero es la más conveniente a la larga.
      Te agradezco mucho lo de "artista", solo subí a un escenario a los ocho años en el colegio... jeje.
      Un gran abrazo, Miguel. (oh! como el personaje: Michele!!)

      Eliminar
  4. Muy bueno. Hay encuentros que han de ser así, perfectos, sin posibilidad de que la rutina o el tiempo decolore el dibujo urdido.

    Nunca sabrás qué hubiera sido. Pero esas semanas fueron un paraíso donde regresar, en el recuerdo, cada vez que quieras. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está escrito en primera persona, pero es pura ficción, Albada. La idea me surgió cuando vi la foto del chico con el pocillo de café que ilustra el post.
      Unas semanas así no pueden arruinarse con la lenta desintegración que produce la lejanía.
      Gracias y besos.

      Eliminar
  5. Un relato fantástico, emotivo, con una dosis de sublime realismo en el desenlace. El tiempo y la distancia no pueden mantener con brillo los días de ese abril. Solo el propio corazón guarda el tesoro como una reliquia para la intimidad de los recuerdos.
    ¡Qué bien escribes, Mirella !

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta bucear en lo emotivo, en plantear conflictos que son comunes a todos, como un modo de reflexionar "qué hubiera hecho yo si..." y llegar a la conclusión de que lo mejor es soltar todo a su debido tiempo.
      Gracias por tu lindo comentario, Fanny.
      Abrazote.

      Eliminar
  6. Hermoso relato lleno de palabras que te transportan. Que belleza soñar, que inmenso lo breve e intenso.
    Que hermoso!!
    Gracias por tantos colores.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y te agrego qué hermoso es soñar y más con un tipo como el de la foto, el inspirador de la historia.
      Gracias a vos por leer y dejarme tus sensaciones.
      Besos, Dana.

      Eliminar
  7. Que bonito relato me senti tan cerca de los protagonistas imagine verlos charlar animadamente en ese bar.
    Que bien escribes Mirella atrapas al lector.
    Me gustaria animarme a escribir algo parecido...algo que vivi y se quedo guardado.

    Saludos y abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Euge, animate y ponete a escribilo, sos un verdadera poeta y vas a lograr expresar eso que querés transmitir.
      Me da un gusto enorme que te atrapara la historia.
      Un gran abrazo, linda.

      Eliminar
  8. Escribes tan bien que disfruto de cómo y de lo que escribes. Atrapas por el modo y por la forma, se puede visualizar tu relato, imaginamos el lugar y los personajes sin necesidad de que los describas. Me ha caido bien el joven que ha despejado un poco el gris. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gozo que vengas, quedes enganchada con lo que publico y te vayas saltibrincando.
      Sos una seguidora fiel, estás siempre con tu comentario cálido, casi desde que abrí el blog hace seis años. Te lo agradezco mucho, querida Ester.
      Un abrazo nocturno.

      Eliminar
  9. Precioso relato Mirella, en el presente somos lo que hemos vivido. Te digo lo mismo que te dicen, escribes de lujo.He disfrutado leyéndote y me has traído a la mente bellos recuerdos.
    Feliz noche amiga. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucho gusto que la historia te haya traído lindos recuerdos y también que la disfrutaras.
      Todo lo vivido, las resoluciones que tomamos... o no, hacen a lo que somos.
      Gracias, Carmen, un abrazo.

      Eliminar
  10. Maravillosa historia, Mirella. A veces, el amor precisa de brevedad para pasar a la eternidad. Narración perfecta, Mirella. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho los elogios, David. Ese tipo de amor, o mejor dicho, de deslumbramiento, no va a persistir en el tiempo con la misma intensidad.
      Otro abrazo grande.

      Eliminar
  11. ·.
    Tres semanas resumidas deliciosamente. Hilas bien y mantienes la atención. Perfecta escritora.
    Un abrazo

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres semanitas pueden resumirse sin mayores complicaciones y en un texto breve que no aburra al lector.
      Siempre agradecida por tus palabras.
      Un gran abrazo, Alfonso.

      Eliminar
  12. Es bellísima, pura poesía. Me ha emocionado tanta ternura, tanta sensibilidad. Te felicito.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un honor recibir este comentario de una escritora excelente como vos, te lo agradezco mucho, Ana.
      Hace mucho que no publicas, seguramente estarás dedicada a la escritura, y si es así, me alegro ¡y adelante!
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  13. Que bonito
    A mi tampoco me gustan las despedidas

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más en este caso, con una relación que viene bien pero no puede seguir por la distancia continental.
      Qué bueno que te gustara, Chaly.
      Gracias y besos.

      Eliminar
  14. Bien hilvanas Mirella para que sigamos leyéndote. Resumida historia que dejó buen recuerdo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy bastante escasa de ideas pero me pone muy contenta de que lo que publico te guste y sigas leyéndome. Gracias, Laura.
      Besos.

      Eliminar
  15. Recuerdo tres encuentros tal y como los describes... en los dos primeros no fui yo, estaba en otras, y en el último, ya llegué tarde. La despedida fue cruel. pero, ¿sabes qué? lo peor o lo mejor de todo, es que no me arrepiento de nada. Sonrío.
    Un apunte más, que le sumo a mi línea de vida;)

    Gracias por este escrito, una vez de sencilla empatía en la que mi vida, se cruzó con la línea cruzada de la palma de tu mano...

    Un abrazo grande, mi gran Dama de las letras.
    No es por halagarte... pero todavía no he leído a nadie capaz de superarte en lo que me transmites.
    Es lo que hay.
    Y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que arrepentirse de las experiencias vividas, forman parte de lo que somos hoy. Placer y dolor van de la mano o se alternan, es bueno recordar esos momentos desde la distancia, soltarlos y, como hacés vos, sonreír.
      Me dejaste un comentario valioso para mí, gracias por participarme de cosas personales y por lo que te producen mis historias, a veces mínimas, como esta.
      Fue estupendo encontrarnos en el mundo caótico de la web.
      Un abrazo enorme y todo mi afecto, querida Zarcita.

      Eliminar
  16. Es un placer leer tus cosas, Mirella, no dejes de publicarlas nunca. No importa lo que cuentes, siempre te queda una página impecable. Tus textos tienen la magia de la belleza y el don de provocar emociones por medio de las palabras. Hay sensaciones y frases espléndidas que parecen inmejorables. Un relato precioso. Te felicito, Mirella.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejaste toda ancha con tu hermoso comentario, Ariel. Como estoy escribiendo poco y cosas breves, tengo la impresión de que no tienen la fuerza de otros relatos más largos y trabajados de años atrás. Pero este período es así y debo respetar lo que me pasa con la escritura. Por eso agradezco profundamente tus palabras.
      Un gran abrazo, compañero de letras.

      Eliminar
  17. Y ella quiso dejar todo hasta ahí, para que cada vez que lo recuerde, sea siempre un soñar hermoso... La entiendo, porque a veces uno quiere forzar, estirar el idilio y la caga jaja
    Te dejo un abrazo, Mirella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estirar lo que la distancia va a destruir es todavía más doloroso que el corte definitivo, donde el recuerdo permanece inalterable y embellecido por la idealización de lo que no conocimos a fondo.
      Gracias, Julio, un abrazo fuerte y buen viernes.

      Eliminar
  18. Qué bello Mire. Me ha encantado. Me alegra más ver la fecha en que fue escrito. Parece que las palabras siempre llegan, aunque a veces se tarden. En verdad lo he disfrutado muchísimo.
    Me hizo un poco de gracia eso de la calidez de enero, acá ha sido un enero de aires helados, y mi garganta no me ha dejado de dar lata.

    Te abrazo muy fuerte. Beeesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debes ser el único que mira la fecha en que fue escrito el texto, querido Gildo.
      De vez en cuando surgen algunas ideas, pero que no dan para historias largas o más elaboradas. Tampoco me preocupo mucho porque creo que los blogs están agonizando y ahora, con el cierre de Google+, esa decadencia se acelerará.
      Me da gusto que te fueras conforme con lo leído.
      Beeesos y abrazos, amigo.

      Eliminar
  19. Que buena historia. No sé si es real, pero suena que sí. Es tan cálido tu relato que pide volver a leerlo. Y tiene un final justo, deja la ilusión a flor de sueños y esperanzas. Como siempre un aplauso bien fuerte.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de darme cuenta de que te di una respuesta equivocada. Me hice un lío bárbaro con el relato Medusa, que presenté al concurso El Tintero de Oro y pensé que te estaba contestando a ese texto.
      No es una historia real, solo puse algunas pinceladas de mi propia historia, que nací en una pequeña ciudad a los pies de los Apeninos.
      Me complace que la hayas disfrutado.
      Besos, Mariarosa.

      Eliminar
  20. Que placer leer y, sobre todo, releer este relato Mirella,... creo que lo me más me gustó es el tempo que empleaste,... lento y pausado, paladeando los recuerdos, ...
    Bello, realmente bello. Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema con un dejo romántico-melancólico, que pide un desarrollo pausado para la evocación.
      Gracias por tu comentario, Norte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. La historia de amor me encantó.
    Cómo siempre, salgo de aquí con una sonrisa.
    Besos 😀

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da un gran gusto que disfrutes de mis letras y más todavía que salgas con una sonrisa.
      Un abrazo, Karin.

      Eliminar
  22. Un relato breve pero intenso. Con la belleza que sabés darle a las reflexiones. La protagonista de esta historia de amor, —porque eso es, sin duda—, vive intensamente el tiempo que le toca gozar sabiendo que no es posible que perdure en la distancia y prefiere la perfección del fin antes que forzar lo que inevitablemente se irá desvaneciendo.
    ¡Con la belleza de todos tus relatos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Osvaldo, gracias por dejarme tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Cuando los días vividos han sido buenos lo mejor, si ha de haber distancia importante de por medio, mejor dejarlo y guardar esos bonitos recuerdos para siempre.
    Me encanta como has explicado el relato

    Un abrazo Mirella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los buenos recuerdos nos acompañan siempre.
      Gracias y besos, Esme.

      Eliminar
  24. Dicen que lo bueno si breve, dos veces bueno. Quizás una cuarta semana no hubiera dado lugar a estas maravillosas descripciones.
    Qué placer leerte, Mirella.
    Un abrazo y feliz semana.

    Pd.- En Google+ te dejé un comentario para que dejes miguitas en el camino. No quiero perderte de vista cuando desaparezca. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... después de un mes ya se entra en otra dimensión.
      Te contesté en Google+, yo me quedo en Bloguer y si estás en los seguidores te llegarán las notificaciones de lo que publico. Siempre recibo las tuyas.
      Un fuerte abrazo y gracias por tu lectura, Pilar.

      Eliminar
  25. Hello Everybody,
    My name is Mrs Sharon Sim. I live in Singapore and i am a happy woman today? and i told my self that any lender that rescue my family from our poor situation, i will refer any person that is looking for loan to him, he gave me happiness to me and my family, i was in need of a loan of $250,000.00 to start my life all over as i am a single mother with 3 kids I met this honest and GOD fearing man loan lender that help me with a loan of $250,000.00 SG. Dollar, he is a GOD fearing man, if you are in need of loan and you will pay back the loan please contact him tell him that is Mrs Sharon, that refer you to him. contact Dr Purva Pius, call/whats-App Contact Number +918929509036 via email:(urgentloan22@gmail.com) Thank you.

    ResponderEliminar
  26. Encuentro algo en la medicina herbal que es bueno compartir aquí con cualquier persona que padezca una enfermedad como el VIH, el herpes, la hepatitis, la diabetes o la enfermedad de Lyme crónica, también el lupus. El Dr. Itua a base de hierbas hizo curar mi VIH y me dio la esperanza de que él curé todos los tipos de enfermedades que le creí. Hago lo mejor de mí mismo que puedo hacer, fui a un programa en África occidental sobre moda, por otro lado, era VIH positivo. Atravieso un pueblo cercano para nuestro programa y luego encontré un aviso en el cartel que dice que el Dr. Itua Herbal Center luego le pregunté a mis colegas sobre todo acerca de este hombre llamado Dr. Itua. Ella me dijo que él es un médico de hierbas y que puede curarlo todo. tipo de enfermedad, caminé hacia él y le expliqué que soy estrangulador. Me preparó la medicina herbal y me dijo cómo beberla durante dos semanas. Cuando llego a la habitación de mi hotel, la miro. dice una oración antes de beberla, sin saber, después de dos semanas fui a la prueba y descubrí que era negativo. Corrí hacia él para pagarle más, pero él se niega y dice que debo compartir sus obras para mí en todo el mundo para que las personas enfermas puedan hacerlo. ver también Estoy escribiendo mucho sobre él esta temporada, así es como me curé al tomar medicina herbaria del Dr. Itua. Es un hombre cariñoso con un corazón piadoso. Bueno, todo lo que decidí fue bien para mí y cómo vas a tratar este nuevo aspecto de tu vida. No tienes que sufrir solo, y está bien pedir ayuda. Tampoco tiene que ser un demonio constante, ya que conocerás a tu cuerpo ya ti mismo de una manera mucho más profunda que la mayoría de las personas. Aprovecha esto, ya que te ayudará a apreciar Africa Herbal Made.
    Información de contacto del Dr. Itua.
    Correo electrónico ... drituaherbalcenter@gmail.com / info@drituaherbalcenter.com.
    Número de Whatsapp .... + 2348149277967

    ResponderEliminar